pmorales@giraffeideas.com

pmorales@giraffeideas.com

Cirugía cardiovascular

Válvula aórtica: para qué sirve y qué puede fallar

vávula aórtica

A lo largo de los últimos artículos hemos hablado de las diferentes válvulas del corazón: la válvula mitral, la válvula tricúspide y la válvula pulmonar. Por eso, en este artículo haremos un especial enfoque de la válvula aórtica.

La válvula aórtica funciona como una puerta entre el ventrículo izquierdo y la aorta, la arteria más importante del cuerpo humano, pues es la responsable de distribuir la sangre oxigenada a todos los rincones del cuerpo.

Entonces la válvula se abre para dejar salir la sangre oxigenada, que está bombeando el corazón hacia la arteria y luego se cierra para impedir que regrese al ventrículo izquierdo. Así, después de cada contracción esta cavidad vuelve a quedar vacía para recibir sangre del próximo latido.

Como hemos visto en textos anteriores las válvulas pueden presentar fallas y enfermedades. En general estas condiciones se dividen en dos grupos. Por un lado se encuentran las afecciones que impiden que la vávula se abra adecuadamente, y, por el otro lado, están aquellas que no permiten que se cierre bien. A la primera de estas se les llama estenosis y a las segundas, regurgitación o insufciencia.

Las enfermedades de la válvula aórtica pueden ser hereditarias, congenitas o adquiridas. Las primeras son las que son transmitidas bien sea por la madre o el padre a una persona. Las segundas son condiciones que afectan el desarollo del feto y que, por esto, se presenten fallas desde el nacimiento. Finalmente, se encuentran las adquiridas, que son las condiciones que pueden resultar por efectos de otras enfermededades, por el consumo de algunos medicamentes o por el desgaste propio de la válvula.

Estenosis de la válvula aórtica

Esta enfermedad se presenta cuando las válvas de la válvula aórtica se engrosan, se vuelven rígidas o hasta llegan a fusionarse. Esto lo que provoca es que se estreche la abertura de la válvula y que, por lo tanto, no permita que fluya la suficiente sangre a la aorta y de esta manera que el corazón deba esforzarse mucho más para lograr oxigenar todos los órganos del cuerpo.

Síntomas

La estenosis de la válvula aórtica puede presentar varios niveles de gravedad. Cuando la abertura no se ve significativamente afectada lo más probable es que el paciente no manifieste síntomas. Sin embargo, cuando la estenosis llega a estados avanzados es posible que las personas comiencen a sentir algunas alteraciones en su organismo.

Algunas señales de fallas en la válvula aórtica son:

  1. Soplo cardíaco que el médico puede percibir gracias a su estetoscopio.
  2. Dolores incapacitantes por unos minutos, principalmente cuando la persona ha realizado actividad física.
  3. Nauseas.
  4. Desmayos.
  5. Falta de aliento después de hacer esfuerzo físico.
  6. Palpitaciones. Sensación de un corazón que late muy rápido.
  7. La falta de apetito, puede ser una señal de alerta.
  8. Cuando se presenta en los niños es difícil que suban de peso.

Cuando la estenosis de la válvula aórtica está presente en una persona por un tiempo prolongado, esto puedo causar debilitamiento del corazón, que a su vez puede provocar una insuficiencia cardíaca. En estos casos, los síntomas que puede presentar el paciente son:

  1. Dificultad para respirar.
  2. Fatiga.
  3. Edemas.

Insuficiencia valvular aórtica

Como se mencionaba al inicio de este documento hay afecciones que impiden que la válvula aórtica cierre adecuadamente. Este es el caso de esta condición que permite que la sangre se devuelva al ventrículo una vez el corazón ya ha bombeado para que esta vaya a distrubuir oxígeno y nutrientes a los distintos órganos.

Síntomas

Similar a lo que sucede con la estenosis es muy problable que los pacientes que presentan esta condición no tengan señas claras de que algo está fallando en sus corazones. Generalmente los síntomas se hacen presentes cuando la persona lleva varios años padeciendo la condición y sus efectos se hacen presentes.

En este sentido, las señales que puede presentar una persona de insuficiencia valvular aórtica son muy similares a las de la estenosis.

Tratamientos

Los tratamientos terapéuticos de las enfermedades de la válvula aórtica dependerán de la gravedad de la afección, si el paciente tiene síntomas y si la condición empeora con el tiempo.

En el caso de condiciones leves es probable que el cardiologo supervise regularmente la condición, que se hagan cambios en el estilo de vida y que se tomen algunos medicamentos para reducir los riesgos de que la enfermedad siga avanzando.

Con el pasar de los años es probable que se requiera una cirugía, bien sea para reparar o reemplazar la válvula.

Por otro lado, en el caso de que la falla de la válvula aórtica sea grave, el cirujano cardiovascular recomendará la realización de una cirugía inmediata.

Para solicitar una cita con el cirujano cardiovascular el Dr Javier Dario Maldonado haga click aquí

Cirugía cardiovascular

La Válvula pulmonar: cuál es su función y enfermedades más comunes

válvula pulmonar

La válvula pulmonar es una de las cuatro válvulas del corazón. Es la encargada de transportar la sangre que no ha sido oxigenada, desde el ventrículo derecho al pulmón. En este sentido, primero se abre durante la sístole (contracción del ventrículo) para permitir que la sangre vaya a la arteria pulmonar y luego se cierra durante la diástole (cuando el ventrículo se relaja) para impedir que esta se devuelva.

Entre las enfremedades de la válvulas, las presentes en la válvula tricúspide y la válvula pulmonar, son las más excepecionales.

A continuación, hablaremos de las posibles afecciones que puede presentar la válvula pulmonar.

Estenosis valvular pulmonar

Esta enfermedad, generalmente se presenta cuando nace el bebé. Lo que ocurre en estos casos es que la válvula pulmonar o la parte de la arteria pulmonar que se encuentra inmediatamente debajo de la válvula se encuentran estrechedas. Esto disminuye el espacio para que la sangre pueda fluir de manera adecuada desde el ventrículo hasta los pulmones, donde irá a recoger oxígeno.

¿Por qué se presenta la estenosis valvular pulmonar?

Si se presenta en un bebé al nacer, esta relacionada con un problema en el desarrollo fetal; si el problema se presenta en un adulto, lo más probable es que esté asociada con un episodio de fiebre reumática o con una endocarditis.

¿Cuáles son los síntomas que presenta un paciente?

Es problable que cuando halla una falla en la válvula pulmonar la persona pueda vivir mucho tiempo sin presentar síntomas. Sin embargo, los efectos prolongados de este problema pueden hacer que las personas tengan los siguientes signos de alerta:

  • Se quedan sin aire cuando hacen ejercicio.
  • Se sienten permanentemente cansados.
  • Pueden sentir dolores en el pecho de manera esporádica.
  • Presentan desmayos.
  • La piel puede tener un color azulado.
  • En los bebés se dificulta que aumenten de peso.
  • Tener un soplo cardíaco.

Por ser una condición que se presenta desde el desarrollo fetal, la intervención quirúrgica, en la mayoría de los casos, se realiza cuando los pacientes están alrededor de los 5 años.

Insuficiencia pulmonar

Esta enfermedad es la incapacidad de la válvula pulmonar de evitar que el flujo de sangre no se devuleva al ventrículo y generalmente está asociada con la hipertensión pulmonar.  En la mayoría de los casos es asintomática pero su falla constante puede contrubuir a una dilatación del ventrículo derecho, que obliga al corazón a realizar más esfuerzo. Sin embargo, es poco frecuente que esta condición complique el cuadro clínico de una persona.

¿Cómo se detecta?

La insuficiencia pulmonar suele detectarse gracias a un exámen físico o a una ecocardiografía Doppler, que se le ha solicitado al paciente por otras razones. Esto quiere decir que la persona consulta al médico por otros síntomas y cuando se realizan estos exámenes se detecta dicha condición.

¿Cuál es su tratamiento?

El procedimiento terapéutico para esta condición es controlar la hipertensión pulmonar, que es la causante de la insuficiencia pulmonar. En muy pocas oportunidades se repara o reemplaza la válvula.

¿Qué es la hipertensión pulmonar?

Seguramente, usted se está preguntando qué es la hipertensión pulmonar y cómo esta afecta la válvula pulmonar.

Pues bien, la hipertensión pulmonar es una enfermedad poco común, en la cual las arterias que llevan sangre del corazón a los pulmones se estrechan. Esto provoca que la presión sanguínea sea más alta, esto se traduce en una mayor tensión y esfuerzo que debe realizar el ventrículo derecho, que hace que este aumente de tamaño. Esta dilatación y mayor trabajo, puede llegar a debilitar el ventrículo, lo que impdide que pueda bombear la sangre necesaria hacia los pulmones.

¿Cómo se puede detectar?

Se requiere de un examen muy completo del paciente, una prueba de esfuerzo, una historia clínica profunda y un análisis de múltiples síntomas, que permitan descartar otras enfermedades.

En el examen físico el médico estará pendiente de:

  1. Sonidos anormales en el corazón.
  2. Examinar la vena yugular, para ver si hay congestión o ensanchamiento.
  3. Verificará si hay retención de líquidos.
  4. Analizará el color de las uñas y se cerciorará de que no estén azuladas.
  5. Otras enfermedades que puedan estar causando la hipertensión pulmonar.

¿Cuál es el tratamiento para las afecciones de la válvula pulmonar?

El tratamiento terapéutico dependerá de la causa de la hipertensión, esta puede ser muy distinta para cada paciente. Sin embargo, en la mayoría de los casos suele incluir:

Como puede observar las enfermedades relacionadas con la válvula pulmonar son poco comunes. No obstante, si usted presenta cambios o síntomas es vital que consulte con su médico para que este lo guíe con la mejor forma de proceder.

Cirugía cardiovascular

Válvula Tricúspide, su función, sus fallas y tratamientos

Valvula tricuspide

La válvula tricúspide es una de las cuatro válvulas del corazón. Al igual que la válvula mitral es la encargada de separar la aurícula del ventrículo, pero en su caso del lado derecho.

Su principal función es abrirse para que la sangre que se encuentra en la aurícula derecha fluya al ventrículo derecho. Luego la válvula tricúspide se cierra para evitar que la sangre se devuelva y pueda continuar su recorrido hacia la arteria pulmonar que lleva la sangre para que esta sea oxigenada.

¿Qué es la insuficiencia de la válvula tricúspide?

La insuficiencia de la válvula tricúspide se presenta cuando esta válvula no se puede cerrar adecuadamente y por lo tanto permite que la sangre se devuelva a la aurícula derecha.

¿Cómo se detecta esta enfermedad? 

Es poco común que los pacientes presenten síntomas de esta condición cuando está no se encuentra en una etapa avanzada. Por eso, lo normal ha sido que cuando los pacientes consultan por otros motivos o llegan a cierta edad se hagan algunos exámenes de rutina donde se detecte algunas fallas en el corazón.

También, los médicos según la historia clínica del paciente y lo que manifiesta en consulta pueden decidir explorar la posibilidad de problemas de la válvula tricúspide.

Otra enfermedad de la válvula tricúspide

La estenosis:

Esto ocurre cuando la válvula tricúspide se estrecha o se obstruye, impidiendo que la sangre puede fluir al ventrículo derecho.

Algunas de las señales de alerta de fallas en la válvula tricúspide son:

  1. Historia familiar de fallas en válvula tricúspide.
  2. Fatiga.
  3. Incapacidad para hacer ejercicio.
  4. Pulso en el cuello.
  5. Edemas.
  6. Hipertensión pulmonar.
  7. Debilidad.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Algunos factores de riesgo que pueden provocar fallas en la válvula tricúspide son:

  • La fiebre reumática.
  • Las infecciones como la endocarditis.
  • Cuando afecta el ventrículo derecho y por lo tanto altera la válvula tricúspide.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hipertensión pulmonar.
  • Enfermedad cardíaca congénita.
  • Radiación.

Tratamiento

El proceso terapéutico para las enfermedades de la válvula tricúspide dependerá de qué tan grave es la condición, de si el paciente presenta síntomas y si con el paso del tiempo esta está más grave.

En general, si el paciente no presenta síntomas que estén afectando su vida cotidiana no se le hace ningún tratamiento, simplemente se le hacen controles permanentes que permitan determinar si la condición ha avanzado y si es necesario proceder de otra manera.

Sin embargo, cuando las afecciones están impactando a la persona se recomienda hacer un reemplazo o una reparación de la válvula tricúspide que permite al paciente retomar su vida.

La decisión de hacer la cirugía contempla otros factores:

  1. La gravedad de la falla de la válvula.
  2. La edad del paciente.
  3. El estado general de salud de la persona.
  4. Si se requieren otras intervenciones en el corazón para tratarlas al mismo tiempo en una misma cirugía.

Por supuesto, la reparación será la primera opción que se contemple, pues esta tiene menor riesgo de infección, evita la toma de anticoagulantes para el resto de la vida y es menos invasiva que un reemplazo válvular.

Ahora bien, no siempre es posible reparar la válvula y, por lo tanto, se hace necesario poner una prótesis mecánica o biológica que detenga el deterioro general que puede estar causando la falla valvular al  corazón.

Después del tratamiento

La idea de una cirugía cardiovascular es que el paciente pueda tener una vida normal. Por eso, después del tratamiento lo ideal es que la persona haga ejercicio, coma saludable y tenga buenos hábitos de sueño que le permitan tener una larga vida.

Dependiendo del tipo de válvula que le han puesto, mecánica o biológica, el paciente tendrá unos cuidados y recomendaciones específicas. Por ejemplo en el caso de las válvulas mecánicas la persona estará siempre anticoagulada, por lo tanto, es importante que no tome bebidas alcohólicas, que permanezca lejos de objetos corto punzantes y que siempre esté cerca de un puesto de salud.

Por otro lado, las válvulas biológicas requieren controles médicos muy estrictos, pues es posible que estas comiencen a fallar a los 15 años de haber sido incorporadas.

Sin importar cuál sea el caso, bien sea que no debe tener una intervención quirúrgica, que le corresponda una cirugía cardiovascular de reparación o de reemplazo de la válvula tricúspide, el paciente debe tener controles permanentes con el cardiólogo quién puede verificar que todo esté en orden.

Para una cita con el cirujano cardiovascular el Doctor Javier Dario Maldonado haga click aquí

Cirugía cardiovascular

Válvula mitral: ¿cuál es su función y sus principales fallas?

valvula mitral

La válvula mitral es una de las cuatro válvulas del corazón. En promedio tiene 2.5 cm de ancho, está formada por dos membranas y está ubicada entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo.

Su principal función es abrirse para que la sangre que se encuentra en la aurícula izquierda fluya al ventrículo izquierdo. Luego la válvula mitral se cierra para evitar que la sangre se devuelva y pueda continuar su recorrido hacia la aorta, y luego hacia el resto del cuerpo.

 ¿Qué puede fallar en la válvula mitral?

Prolapso valvular mitral

A esta enfermedad también se le conoce por su sigla PVM. Esta se produce cuando una de las dos membranas (llamadas valvas) de la válvula se engrosan y los músculos que las sostienen son demasiado largos. Esto no permite que la válvula se pueda cerrar correctamente.

El PVM es una de las enfermedades valvulares más comunes y a la vez más difícil de detectar, pues la mayoría de las personas no presentan síntomas.

Sin embargo, existen algunas alertas que permiten detectar posibles fallas

  1. Se percibe un sonido de clic seguido de un soplo.
  2. Falta de aliento, especialmente al acostarse.
  3. Cansancio
  4. Taquicardia (excepcionalmente).
  5. Dificultad para respirar después de hacer ejercicio.
  6. Dolores en el pecho.

En general los casos de PVM no son graves, las palpitaciones irregulares y dolores en el pecho no llegan a ser incapacitantes. Sin embargo, es importante que esté monitorizado por su médico y que informe siempre que va a tener una intervención odontológica o quirúrgica para que le indiquen el mejor protocolo para llevarla a cabo.

Regurgitación mitral

Comúnmente llamada insuficiencia mitral, es cuando la válvula mitral no cierra adecuadamente y esto permite que la sangre se devuelva a la aurícula izquierda. En etapas iniciales, lo más probable es que no tenga efectos en la vida cotidiana de las personas. No obstante, esta condición, a largo plazo puede provocar aumento en la presión de los pulmones y que el corazón se agrande.

Las causas más reconocidas de esta condición son:

  1. Fiebre reumática en la niñez.
  2. Lesión de la válvula después de un infarto.
  3. Endocarditis infecciosa.

Como se mencionaba anteriormente los síntomas se muestran cuando esta falla se ha presentado por un periodo de tiempo largo y entre estos se encuentran:

  1. Falta de aliento.
  2. Respiración agitada.
  3. Cansancio
  4. Dolor en el pecho.
  5. Latidos irregulares.
  6. Tos

Cuando la regurgitación mitral se encuentra en estados avanzados es necesario hacer una cirugía cardiovascular de reemplazo de válvula, mecánica o biológica según sea el caso.

Estenosis mitral

La estenosis de la válvula mitral es cuando en esta se presenta un estrechamiento o una obstrucción. Esto causa que la válvula no pueda abrirse correctamente y, que por lo tanto, la sangre no fluya de la aurícula al ventrículo.

Esta enfermedad está íntimamente ligada con el envejecimiento y la acumulación de calcio en el anillo que rodea la válvula.

Al igual que las enfermedades que hemos mencionado anteriormente, esta no presenta síntomas notorios, sin embargo, algunas señales de alerta son:

  1. Tos con secreción rosada.
  2. Cansancio
  3. Infecciones respiratorias.
  4. Latidos irregulares.
  5. Dificultad para respirar cuando se duerme y después de hacer ejercicio.
  6. Edema
  7. Voz ronca o áspera .

Cuando la enfermedad se presenta de forma leve y sin causar mayores daños al paciente es posible que el cirujano cardiovascular evite la cirugía mientras la persona esté monitoreada y con controles regulares.

Sin embargo, cuando los efectos pueden afectar la salud del paciente se recomienda una cirugía para la reparación o el reemplazo de la válvula.

En todos los casos presentados con anterioridad el cirujano solo recomendará una intervención quirúrgica si observa que el riesgo de no hacer nada es mayor que el riesgo de la cirugía. De lo contrario recomendará al paciente otros tratamientos terapéuticos.

Es importante que usted sea consciente de esto, pues no siempre la cirugía es la mejor opción. Confíe en el equipo que lo está asesorando, tome las medidas necesarias y viste regularmente a su médico para que este le de las indicaciones y las recomendaciones apropiadas según si su enfermedad ha avanzado.

Para una consulta con el Doctor Javier Maldonado haga click aquí

Cirugía cardiovascular

Hipertensión ¿Qué es y por qué hay que tenerla controlada?

hipertensión

Para comenzar a hablar de hipertensión arterial primero es importante entender que es la tensión arterial.

La tensión arterial es la presión que ejerce la sangre a las paredes de los vasos sanguíneos cuando esta circula. La presión es diferente en dos momentos: uno cuando el corazón late, la presión sistólica, y otra cuando el corazón se relaja, presión diastólica.

La tensión arterial varía de acuerdo con las actividades que esté realizando la persona. En este sentido, será diferente si se está en reposo, en actividad física, si hace frío, si se acaba de comer, si se están consumiendo algunos medicamentos, si se está alterado o si se está durmiendo.

Sin embargo, estas variaciones deben estar en unos rangos que se consideran normales, pues fuera de ellos algunos órganos pueden empezar a presentar problemas.

¿Cuáles son los rangos de tensión arterial óptimos?

PRESIÓN SISTÓLICA PRESIÓN DIASTÓLICA
ÓPTIMA <120 <80
NORMAL <135 <85
NORMAL ALTA 135-139 85-89
ALTA >140 >90

 

En este escenario ¿qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial es una enfermedad que consiste en que la presión arterial está más alta de lo normal. Según el cuadro anterior, es una presión que está por encima de 135 en la presión sistólica y 85 en la presión diastólica.  

¿Cuáles son los efectos de la hipertensión?

Lo primero que sucede es que las paredes de las arterias se comienzan a endurecer y esto hace que el espacio para el flujo sanguíneo sea cada vez más reducido. Esto a su vez, impide que la sangre circule de manera adecuada hacia cada unos de los órganos del cuerpo y que por lo tanto el corazón deba aumentar el esfuerzo que realiza para garantizar que todo el cuerpo reciba el oxígeno suficiente.

A este endurecimiento de las arterias se le conoce como: arterioesclerosis.  

También, puede presentarse un aneurisma, ya que la hipertensión puede provocar que las arterias se debiliten y forme una protuberancia, que con la presión constante puede llegar a romperse. En estos casos, sobre todo cuando el aneurisma se presenta en la aorta, la persona puede desangrarse y morir en cuestión de segundos.

Además, debido a al esfuerzo extra que debe hacer el corazón, en muchas ocasiones hace que  el ventrículo izquierdo se engrose y se endurezca también. Esto a largo plazo puede provocar un infarto, una insuficiencia cardíaca o una muerte súbita.

El cerebro es otro gran afectado de la hipertensión, ya que en muchas ocasiones la arterioesclerosis no permite que llegue el oxígeno necesario a esta parte del cuerpo lo cual puede causar: accidentes cerebrovasculares, demencia, deterioro cognitivo leve, entre otros efectos.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión?

A la fecha de desconocen las causas de la hipertensión, no obstante se registran unos factores comunes en las personas que presentan esta enfermedad.

Algunos de estos factores no es posible cambiarlos, porque están relacionados con la edad, el género, la raza y la herencia genética.

Sin embargo, otros factores si se pueden controlar. Mientras las personas decidan cambiar algunos hábitos podrán reducir la hipertensión, estos son:

  1. Dieta no balanceada.
  2. Tabaquismo
  3. Alcoholismo
  4. Consumo de drogas ilícitas como la cocaína.
  5. Medicamentos que afectan la tensión arterial.
  6. Anticonceptivos orales.

Tratamiento para la hipertensión

Todo tratamiento de hipertensión empezará por invitar al paciente a modificar sus hábitos cotidianos. Para esto deberá llevar una dieta saludable, hacer ejercicio, reducir el consumo de sal, no beber alcohol y dejar el cigarrillo.

Muchos pacientes diagnosticados con hipertensión que bajan de peso y cambian su estilo de vida, no deben tomar medicamentos. Si la persona, a pesar de haber adquirido unos nuevos hábitos continúa con la tensión alta, el médico le recetará medicamentos que debe tomar de manera constante para evitar los efectos mencionados anteriormente.

También es cierto, que algunos pacientes no logran cambiar su forma de ser y por lo tanto, el médico optará por darle fármacos para reducir el riesgo.

Lo importante es hacer un llamado de atención frente a esta enfermedad que en la mayoría de veces es silenciosa. Como ha podido ver en este artículo es muy sencilla de prevenir e incluso de revertir cuando ya está presente. En sus manos está su salud, no permita que esta enfermedad controle su vida, tome las riendas y haga los cambios necesarios para estar mejor.

Photo by John Jackson on Unsplash

 

Cirugía cardiovascular

Caminar: el mejor ejercicio para fortalecer el corazón.

caminar2

Así es, caminar es uno de los mejores ejercicios que se puede realizar si quiere fortalecer su corazón. Hacerlo a un buen ritmo y de manera regular combate los principales riesgos de las enfermedades cardiovasculares: el sedentarismo, la obesidad, la hipertensión y la diabetes.

Además, activa la circulación, tonifica la masa muscular, relaja y pone de buen ánimo. Mejor dicho, cuando se trata de caminar parece que no hubiese desventajas.

¿Qué le pasa al cuerpo cuando decides caminar?

Primero es importante reconocer que al cuerpo le gusta moverse, por eso, cuando empieza a caminar muchos aspectos del organismo se activan y hacen que cada vez se tenga una mejor salud.

  1. El corazón se hace más fuerte.

Recuerda que el corazón es un músculo hueco y, como tal, es susceptible de ser más fuerte. Entonces, con cada paso que se da al caminar se contribuye para que las cavidades de este aumenten ligeramente de tamaño. Esto, a su vez, permite que la cantidad de sangre que se bombea sea mayor, y por lo mismo que se transporte más oxígeno y otros nutrientes a todos los tejidos y órganos.

  1. Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes

Los expertos han determinado que caminar por lo menos 5 veces a la semana durante 30 minutos, acompañado de una dieta bien balanceada puede reducir en un 50% el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2.

  1. Es más efectivo que correr para reducir el colesterol LDL (malo)

Esto se debe a que caminar con un paso rápido ayuda a elevar los niveles de colesterol HDL (bueno) en el organismo.

Caminar es el primer remedio que se debe tomar cuando hay altos niveles de colesterol.

  1. Mejora la elasticidad de las arterias.

La elasticidad de las arterias permite que la sangre circule haciendo menos presión a las arterias, lo que se traduce en una disminución de la presión arterial.

  1. Las personas se vuelven más inteligentes

La simple actividad de caminar permite que aumente el flujo de sangre que está irrigando el corazón, por eso llegará más oxígeno al cerebro y este, por supuesto, lo agradecerá.

Después de una caminata de 30 minutos las personas podrán concentrase más y estarán más activos que si permanecen descansando en el sillón.

¿Cómo se debe caminar para tener resultados?

La gente suele pensar que como caminar es algo natural no se necesita una técnica para empezar a hacer de esta una actividad física. Sin embargo, si se busca ir más allá si es fundamental aplicar algunos principios para que el ejercicio sea más efectivo.

A continuación, le explicamos lo que debe hacer para caminar sea beneficioso.

  1. Eleve un poco el mentón, alargue el cuello y lleve los hombros un poco hacia atrás.
  2. Doble los codos y permita que estos se mueve con cada paso que da.
  3. Trate de sentir que la fuerza de cada paso sale de su abdomen, manténgalo siempre adentro, pero permítase respirar comodamente.
  4. El paso debe empezar por el talón, luego con el arco y terminar con la punta.

Al principio es normal sentirse raro y que esta no es una forma natural de caminar. Pero tenga presente que usted está haciendo ejercicio y que por lo tanto la exigencia es mayor que cuando hace una caminata natural.

¿Qué pasa si tengo problemas de corazón?

Si este es su caso con mayor razón debe hacer de caminar un estilo de vida. Sin embargo, es muy importante que antes de implementar cualquier actividad física lo hable con su cardiólogo y discutan el grado de dificultad que podrá tener.

También, se recomienda tener un sistema que controle los latidos para que usted pueda verificar que se encuentra en el rango adecuado. Lo interesante de algunos de estos dispositivos es que se pueden conectar a ciertas aplicaciones para ver el histórico de lo que ha sucedido en su organismo.

Finalmente, en el momento de caminar aproveche para relajarse y meditar, piense en cosas positivas, en lo que le espera en el día, si lo hace en la mañana, o todo lo que puede agradecer si lo hace al caer la noche. Regálese esos minutos y sepa que con cada paso está fortaleciendo su corazón, mejorando su salud y encontrando armonía en su vida.

Photo by Arek Adeoye on Unsplash
Cirugía cardiovascular

Síntomas que pasan desapercibidos cuando el corazón está en problemas

síntomas

Existe la creencia de que no hay síntomas cuando el corazón falla. De hecho, muchas personas creen que los eventos agudos, como un infarto, son de un momento para otro y que no hubo señales previas para indicar que algo andaba mal.

Esta premisa no es del todo cierta, lo que sí es verdad es que en varias ocasiones los pacientes que presentan irregularidades en su organismo, debido a su corazón, se acostumbran a vivir con ciertas dolencias y por no encontrarlas como asuntos mayores dejan de consultar al médico y continúan su vida sin hacer cambios que les permitan mejorar su condición.

Por eso, hemos creado este artículo para contarle los síntomas más comunes que presentan las personas cuando tienen problemas en el corazón, para que usted esté pendiente de su cuerpo y pueda consultar al médico a tiempo.

  1. Apnea del sueño y problemas respiratorios

Es común que las personas presenten trastornos respiratorios cuando se encuentran dormidos. Uno de lo más conocidos y a los que menos atención se les pone son los ronquidos. Por otro lado, está la apnea del sueño que se presenta cuando el organismo deja de respirar brevemente.

Tal vez, los ronquidos y la apnea del sueño no son síntomas de que tu corazón está fallando, pero sí que lo afectan considerablemente, pues este se ve forzado a bombear con más fuerza y aumentar su potencia, lo que a largo plazo lo puede ir deteriorando.

Muchas personas no saben que presentan apnea del sueño, por eso, si después de dormir una buena cantidad de horas siente que no ha descansado es bueno consultar a un médico que controle esta afección y pueda hacerle seguimiento al corazón.

  1. Fatiga o falta de aire

Este es uno de los síntomas más comunes cuando las personas están presentando deficiencias en el sistema circulatorio.

Lo que suele ocurrir es que cuando la persona realiza un esfuerzo físico siente fatiga o falta de aire. Esto sucede porque el corazón no puede bombear la cantidad de sangre adecuada y por lo tanto hay una disminución de oxígeno.

Esta sensación puede durar unos minutos y una vez la persona entra en reposo sentir que se ha recuperado totalmente. Esto puede ser contraproducente porque la persona cree que son episodios aislados o que no tiene buen estado físico.

Por eso, es muy importante tener una actividad con la que podamos medir nuestro rendimiento, puede ser subir 5 pisos de un edificio. Al notar un cambio en nuestra respuesta y si presentamos fatiga o falta de aire, cuando antes no, es importante pedir una cita médica.

  1. Disfunción eréctil

Hoy en día cualquier paciente que presente disfunción eréctil se considera una persona con una afección cardiovascular hasta que no se demuestre lo contrario.

Esta patología se presenta cuando hay un estrechamiento o un endurecimiento de las arterías, esto impide que el flujo de sangre llegue adecuadamente al pene y por lo tanto a los hombres se les dificulta tener una erección.

Las arterias del pene son más pequeñas que las que llegan directamente al corazón, por eso es normal que este síntoma se presente mucho antes de que se pueda percibir una deficiencia en el corazón.

Es importante mencionar que algunos hombres por vergüenza no aceptan o hablan de su disfunción, también es probable que pierda la libido, por este motivo hacemos un llamado de atención para que tanto hombres como mujeres estén atentos a la varaciones de la actividad sexual en pareja y que se den la oportunidad de tener un diálogo abierto al respecto.

  1. Piernas hinchadas

Otro de los sintomas que se presenta y que suele pasar desapercibido es cuando las piernas se inflaman o hinchan.

Generalmente, cuando las extremidades se hinchan al nivel de no poderse poner los zapatos se habla de un edema o de una retención de líquidos. Esto ocurre cuando el corazón no bombea suficiente sangre que permita eliminar las tóxinas que se encuentran en el organismo, acumulándose principalmente en piernas y manos, pues son las partes del cuerpo más alejadas el corazón.

Es cierto que no siempre la retención de líquidos está asociada con problemas cardiovasculares, muchas veces se presenta en viajes con cambios de clima y dieta. Sin embargo, no está de más un chequeo del corazón cuando sea frecuente este tipo de sintomas.

Photo by rawpixel on Unsplash

Sin categoría

10 datos curiosos del corazón

datos curisos

Si es de los que le gusta sorprender a sus amigos con datos curiosos, este artículo está diseñado para usted. A continuación, le contaremos cosas del corazón que tal vez jamás se hubiera imaginado.

  1. Hay una parte del cuerpo que no recibe sangre

En realidad hay varias partes del cuerpo que no reciben sangre como las uñas y el pelo, pero solo hay unos tejidos vivos que no son irrigados y son los de las córneas.

Las córneas son la parte frontal transparente del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del ojo. Además, son las encargadas de proteger el iris y el cristalino.

Para que no necesiten sangre se producen unos líquidos en el interior de estas que se llaman humor acuoso, donde también se encuentran otros nutrientes disueltos. Por otro lado, en el exterior las lágrimas y los nutrientes de la conjuntiva las protegen.

  1. Después de festivos se presentan más eventos agudos del corazón

Las estadísticas de personas que ingresan a los hospitales por eventos agudos en el corazón aumentan los días que proceden a las fiestas. Esto quiere decir que los lunes y los días después de Navidad y año nuevo son las fechas en las que más se reciben pacientes que mueren por infartos cardíacos.

La teoría detrás de este acontecimieto dice que es posible que las personas confundan los síntomas con acidez estomacal y que por eso postergen la visita a la clinica.

¿Qué nos eseña este punto de los datos curiosos? Si se siente mal acuda al médico no espere porque puede ser demasiado tarde.

  1. Los hombres y las mujeres sienten diferente un infarto

Otro de los datos curisoso es que las mujeres y los hombres, por lo general, tienen síntomas diferentes a la hora de presentar un infarto.

Es común que el género femenino presente nausas, dolor en los hombros o en la espalda y sensación de indigestión. Por otro lado, los hombres sienten el clásico dolor opresivo en el pecho.

Por supuesto, que esto no es una generalidad, y por lo tanto no debe tomarse literal. Algunas mujeres sienten dolor en el pecho y algunos hombres sienten nauseas. Recuerda este artículo solo muestra algunos datos curiosos.

  1. El yoga le hace bien al corazón

Las terapias alternativas muchas veces no son bien vistas o recomendadas. Sin embargo, varios estudios han demosrtrado que las personas que practican yoga mejoran su condición cardíaca.

Esto se debe a múltiples factores, en primera medida cualquier actividad física le viene bien al corazón, en segunda instancia la respiración es muy importante en esta práctica por eso gracias a ella se hace más fácil la oxigenación. Por último, los estados meditativos también ayudan a reducir el estrés, que es una de las principales causas de las enfermedades cardíacas.

  1. La risa, también previene enfermedades del corazón

Así es, otro de los datos curiosos es que, al igual que el yoga reirnos de manera constante y energética ayuda a mejorar condiciones cardíacas y a prevenir que estas se presenten.

Cuando una persona se ríe genuinamente, se distensiona y esto permite reducir la presión arterial. Cuando esta disminuye quiere decir que para el corazón es más fácil hacer su trabajo. Asimismo, una persona alegra presenta niveles de estrés mucho más bajos.

  1. Más educación mejor salud cardiovascular

Diferentes estudios han demostrado que las personas con corazones más saludables, pertenecen a poblaciones con niveles de educación más altos.

Aunque la lógica permite pensar que entre más educado tu corazón estará mejor, hay que leer con perspicacia, pues esto no tiene que ver con la sabiduría o la inteligencia. Por el contrario, seguramente esto está relacionado con las condiciones sociales en las que nace una persona, el tipo de alimentación que recibe y el estrés por la supervivencia. En este orden de ideas, las personas con poder adquisitivo mayor, pueden tener una educación superior, pero, también, mejores condiciones de vida

Estos son algunos datos curiosos del corazón y su salud. Diviértete con tus familiares y amigos demostrándoles cuánto sabes de uno de los órganos más importantes del ser humano, seguro que sorprenderás a más de uno.

Photo by Isaac Benhesed on Unsplash

Cirugía cardiovascular

Futuro ¿Qué le espera a la cirugía cardiovascular en unos años?

futuro

Es un hecho que en el panorama de la era digital la medicina juega un papel muy importante. Grandes avances tecnológicos están encaminados a solucionar asuntos que tienen que ver con la salud y el campo de las cirugías es sin duda uno de lo más relevantes en esta materia, pues crea las pautas para el futuro.

Ahora, si nos enfocamos en la cirugía cardiovascular, esta sí que representa una de las ramas donde la visión a futuro y las nuevas tecnologías aportan ventajas imposibles de cuantificar, ya que en gran parte de los casos la vida depende del éxito de las intervenciones.

Por eso, desde tiempos históricos los profesionales de la salud, que se han enfocado en el corazón, han buscado herramientas y técnicas para poder brindar soluciones cada vez más efectivas a las afecciones de este órgano. Tal es el caso, de la esternotomía, la circulación extracorpórea, las prótesis valvulares y las técnicas de cirugía mínimamente invasiva.

Tal es el progreso que se ha vivido en este campo, que muchos especialistas proyectan que en el futuro no se requerirá hacer cirugías cardiovasculares, pues las nuevas herramientas permitirán darle soluciones a las enfermedades del corazón, por medio de instrumentos diminutos y sin la necesidad de abrir al paciente.

Aunque este escenario es esperanzador, todavía faltan algunos años y tecnologías para lograrlo. Sin embargo, esto no quiere decir que la medicina no esté ya un paso en el futuro ofreciendo alternativas y soluciones para hacer de la cirugía cardiovascular un proceso menos invasivo y riesgoso.

A continuación, mencionamos algunos de estos avances.

  1. Aprendizaje virtual

Generalmente se cree que el aprendizaje virtual está reservado para todas las áreas del conocimiento menos para la medicina. Esta no es un creencia descabellada, pues es normal que los médicos antes de entrar en contacto con un paciente de manera independiente hayan tenido contacto los posibles escenarios, de la mano de un maestro que les indique la forma de proceder.

Por eso, hablar de educación virtual en medicina puede sonar novedoso y al mismo controversial, pues muchas personas estarán en contra de suprimir el contacto real y físico a la hora de aprender.

Es claro que la medicina no puede transformar por completo su metodología de aprendizaje, pero sí que es cierto que puede hacer uso de herramientas digitales y de las telecomunicaciones para crear plenarias con médicos cirujanos en todo el globo terráqueo que puedan dar sus visiones, sus conocimientos y contar sus experiencias, sin necesidad de estar presentes físicamente, y, con esto, reducir los elevados costos de producir y asistir a un simposio en un país lejano.

Así mismo, gracias a la tecnología, hoy en día se pueden grabar cirugías especiales que sirvan de aprendizaje para las nuevas generaciones. Por supuesto, que la intención de estas no seria suponer que los estudiantes ya conocen el procedimiento y pueden realizarlo solos, sino que tengan otras alternativas para instruirse y que puedan aprender de la experiencia de otros.

  1. Simuladores en docencia

Como se mencionaba, la práctica del aprendiz de cirugía sucede con un paciente real mientras es supervisado por un cirujano con más experiencia. Frente a esta técnica el futuro está mostrando una nueva metodología y son los simuladores. Estos son unas máquinas que por medio de diferentes técnicas: animadas, robotizadas o computarizadas pueden imitar la respuesta de un paciente en una cirugía cardiovascular.

Así, los estudiantes pueden empezar a practicar mucho más temprano, con la certeza de que no pondrán en riesgo la vida de alguien. Además, muchos de estos mecanismos tienen inteligencia artificial por lo que con cada experiencia integran más información que le permite a la máquina tener un espectro muy amplio capaz de simular lo que podría suceder en la vida real.

  1. Cirugías previas en un corazón virtual que permiten prever el futuro

Por último, queremos mencionar en este artículo los avances que ha realizado el equipo de investigación Biomedical Signal Processing and Artificial Intelligence Laboratory de Uninorte, quienes a través de rayos X toman imágenes del corzón o de una parte específica de este, para luego procesarlas una por una y crear una imagen 3D que se pueda manipular.

Esta tecnología es muy interesante, porque a diferencia de los simuladores la imagen que se obtiene es una reproducción exacta del corazón del paciente que se va a tratar. Por eso, su principal intención es que los cirujanos puedan realizar una cirugía previa, para anticiparse a los erroes, las respuestas del corazón y las arterias, sin necesidad de abrir o entrar en contacto con la persona que presenta la enferemedad.

Esta técnica, minimizará el riesgo de cualquier intervención y al igual que las opciones antes mencionadas, demuestran el futuro que no solo le espera a la cirugía cardiovascular sino a otros campos de la medicina.

Photo by Pietro Jeng on Unsplash

Cirugía cardiovascular

Infarto: ¿qué es, cuáles son sus causas y cómo prevenirlo?

infarto

Un infarto se puede definir como la obstrucción de los tejidos que forman un órgano, o una parte de él, debido a la interrupción del riego sanguíneo de la arteria o las arterias correspondientes; conduce a la muerte o necrosis de los tejidos.

Esto quiere decir que varias partes de nuestro cuerpo pueden sufrir de un infarto, por ejemplo el cerebro, el intestino, el riñón o, el de corazón (quizás el más conocido) entre otros.

Ahora, cuando hablamos de un ataque cardíaco o un ataque al corazón, nos referimos puntualmente a un infarto de miocardio, donde por lo general un coagulo bloquea una de las arterias coronarias, lo que impide que llegue la sangre a una parte del músculo cardíaco, lo que provoca, a su vez, que algunas células mueran.

Generalmente, se cree que el infarto de miocardio es un acontecimiento súbito que no se puede predecir y que por lo tanto llega sin avisar. Sin embargo, estudios han demostrado que esto no es de esta manera y que de hecho los pacientes presentan algunos síntomas que se convierten en alertas y advertencias, que podrían prevenir un evento agudo.

Síntomas previos a un infarto.

Aproximadamente un mes antes de que se presente un infarto, el paciente puede sentir dolor en el pecho o dolor abdominal, presentar dificultad para respirar y tener palpitaciones irregulares. También, puede disminuir su presión arterial y en algunos casos hasta perder la consciencia.

Otros síntomas más comunes al día a día, pueden ser tener dolor de espalda, náuseas y vómito estos, por ser más cotidianos, suelen pasarse por alto, se confunden con otras enfermedades y dolencias, lo que deriva en que pocas veces se relacionan con problemas coronarios.

Por esto, es muy importante que las personas estén atentas a los cambios que perciben en su cuerpo y que consulten al médico lo antes posible, ya que con esto se puede prevenir un evento agudo y súbito. También, es vital reconocer las señales que nuestro organismo emite y no pasarlas por alto; para así mismo comunicárselas al médico de cabecera quien sabrá interpretarlas adecuadamente y remitir al cardiologo si lo considera necesario.

¿Cuáles son las causas de un infarto?

  1. Consumir tabaco

Al consumir tabaco se producen algunas particulas que se pegan a las paredes de los vasos, estas con el tiempo comienzan a generar una placa que obstruye las arterias y las adelgaza, lo que impide que haya un flujo adecuado de sangre.

Además, el consumo de tabaco es la causa de otras enfermedades, como el cáncer de pulmón, por lo que evitar su comsuno es una de las decisiones más inteligentes para cuidar la salud y la calidad de vida.

  1. Edad avanzada

Entre más años tenga una persona, más expuesto ha estado a comidas altas en grasa y consumo de sustancias nocivas. Asimismo, cuando las personas comienzan a sentirse mayores dejan de hacer ejercicio, argumentando cansancio, dolor e impotencia para hacerlo. En este sentido, se convierten en personas sendetarias y esta es otra de las causas de un posible infarto. El sedentarismo es causante de varias enfermedades y cuando se adopta como estilo de vida se convierte en algo muy difícil de cambiar, por lo que se recomienda sin importar la edad no llegar a este punto.

  1. Obsesidad

El sobrepeso, sobre todo cuando alcanza un grado de obsesidad aumenta de manera muy significativa la probabilidad de tener diferentes problemas de salud y las enfermedades cardiovasculares no son ajenas. Particularmente en el caso del infarto de miocradio, la obesidad puede provocar índices altos de colesterol LDL y diabetes mellitus.

  1. Sedentarismo

Cuando el cuerpo está en movimiento quema calorías y evita el aumento de peso. Por el contrario, cuando se encuentra inactivo lo que sucede es que todo lo que comemenos, que no es metabolizado, se acumula y comienza a obstruir las arterias.

  1. Estrés

El estrés es una manera que tiene el cuerpo de reaccionar ante una situación de difícil procesamiento a nivel social, esto lleva a que el organismo reaccione de formas diferentes, a veces la presión arterial sube, o es difícil respirar, esto puede desencadenar un infarto. Vale la pena aclarar que el estrés por sí solo no produce el infarto, sino que puede ser el detonante de un cuerpo con otros problemas.

Como evitar un infarto.

La forma más sencilla de evitar algún tipo de infarto es cuidarse y asistir periódicamente al médico. Tener cuidados como: alimentarse bien, evitar la sal y las carnes rojas e hidratarse con agua.

Asimismo hacer ejercicio aeróbico, en lo posible 4 veces a la semana y buscar espacio para relajarse con actividades como yoga o meditación.

Recuerde que sin importar la edad estos consejos pueden servirle para evitar un infarto.

Para solicitar una cita de cirugía cardiovascular con el Dr Javier Maldonado, haga click aquí.