pmorales@giraffeideas.com

pmorales@giraffeideas.com

Cirugía cardiovascular

Peligros de informarse con el doctor Google

Doctor Google

Al momento de saber que usted sufre una dolencia, es común que busque informarse sobre sus síntomas, su enfermedad, posible tratamiento, cirugía y posterior recuperación. Esto es algo muy común y no está mal, usted tendrá la tendencia a preguntar a amigos y conocidos, que usted crea que pueden saber del tema, sobre las causas de sus problemas y soluciones viables para su caso.

Hoy en día, aparte de buscar información entre los conocidos, lo normal es indagar con el doctor Google, ser que todo lo sabe y todo lo tiene, y si bien es cierto, que seguramente encontrará la información que usted está buscando, y más; también es cierto que la calidad de la información que encuentre puede no ser del todo veraz, o quizás no sea tan fácil de entender y pueda llevar a malas interpretaciones. Algunos de los problemas que se presentan cuando hacemos búsquedas de información médica o de una enfermedad o cirugía con el doctor Google son las siguientes:

Aumento de ansiedad

Al momento en que usted decide recurrir al doctor Google para buscar sobre su cirugía cardiovascular o su enfermedad, la ansiedad va aumentar, sus miedos se van a incrementar, esto debido a que puede caer en un círculo vicioso en el que busca saber más y más. Seguramente encontrará todo tipo de comentarios, pues en internet no hay un filtro que determine quién puede o no escribir sobre un tema, esto hará que se encuentre no solo con fuentes médicas, sino también con pacientes, personas que escriben desde sus experiencias, lo que los lleva a hablar desde sus vivencias. Recuerde que cada persona es diferente, al igual que sus cirugías y procesos de recuperación. Por eso, no es bueno compararse o hacer caso a las experiencias de otras personas.

Información vaga del doctor Google

Otro de los grandes problemas es no saber buscar información, o encontrarse con información que no ha sido avalada o confirmada por equipo médico, esto es muy común en internet pues no hay un ente médico que se encargue de revisar todas las publicaciones. Es así como usted puede encontrarse con: datos o porcentajes que no son reales, con tratamientos que se comunican como milagrosos, remedios caseros para mejorar la salud, y un sinfín de otros artículos, que usted no podrá llegar a confirmar.

Ahora, si usted está altamente familiarizado con el internet e igual desea investigar por este medio sobre su enfermedad o cirugía cardiovascular, le damos algunos consejos para tener en cuenta:

  • Sea consciente que la información en Internet es vaga y que cada ser humano es un caso diferente.
  • Procuere leer artículos largos, pues seguramente estos han tenido una investigación para desarrollarlos.
  • Puede , también , investigar en páginas de hospitales, sociedades médicas o de médicos reconocidos, como: http://www.javierdariomaldonado.com/
  • Lea por lo menos 3 artículo de un mismo tema y haga un análisis holístico de lo que leyó para hacerse una idea general.
  • En este mismo sentido, pase el menor tiempo posible buscando información específica, esto permitirá informarse sin agobiarse.
  • Escriba en un papel o celular todas las preguntas que le surjan, al enfrentarse a artículos o información que destaquen y llamen más su atención; para luego en su cita médica preguntar a su doctor al respecto.

Por último, recuerde que el doctor Google no es un médico real, nunca va a remplazar un diagnostico veraz dado por un doctor especializado de carne y hueso que pueda auscultarlo, hacerle preguntas y examinarlo en vivo y en directo, todo lo anterior de una manera adecuada y correcta; si usted confía ciegamente en Internet puede caer en el peligro de auto medicarse o aun peor no atacar su problema como es debido.

Así que, lo mejor ante las dudas y miedos que tenga, lo cual es perfectamente normal y entendible, es acudir a su médico de cabecera, él sabrá explicarle de una manera que usted entienda y logré disipar sus inquietudes. Con este información directa podrá enfrentar su enfermedad o cirugía cardiovascular de una forma, informada, segura y tranquila.

Tenga por sentado que el personal médico que esté a cargo de su caso o cirugía, buscará la forma de que enfrente esta experiencia de la mejor manera y eso es algo que el doctor Google podrá hacer por usted.

Photo by Edho Pratama on Unsplash

Cirugía cardiovascular

El contacto con la naturaleza es fundamental para la recuperación

Naturaleza

Generalmente el enfoque y aproximación que se hace frente a la recuperación de los pacientes que han sufrido una cirugía cardiovascular es muy técnico. Por eso, es normal que se hable de la alimentación, del ejercicio, del cuidado de la herida y de los cambios de hábitos. Por el contrario, muy pocas veces pacientes, familiares y médicos se detienen a pensar en la importancia del contacto con la naturaleza para que el organismo se pueda recuperar más rápido.

Pero, este no era el escenario que se vivía hace un siglo; las ciudades eran más pequeñas y esto permitía desplazarse a un lugar aislado de la civilización de manera sencilla.

Así, era normal que a las personas se les recomendara un paseo por el bosque, ir a un lugar aislado por unas semanas, cambiar de altura y tomarse un baño termal.

Hoy en día, son más los médicos que vuelven a reconocer la importancia del contacto con la naturaleza para la salud, y por lo mismo, recomiendan ciertas actividades para los procesos de recuperación después de una cirugía cardiovascular.

Los principales beneficios del contacto con la naturaleza son:

  1. Elementos básicos para la salud con menos contaminación.

Para nadie es un secreto que cuando estamos lejos de la ciudad todos los elementos básicos están menos contaminados. Esto quiere decir, que el aire que respiramos y el agua que tomamos son más limpios, entre más distantes estén de las urbes.

Sin lugar a duda, una recuperación consumiendo agua limpia y respirando aire puro será benéfica para cualquier ser humano, ya que, cuando se le da lo mejor al cuerpo este tiene mejores elementos para restaurarse.

  1. La naturaleza reduce el estrés

El ritmo de la naturaleza es contagioso, lo mismo que el tiempo vertiginoso que se vive en la ciudad. Las dinámicas de cada uno de los ambientes se impregnan en las personas y por eso es normal que en las ciudades la gente viva de manera más acelerada, mientras que en los lugares rurales la gente se tome todo con más calma.

Ahora, los altos niveles de estrés es una de las causas de sufrir del corazón, por lo que es probable que la vida de un paciente con una intervención cardiovascular tienda a ser estresante.

Entonces, para este tipo de personas, tener su recuperación cerca de la naturaleza puede ser muy beneficioso, podrán alejarse de las preocupaciones diarias y disminuir notablemente el ritmo.

Para las personas extremadamente aceleradas, activas y estresadas, el contacto con la naturaleza puede ser impactante, pues no están acostumbradas a vivir así. Estos casos son los más críticos y por lo mismo son los que más esfuerzo deben hacer para cambiar su estilo de vida.

  1. Cambia el metabolismo

Una caminata por el bosque reduce la presión sanguínea, disminuye la concentración de cortisol, baja los niveles de glucosa en la sangre, se reduce la actividad cerebral prefrontal y equilibra la actividad nerviosa. En otras palabras, trae excelentes beneficios para la salud, ya que cuando estos factores están elevados de manera constante suelen tener repercusiones en la salud.

También, un tiempo acostado en el pasto, rodeado de un río y árboles puede ayudarle a disminuir la ansiedad y aquietar los pensamientos nocivos.

Ahora, si para usted no es posible viajar y alejarse de la ciudad es importante que sepa que, cualquier contacto con la naturaleza puede ayudarlo. Esto lo demuestra el estudio realizado por el científico, Roger Ulrich  quien observó el impacto que tenía la habitación en la que eran ubicados los pacientes después de una cirugía. Para esto tomo a 46 pacientes, a 23 de ellos los puso en una habitación sin ventana y a los otros 26 los ubico en un cuarto con vista a la naturaleza. Los resultados que obtuvo fueron sorprendentes. Las personas con ventana  estuvieron menos tiempo hospitalizadas, recibieron menos comentarios negativos por parte de los enfermeros y tomaron menor cantidad de analgésicos.

Esto demuestra que es bueno contemplar y tener contacto con la naturaleza después de una cirugía cardiovascular. Por eso, revise su presupuesto, háblelo con su familia y busque la opción que mejor se ajuste a sus necesidades, para disfrutar algo de la madre tierra durante su recuperación.

Photo by WestBoundary Photography chris gill on Unsplash

Sin categoría

¿Qué leer durante la incapacidad de una cirugía cardiovascular?

Incapacidad

Luego de una cirugía cardiovascular es importante que el cuerpo se recupere y se fortalezca para enfrentar de nuevo los trajines del día a día. Durante la estancia hospitalaria y después, en casa durante la incapacidad, el paciente debe enfocarse en sanar completamente y por eso, es importante reducir el ritmo de vida y tomar el tiempo necesario de descanso.

Para algunos de los pacientes es un gran reto ya que, están acostumbrados a estar en constante movimiento, para otros será más sencillo, pero si no encuentran una actividad lo suficientemente entretenida tenderán a quedarse dormidos durante el día, y esto puede ser contraproducente para dormir plácidamente en la noche.

En cualquiera de los dos escenarios, una excelente opción es contar con libros entretenidos que le permitan distraerse y que también cultiven al paciente intelectualmente y con ello lograr superar la etapa de incapacidad.

Por eso, a continuación, el lector encontrará el top 3 de libros que le recomendamos leer durante el postoperatorio de una Cirugia Cardiovascular.

  1. Lo que queda del día (Kazuo Ishiguro)

Es una novela ambientada en Inglaterra, a mediados de los años veinte, que a través de los ojos de un mayordomo reservado y templado nos cuenta una historia conmovedora, hilarante y contradictoria.

Stevens, mayordomo, narrador y protagonista, ha trabajado al servicio de Lord Darlington gran parte de su vida. Un día, su amo muere y empieza a trabajar para el señor Farraday, quien le da permiso para unas pequeñas vacaciones, que Stevens toma para recorrer Inglaterra en coche y reclutar a la señorita Kenton, quien trabajó con él en el pasado como ama de llaves, pero que abandonó sus labores para casarse con el señor Benn.

Durante su viaje, Stevens trae a la luz, recuerdos y momentos de sus años trabajando para Lord Darlington, en los que se refleja el nazismo de su amo, el valor del servicio y una relación conflictiva e íntima entre él y la señorita Kenton.

¿Por qué leerla?:

Kazuo Ishiguro obtuvo el premio Nobel de Literatura 2017 y en esta obra ya se puede ver el esplendor de su destreza, donde el narrador es un personaje limitado e incapaz de expresarse, lo que pareciera imponerle una camisa de fuerza al autor, quien logra sortearla magistralmente para contar una gran historia.

Descubra las habilidades literarias de este autor durante su incapacidad.

  1. El imperio eres tú (Javier Moro)

Apreciado lector, no se deje asustar por la magnitud de esta obra, a simple vista parece robusta y larga, pero solo resta comenzar a leerla para dejarse cautivar y no querer detener la lectura.

Este libro nos invita a acompañar a su protagonista Pedro I, emperador de Brasil, en sus múltiples aventuras amorosas de las que resultaron más de 120 hijos, recorrer los paisajes más hermosos, entender el verdadero origen de los carnavales, vislumbrar las razones de la futura creación de Brasilia, en la relación que entabló con Leopoldina, la primera esposa del rey que siempre tuvo hacia él un amor abnegado, y por supuesto, en las muchas guerras por la libertad.

¿Por qué leerla?:

Para los amantes de las novelas históricas esta es una joya, ya que, podrán aprender muchos datos de la independencia de Brasil gracias a la investigación exhaustiva de su autor Javier Moro. Con este libro usted sentirá que la incapacidad es corta.

  1. El arte de la felicidad (Dalai Lama y Howard Cutler)

Este libro parte de una idea principal, el propósito de todo ser humano es la búsqueda de la felicidad. Esto trae beneficios al individuo, a su familia y a la sociedad.

Así, en este libro, el Dalai Lama tiene una conversación con el psicoterapeuta Howard Cutler, sobre dicha búsqueda, para crear una obra que integra una visión de la esencia de ser, entregada por el Dalai lama y el análisis occidental, gracias al segundo autor.

Algunos lectores, podrán sentir rechazo al pensar que es un libro de autoayuda pero, si le dan la oportunidad podrán encontrar en este un mensaje muy trascendental para sus vidas.

¿Por qué leerlo?

Es un libro optimista ideal para momentos donde el ánimo está bajo durante la incapacidad. Por eso, si usted se encuentra recupérandose de su cirugía cardiovascular, se siente triste o deprimido, podrá encontrar en esta obra palabras de aliento que le permitirán comprender su esencia.

Ahora es su turno ¿qué otros libros considera deben estar en el listado? Nos encantaría que comparta con los lectores sus recomendaciones.

Photo by kazuend on Unsplash

Cirugía cardiovascular

¿Cómo acompañar y apoyar a un familiar sometido a una cirugía cardíaca?

familia

Es común creer que el evento más importante de un familiar con una condición cardíaca es propiamente la cirugía cardiovascular. En el imaginario de las personas, en este momento se resuelve definitivamente el problema y, por lo tanto, todo aquello que sucede después se entiende como una simple recuperación de la estancia hospitalaria.

Esta noción, por supuesto, desconoce el valor del cuidado postoperatorio y los beneficios que este trae a largo plazo para el paciente.

Y es precisamente en este momento donde el apoyo de la familia, y de seres queridos que viven con el paciente, se convierte en un eslabón fundamental para la recuperación.

Por eso, a continuación, encontrará información útil que le permitirá entender la situación a la que se enfrentará con su familiar y cómo usted puede ayudar.

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

Para empezar, vale la pena ser consciente del tiempo total que puede tomar la recuperación de una cirugía cardiovascular.

En promedio, el cuerpo toma entre 6 y 8 semanas en sanar, y este es el tiempo donde el paciente demandará más atención y ayuda.

CUIDADO DE LA CICATRIZACIÓN

Es muy importante cuidar las incisiones que se han realizado sobre el familiar y garantizar que estas no se infecten. Dependiendo del tipo de cirugía, la persona podrá tener cicatrización en el pecho, una de las piernas o en el brazo.

Para eso debe estar pendiente y tener en cuenta que:

  1. La incisión siempre esté seca y limpia
  2. Verificar que la herida no esté roja y/o caliente al tacto
  3. Mirar que los puntos estén cerrados, para evitar filtraciones debajo de la piel.
  4. La limpieza de la cicatriz debe hacerse con agua y jabón (si el médico no ha recomendado un producto especial) y se debe secar con pequeños golpes, nunca frotando la herida.

La temperatura del paciente debe estar por debajo de 38°C, por eso, debe verificar todos los días su temperatura y controlar que no tenga fiebre, dado el caso, consulte con el médico.

Para más información sobre qué hacer después de una cirugía cardiovascular le recomendamos descargar aquí una guía.

TOMARSE LA RECUPERACIÓN CON CALMA

Las personas que son muy activas en su vida cotidiana, generalmente tienen dificultades para descansar después de una cirugía cardiovascular. Por eso, a pesar del dolor que pueden sentir, quieren moverse más de lo recomendado, sentirse útiles y no pedir ayuda a los familiares.

Esto puede ser contraproducente, ya que es vital que la energía se enfoque en la recuperación, que las personas no hagan movimientos que puedan abrir la herida del esternón y que, además, realicen todas las rehabilitaciones recomendadas por el Médico Cirujano.

En estos casos, su papel como familiar es fundamental para controlar al paciente. Invitarlo a descansar, aconsejarle no trabajar o estresarse, y ayudarlo con todas las actividades que requieran esfuerzo, especialmente movimientos bruscos de brazos y levantar objetos pesados.

TERAPIAS DE REHABILITACIÓN

Las terapias de rehabilitación son vitales para que los pulmones y el corazón se recuperen completamente. Imagine los músculos de las piernas de una persona que no ha caminado en muchos años, están débiles y no podrán responder igual que alguien que camina todos los días. Por eso, si esa persona quisiera volver a caminar lo primero que tendría que hacer es ir al gimnasio, fortalecer los músculos y luego si emprender a caminar.

Lo mismo ocurre con los pulmones y el corazón después de una cirugía cardiovascular, están débiles y es importante fortalecerlos para que puedan volver a su estado natural.

Por eso, insista a su familiar para asistir a las citas de rehabilitación en el hospital, si se rehúsa a ir o expresa que ya se siente perfecto. La correcta rehabilitación es fundamental para prevenir futuros episodios cardíacos.

ACOMPAÑAMIENTO EMOCIONAL

Las personas que atraviesan por una cirugía cardiovascular, pueden sentirse abatidos y derrotados. Tener que soltar el control y depositar la vida en las manos de un médico no es fácil. Así mismo, pueden sentirse culpables por el estilo de vida que han llevado y se replantean de forma trascendental su existencia.

Es debido a esto, que su apoyo emocional es muy importante. Entienda los sentimientos que puede estar experimentando y póngase en sus zapatos, si es posible. Invite a la persona a hablar y comunicar sus pensamientos y miedos, escúchelo atentamente y hágale saber que no está solo.

Recuerde, esta situación ha llegado a su vida para enseñarle algo, aprovéchela para aprender a cuidarse y para fortalecer la relación con su ser amado.

También le recomendamos leer la guía para familiares/cuidadores de pacientes con cirugía cardiovascular, haciendo click aquí (próximamente), donde podrá encontrar más información y recomendaciones.

Sin categoría

Reemplazo de válvula ¿Cómo elegir entre biológica o mecánica?

valvula mecánica

Cuando se define que se requiere una cirugía de reemplazo de válvula, el cirujano cardiovascular y el paciente deben decidir cuál es el procedimiento más adecuado.

Hoy en día, existen válvulas biológicas y mecánicas que implican distintas técnicas quirúrgicas, tratamientos terapéuticos postoperatorios y cuidados básicos por parte de la persona. Esto significa, que tanto el cirujano como el paciente deben evaluar múltiples factores que permitan tomar la mejor decisión.

El cirujano debe valorar el origen del paciente, edad, género, edad reproductiva en el caso de las mujeres y actividad laboral, entre otras variables, para sugerir a la persona la mejor alternativa.

Por su parte, el paciente debe tomar consciencia de las implicaciones que cada una de estas opciones conlleva, analizar su estilo de vida, los cambios que está dispuesto a realizar y la proyección de su futuro.

La diferencia principal entre una válvula mecánica y una válvula biológica, es que la primera dura más tiempo, mientras se esté anticoagulado de por vida y la segunda permite que el paciente no esté anticoagulado, pero lo más probable es que haya que realizarse una reintervención para volver a hacer un reemplazo de válvula en un promedio de 15 años.

En la actualidad, las válvulas biológicas están siendo consideradas en pacientes mayores de 65 años, ya que evitan la anticoagulación oral de rutina y porque el desarrollo tecnológico ha permitido tener bioprótesis porcinas y de pericardio bovino, que duran muchos años, causando menor deterioro estructural y disminuyendo la posibilidad de una reoperación. Sin embargo, en pacientes jóvenes, se recomienda la válvula mecánica, ya que esta evita la reintervención quirúrgica.

Ahora, no todo puede ser determinado por la edad, ya que existen otras circunstancias que condicionan la elección de una válvula mecánica.

Deseo de embarazo y reemplazo de válvula

El uso de válvulas mecánicas en mujeres en edad reproductiva debe analizarse a profundidad, ya que los medicamentos de anticoagulación pueden implicar complicaciones para el feto en la etapa de gestación.

Por eso, tanto el paciente como el cirujano cardiovascular deben evaluar dos posibilidades: decidir poner una válvula biológica mientras la mujer queda en embarazo y da a luz; para luego, hacer una reintervención y reemplazarla por una válvula mecánica o poner una válvula mecánica, y sustituir los anticoagulantes orales en las etapas de la gestación donde el feto corre riesgos.

Actividad laboral del paciente

Las personas que están en contacto permanente con objetos cortopunzantes o que tengan altos riesgos de traumatismos, como obreros, entrenadores físicos, deportistas y cocineros entre otros, deben analizar las probabilidades de presentar un accidente y las posibilidades de complicaciones debido al anticoagulante. Si el cirujano o el paciente consideran que los riesgos son altos, la mejor alternativa en estos casos es realizar un reemplazo de válvula biológica.

Ubicación geográfica

Por otro lado, los pacientes anticoagulados presentan riesgo de tener hemorragias debido a golpes, cortadas o accidentes. Por esta razón, si la persona vive en un lugar aislado, lejos de un puesto de salud donde lo puedan atender, también la mejor opción es la válvula biológica.

Estilo de vida

Un paciente con un estilo de vida muy activo, interesado en viajar a lugares inhóspitos, realizar actividades extremas o que no esté dispuesto a dejar de consumir alcohol, debe considerar atentamente la posibilidad de una válvula biológica, ya que esta le permitirá mantener un ritmo más acelerado y con menos control.

Como se puede ver, la decisión a la hora de escoger el mejor procedimiento de reemplazo de válvula para un paciente, requiere de muchos análisis, consideraciones y recomendaciones. La válvula mecánica reduce los riesgos de una segunda cirugía, por lo que se recomienda mucho en pacientes jóvenes. Mientras que la válvula biológica evita la medicación con anticoagulantes orales.

Por eso, es muy importante que el paciente reciba toda la información para tomar la decisión que mejor se adapte a su condición y forma de ser.

También, es fundamental que la persona entienda un reemplazo de válvula con cualquiera de las dos operaciones requiere un cambio en el estilo de vida, adquirir hábitos saludables, cuidar el organismo en general y hacer consciencia de su nueva condición.

Sin categoría

¿Cómo vencer el miedo a la Cirugía Cardiovascular?

miedo cirugía

Es normal que los pacientes y familiares de las personas con indicación quirúrgica para el corazón sientan miedo al conocer la noticia. Es lógico, pues todos sabemos su vital función y ante la posibilidad de que este falle podemos llegar a imaginar escenarios poco alentadores.

Sin embargo, gracias a las investigaciones médicas y al surgimiento de equipos y técnicas de última generación, los riesgos de una Cirugía Cardiovascular han disminuido considerablemente.

Hoy en día, el riesgo de una Cirugía Cardiovascular puede oscilar entre el 2 y 3 porciento, y elevarse hasta un 7% cuando el paciente tiene una edad muy avanzada o presenta otras condiciones médicas que complejizan su cuadro.

Ahora, no es recomendable generalizar y por eso, es muy importante que si usted o un familiar han sido indicados para cirugía entienda muy bien el cuadro clínico, hable con el cirujano y su equipo, para despejar dudas, reducir su miedo y conocer con mayor precisión el riesgo puntual de su intervención.

Si está buscando información para reducir su miedo, tenga en cuenta las siguientes indicaciones.

  1. Encuentre un Cirujano Cardiovascular que le transmita confianza

Ante una Cirugía Cardiovascular lo más significativo es su tranquilidad y la de sus familiares. Por eso, le recomendamos encontrar un cirujano que le transmita confianza, que se tome el tiempo de oír sus preocupaciones y resolver sus inquietudes.

No se deje llevar solo por los títulos, reconocimientos y recomendaciones de otras personas. Asista personalmente a la consulta con el médico y verifique si se siente tranquilo de estar en sus manos.

Durante la consulta asista con un acompañante que le de otra perspectiva y opinión, es probable que usted se sienta sensible y no pueda ser del todo objetivo. Una tercera persona le puede ayudar a entender lo que el cirujano trata de explicarle y ser u apoyo en el manejo del miedo.

  1. Busque un equipo de profesionales de salud que le transmitan seguridad.

Es fundamental que usted comprenda que una cirugía cardiovascular no está en manos únicamente del cirujano. Por eso, en algunas clínicas usted tendrá citas con enfermeras jefe, anestesiólogos y cardiólogos, entre otros, que lo guiarán para comprender la dimensión de su intervención.

Por esto, es recomendable sentir confianza y tranquilidad con todos los profesionales de la salud que le harán seguimiento a su proceso.

Comuníquele a las enfermeras jefes su miedo y confíe en lo que le informen, su rol es prestarle una atención humana, siempre eficiente, y solo cuando lo consideren necesario lo remitirán a hablar directamente con el cirujano.

Así que, para vencer su miedo, lo invitamos a escoger un equipo de profesionales y a confiar en las indicaciones que ellos le den.

  1. Escoja una clínica que cuente con certificados internacionales y equipos de última generación

Los certificados internacionales de una clínica permiten saber con certeza que, las instalaciones y el personal de un hospital cuenta con los más altos estándares de calidad.

Por eso, siempre será una excelente opción conocer qué clínicas de su ciudad cuentan con estos certificados y solicitar consulta con el médico cirujano que trabaja en esta institución.

Conozca los beneficios de la Clínica Fundación Santa Fe

  1. Sea cuidadoso con la información que encuentra en Internet

Internet es una fuente de información y desinformación. Es debido a esto, que lo invitamos a reducir su necesidad de investigación a través de este medio. Si tiene dudas, hable con la enfermera jefe y pídale fuentes y literatura que pueda consultar. Lo más probable es que cuente con cartillas, guías, artículos y documentos diseñados especialmente para resolver su miedo.

Por último, entienda que usted ha sido remitido a una cirugía cardiovascular para brindarle una mejor calidad de vida, y que es posible que corra más riesgos si no se realiza la intervención. Sabemos que recibir la noticia no es fácil, pero si el personal médico considera que es vital que usted sea operado es porque ya han hecho el análisis pertinente y han determinado que es menor el riesgo de realizar la cirugía.

Recuerde que todo el personal médico involucrado en el proceso desea lo mejor para usted, confiar en ellos es su mejor elección

Photo by Natanael Melchor on Unsplash

 

Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular ¿Es siempre la mejor opción?

cirugia cardiovascular

Generalmente encontramos información sobre las razones por las que es necesario realizarse una cirugía cardiovascular. Sin embargo, no siempre la cirugía es la mejor opción. En cuyo caso el paciente deberá cambiar su estilo de vida, realizarse controles regularmente y tomar los medicamente que le sean prescritos.

Es probable que usted o un familiar lleven algunos meses en recorridos médicos para encontrar la causa de algunos síntomas que está sintiendo. Lo más común es que haya pasado por varias especialidades y que después de muchos exámenes el cardiólogo le haya informado que algo no se encuentra bien en su corazón y que, por lo tanto, será remitido al cirujano cardiovascular.

Llevará usted algunos días imaginando lo que significa esta cirugía y su mente estará creando escenarios preocupantes que se alejan de la realidad.

Finalmente, llega el día de su cita con el cirujano cardiovascular y después de una evaluación exhaustiva se ha determinado que no es necesario someter a su corazón y cuerpo al estrés de una cirugía cardiovascular y que, por tanto, se tomarán otras medidas para controlar y prevenir el avance de su condición.

En ocasiones usted recibirá esta noticia y se sentirá inseguro, pues cree que si no hay cirugía cardiovascular no se está resolviendo su problema y que por ende corre peligro.

Pero si este es su caso, es importante que recuerde que una cirugía es un evento invasivo y que si el cirujano y el personal médico han determinado que no requiere de algún procedimiento quirúrgico es porque existe una alternativa segura y mucho más benéfica para usted.

No olvide que el cirujano siempre velará por su bienestar y que esta es su motivación a la hora de indicarle el tratamiento a seguir. Por eso, es importante que confíe en él y siga las recomendaciones preventivas.

  1. Cambiar hábitos de vida para prevenir una cirugía cardiovascular

Algunas de las fallas del corazón pueden controlarse y prevenirse con un buen estilo de vida. Una correcta alimentación baja en sal, actividad física diaria, reducción de estrés y hábitos correctos de sueño, pueden disminuir significativamente el riesgo de presentar un evento agudo relacionado con su condición.

  1. Controles regulares

Ahora, si usted presenta una condición cardiovascular es importante que asista a controles regulares con su cardiólogo para que este haga un seguimiento y evalúe si hay avances que ameriten una cirugía.

No deje de asistir a estos controles porque se está sintiendo mejor, el cuerpo es de costumbres y suele adaptarse a los síntomas y condiciones, y enviar el mensaje errado de que se ha mejorado. Por esto, a pesar de que usted se sienta bien, permita que sea el cardiólogo quien le indique que puede reducir los controles médicos y continúe yendo hasta tanto no se le indique lo contrario.

  1. Tomar los medicamentos con responsabilidad

Es importante que tome con mucha responsabilidad los medicamentos que se le han recetado. Estos precisamente son los que mantendrán controlado su sistema para regular su condición.

Ponga mucha atención a las contraindicaciones y por ninguna razón ignore estas recomendaciones ya que, el mal manejo de los medicamente puede acarrearle otras complicaciones.

  1. Este atento a cualquier cambio y consulte con su médico de ser necesario

En algunas ocasiones, las condiciones cardiacas avanzan de manera muy lenta y continuada, por lo que pasa y el tiempo y usted no es consciente de los efectos que está tiendo su cuerpo. Por eso, es muy importante poner mucha atención a sus síntomas y verificar regularmente su rendimiento cardíaco.

Esté muy pendiente de dolores en su pecho, mareos u ahogos, ya que estos pueden indicar que su condición ha avanzado.

También, defina algunas metas de acondicionamiento físico y evalúe si está presentando mayor dificultad para realizarlas. Por ejemplo, mida cuántas escaleras logra subir sin agotarse, o cuánto kilómetros trota en media hora. Si presenta cambios drásticos en un par de meses pida cita con su cardiólogo para tener un control.

Como puede ver, no todas las condiciones cardiovasculares requieren cirugía cardiovascular. De hecho, algunas, siguiendo las recomendaciones de los médicos pueden controlarse por muchos años. Si este es su caso, comience a prestarle mayor atención a su cuerpo y sea cuidadoso con él. Es probable que gracias a esto no necesite nunca una cirugía cardiovascular.

Cirugía cardiovascular

¿Las válvulas del corazón se pueden corregir con la cirugía Cardiovascular?

las valvulas del corazón

En este artículo solo se tratará la reparación de las válvulas del corazón, para conocer sobre el procedimiento de reemplazo de válvulas haga click aquí

Causas de enfermedades de las válvulas del corazón

En el pasado una de las principales causas para que se presentaran fallas en las válvulas del corazón era la fiebre reumática, donde una bacteria atacaba los tejidos sanos, principalmente los del corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro. Sin embargo, gracias a los antibióticos hoy en día es poco probable que se presenten brotes de fiebre reumática y las principales causas para que se pueda presentar valvulopatías son:

  1. La degeneración mixomatosa: es un debilitamiento del tejido de la válvula, generalmente de la válvula mitral. Suele presentarse en pacientes de la tercera edad que han sufrido constantes cambios energéticos en el sistema.
  2. La degeneración cálcica: es una acumulación de calcio en las válvulas aórtica y mitral que genera que estas se engrosen y, por lo tanto, comiencen a presentar fallas.
  3. Condiciones congénitas: donde se presenta una válvula aórtica con forma irregular o una válvula mitral más estrecha de lo normal. En estos casos las personas nacieron con estos defectos y en la adultez presentan complicaciones.
  4. Endocarditis infecciosa: es una infección en el endocardio que también puede afectar las válvulas del corazón. Generalmente se presenta en pacientes que han tenido antecedentes de enfermedades del corazón.
  5. Haber tenido un ataque cardíaco.

Síntomas de enfermedad en las válvulas del corazón

Los síntomas de las valvulopatías varían entre pacientes, tipo de condición y qué tan avanzada se presenta la falla. De hecho, algunos pacientes son asintomáticos lo que, en ocasiones, dificulta realizar un diagnóstico a tiempo.

En algunos casos las personas pueden empezar a tener insuficiencia cardíaca, es decir que el corazón no puede bombear suficiente flujo sanguíneo que permita que todo el cuerpo reciba el oxígeno y los nutrientes que necesita. Con ello, se presenta cansancio, dolor en el pecho y ahogo. También pueden aparecer arritmias, donde los latidos del corazón son irregulares, o coágulos sanguíneos.

¿Las válvulas que presentan fallas se pueden corregir?

Cuando las válvulas presentan fallas menores es posible realizar procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, que han sido muy eficaces en el tratamiento de algunas valvulopatías.

A continuación, enumeramos los procedimientos más comunes que permiten corregir las válvulas.

  1. Valvuloplastia: este procedimiento permite abrir una válvula que se encuentra endurecida. Para corregir esta falla se introduce un catéter muy pequeño, angosto y hueco por un vaso sanguíneo de la ingle o la aorta hasta llegar a la válvula. Una vez allí se infla un balón que se encuentra en la punta del tubo hasta que se abren las valvas de la válvula. Una vez abiertas, se desinfla el balón y se retira el catéter.
  2. Reparación plástica: durante esta operación el cirujano corta el tejido anormal de la válvula, una vez sutura esta queda funcionando adecuadamente.
  3. Comisurotomia: a lo largo de esta cirugía se cortan los bordes de las valvas que se han fusionado, para que la válvula vuelva a permitir que el flujo sanguíneo circule perfectamente.
  4. Descalcificación: durante esta cirugía se eliminan las acumulaciones de calcio en las valvas.
  5. Reparación del soporte estructural: este procedimiento se realiza cuando las excrecencias no tienen la longitud adecuada y por lo tanto la válvula no puede cerrarse bien. En la cirugía estas son cortadas si son muy largas o sustituidas si son más cortas.

¿Todas las cirugías de válvulas son mínimamente invasivas?

Hoy en día, con los avances médicos cada vez son menos las cirugías de válvulas que se hacen a corazón abierto. Las últimas tecnologías permiten procedimientos mínimamente invasivos, que realizan incisiones pequeñas para acceder al corazón. Gracias a ellas, los pacientes experimentan menos dolor, el postoperatorio en el hospital es más rápido y la recuperación en casa más cómoda.

Sin embargo, cuando los pacientes presentan alguna de las siguientes condiciones no es posible realizar una cirugía mínimamente invasiva.

  1. Cuando el daño de la válvula es grave, la reparación es delicada y puede llegar a necesitar reemplazo valvular.
  2. Cuando más de dos válvulas se encuentran comprometidas.
  3. Que el paciente presente aterosclerosis u obesidad.

Como puedes ver, las válvulas del corazón se pueden corregir con cirugía cardiovascular y gracias a estos procedimientos el paciente podrá tener un estilo de vida normal y sin futuras complicaciones.

Cirugía cardiovascular

Planear el futuro ¿Cómo hacerlo después la cirugía cardiovascular?

planear el futuro

Recibir la noticia de que es necesario realizarse una cirugía cardiovascular, es un evento que impacta profundamente a las personas y las invita a transformar muchos aspectos de su realidad y comenzar a planear el futuro.

No obstante, cuando pasa el tiempo y el paciente vuelve a sentirse bien, es común que retome el estilo de vida que lo llevó a encontrarse en una situación vulnerable.

Por eso, es fundamental que haga un proceso de reflexión e introspección muy profundo, justo en el momento que su mente se encuentra deseando cambios, para que las decisiones que tome no se queden solo en ideas y palabras, sino que, por el contrario, tengan repercusiones a largo plazo.

Para eso, hemos desarrollado este artículo, que le brindará una guía básica, para comenzar a planear el futuro después de la cirugía cardiovascular.

  • Establecer objetivos

Para que cualquier proyecto sea exitoso es importante definir unos objetivos y el proyecto de vida no es la excepción.

Así, lo primero que debe hacer es una lista de todas las cosas que desea cumplir.

Este plan pretende que, usted pueda organizarse mejor y tener claro qué quiere para usted y su familia, por eso, la invitación es a que sea realista con estos objetivos y que ponga en esta lista solo lo que está seguro de que puede cumplir.

Ejemplos de objetivos:

  1. Grados universitarios para todos mis hijos.
  2. Jubilarme a los 50 años.
  3. Lograr la vicepresidencia en la empresa donde trabajo.
  4. Ascender de cargo en los próximos 2 años.
  5. Tener otro hijo.
  • Definir las actividades que debe realizar para cumplir sus objetivos.

Una vez usted ha definido los objetivos de su vida, es el momento de hacer un listado de las actividades que debe realizar para cumplir cada una de las metas.

Estas actividades pueden realizarse diariamente, mensualmente o anualmente. Sin embargo, la recomendación es hacerlo de forma muy detallada, para que usted tenga pequeños esfuerzos y triunfos que lo estén motivando a cada momento.

Ejemplo de actividades por objetivo.

Objetivo: Lograr la vicepresidencia en la empresa donde trabajo.

Actividades:

Mejorar mi estado de salud

  1. Comer una fruta diaria
  2. hacer ejercicio una vez a la semana
  3. Comer postre solo los domingos

Hacer un curso de liderazgo

  1. Buscar cursos en Internet
  2. Escribir a los tres cursos más interesantes
  3. Inscribirme a un curso de liderazgo
  4. Asistir al curso

Ser el mejor vendedor del año

  1. Revisar el correo electrónico 2 veces al día.
  2. Apagar el celular en reuniones importantes
  3. Vender 3 carros mensuales
  4. Asistir a un curso de herramientas para ventas virtuales
  • Permitirse soñar

Si usted recibió la noticia de que debe hacerse una cirugía cardiovascular, comience a soñar con lo que va a poder hacer una vez se encuentre completamente recuperado.

Imagine cuál es ese sueño que siempre ha querido realizar y que ha pospuesto por pereza, tiempo o simplemente porque no lo cree posible.

No se enfoque en los efectos de la cirugía o de la recuperación, más bien permítase planear algunos meses más allá, esto le ayudará a mantener su mente en un lugar positivo y a tomar acciones para lograr sus sueños.

Por eso, es importante que, para estos sueños grandes, también haga un plan de acción, donde usted se ponga pequeñas metas para cumplirlo.

Un ejemplo sería ahorrar equis cantidad de dinero solo para materializar este sueño.

  • Discuta con su familia cómo van a planear el futuro

Es probable que los hábitos familiares no sean los mejores para la salud, y que, aunque usted sea en este momento la persona diagnosticada con una enfermedad cardiovascular, varios de los integrantes de su núcleo estén asumiendo altos riesgos en temas de salud.

Por eso, es vital que se sienten en familia a discutir el estilo de vida que están llevando y el pronóstico que esto significa si continúan por ese camino.

La idea de esto es que, juntos definan un plan de acción y los nuevos hábitos que van a implementar. Seguramente, cuando haya un compromiso familiar será más fácil para todos cambiar drásticamente.

Por ejemplo, salir a caminar juntos por la mañana, comer más verduras a la hora de la comida o dejar de fumar, pueden ser algunos hábitos que son más fáciles cambiar si se tiene el apoyo de otros.

Ahora, lo importante no es solo planear el futuro después de una cirugía cardiovascular, es importante comenzar a implementarlo cuanto antes. No se quede en promesas, pues el tiempo pasa y cuando menos lo piense usted habrá vuelto a su antigua rutina.

Photo by rawpixel.com on Unsplash

Cirugía cardiovascular

Las emociones y las enfermedades cardiovasculares

emociones

La gente suele creer que las enfermedades del corazón solo están relacionadas con la parte física de la persona y por eso, siempre enfocan su atención en la falta de ejercicio, una dieta desbalanceada, el tabaquismo y el exceso de bebidas alcohólicas. Si bien, estos hábitos en realidad incrementan los riesgos de presentar problemas cardiovasculares, las emociones, los pensamientos y la actitud que se tiene frente a la vida, también juegan un papel fundamental en la salud, ya que si no se encuentran equilibrados pueden contribuir en acelerar enfermedades, no permitirle cambiar su estilo de vida o tener una recuperación lenta, después de una cirugía cardiovascular.

Emociones que incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares

El estrés

El estrés hoy en día parece ser la causante de muchas enfermedades, no solo del corazón. Cuando una persona vive con presiones constantes, bien sea en su hogar o en el trabajo, esto comienza afectarle su parte física. Por ejemplo, una persona que se somete a altos niveles de estrés podrá sufrir de presión arterial alta y otros problemas circulatorios.

Además, la manera como las personas responden de manera emocional ante la presión, también afecta el organismo. Así, si ante el estrés la respuesta es la ira, la irritabilidad y la falta de sueño, se incrementan los riesgos de tener problemas en el corazón.

Cuando las emociones y los pensamientos desbordan a las personas, estos terminan manifestándose en el cuerpo físico, alterando el equilibrio y probablemente acelerando enfermedades.

La depresión

La depresión, es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por sentimientos de tristeza, culpabilidad y una incapacidad de disfrutar de la vida cotidiana. Estudios demuestran que las personas diagnosticadas con depresión son más propensas a desarrollar enfermedades coronarias o sufrir ataques al corazón, ya que pueden presentar hipertensión.

Además, la depresión causa cambios fisiopatológicos directos en la coagulación de la sangre, en la función plaquetaria y afecta el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de la inflamación de las arterias.

De nuevo, la forma como la persona se siente, se refleja en su cuerpo físico aumentando los riesgos de una enfermedad cardiovascular.

Emociones cuando se tiene una condición cardiovascular

Pérdida del control

Uno de los principales sentimientos que experimenta una persona que es diagnosticada con una condición cardiovascular, es la sensación de perder el control de su vida.

Esto se debe a que el individuo está acostumbrado a una rutina y las recomendaciones del médico, generalmente, invitan a adquirir nuevas costumbres que van en contravía de los deseos del paciente.

Así, alguien que siempre se ha sentido que controla su vida, se ve enfrentado a no poder comer lo que quiere, a dejar vicios, a tomarse una pausa en el trabajo y a incluir ejercicio físico en su día a día, entre otras cosas.

Ahora, si además la persona presentó un episodio agudo como un paro cardíaco, este sentimiento será mucho más fuerte, ya que seguramente se enfrentará a su fragilidad y a la idea de la muerte.

Emociones después de una cirugía cardiovascular

La depresión

Es normal que los pacientes que han tenido una intervención cardiovascular presenten algunos síntomas de depresión unos días después de la cirugía. Sin embargo, es importante darle atención inmediata, ya que la desatención de esta condición puede ralentizar el proceso de recuperación del paciente y convertirse en un círculo vicioso, donde la persona se deprime más al no ver mejoría.

Aunque hay explicaciones biológicas por las cuales se presenta la depresión después de una operación, generalmente son los pensamientos negativos y fatales los que afectan más al paciente y no le permiten ser positivo frente a su recuperación y su vida.

Ante una depresión de más de 2 semanas consulte con su médico o busque ayuda profesional de psicólogos y psiquiatras.

¿Qué puede hacer para equilibrar sus emociones?

  1. Identifique cuáles son las fuentes de estrés y tome medidas para cambiar la forma como usted enfrenta el mundo.
  2. Sea consciente que su condición es un llamado de atención que lo invita a cuidarse, a cambiar hábitos y a ver a la vida de manera positiva.
  3. Acepte que usted no tiene el control y que otras personas pueden ayudarlo.
  4. Practique la meditación para reducir sus niveles de ansiedad.

Recuerde, el corazón no nos ataca. Este representa simbólicamente el amor y la alegría con la que vivimos, por eso cuando presentamos enfermedades que lo afectan debemos revisar nuestras emociones, para evitar que éste metafóricamente se enfríe, se angustie, se entristezca y se tensione tanto que sienta que no puede moverse. Por el contrario, tómese el tiempo para valorar los regalos de la naturaleza, agradezca cada minuto de su vida, busque ser feliz y compartir mucho amor. Con estas pequeñas acciones le estará dando salud a su corazón.