Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular

¿Cómo reducir el estrés para prevenir enfermedades cardiovasculares?

estrés

Hoy en día es normal que las personas sufran de estrés y no lo sepan. Las dinámicas sociales y los tiempos de las ciudades actuales, hacen que la gente viva acelerada, preocupada y adicta al trabajo.

Por eso, para muchos se vuelve normal estar enojado, irritable, tener trastornos del sueño, sufrir de dolores de cabeza e incluso tener malestares estomacales. Sin embargo, esto está lejos de ser un escenario ideal y si usted presenta estos u otros síntomas de manera regular, es posible que sufra de estrés y que esté afectando su salud cardiovascular.

Ahora, recuerde que el estrés, no se manifiesta solo en actividades laborales, problemas familiares, económicos y de salud, pueden ser otros desencadenantes para que usted viva intranquilo.

¿Cómo NO reducir el estrés?

Es común que la gente busque reducir el estrés con acciones nocivas para la salud como comer en exceso, fumar, beber alcohol, consumir drogas, dormir demasiado, dormir poco o hacer ejercicio desaforadamente.

Todos estos comportamientos, pueden contribuir a que usted se sienta relajado en el corto plazo, pero en el largo pueden afectar aún más su salud.

Por eso, a continuación, le recomendamos qué puede hacer para reducir el estrés en su vida.

  1. Suelte el control

Generalmente, las personas que sufren de mucho estrés son aquellas que quieren tener el control de todas las situaciones. Por esta misma razón, están constantemente realizando actividades y seguimientos para garantizar que las cosas salgan exactamente como ellos quieren.

Si este es su caso, es importante que comience a soltar el control que aprenda a delegar tareas y que se permita estar relajado sin pensar en responsabilidades o problemas.

  1. Haga ejercicio

Si usted no realiza ejercicio, es probable que este le ayude a liberar tensiones, a despejar la mente y a dormir de una manera más plácida. No es necesario excederse o exigirse al mucho, una simple caminata, nadar o bailar pueden traerle grandes beneficios no solo para reducir el estrés sino para mejorar en general su salud.

  1. Encuentre una actividad que le guste.

Cuando la gente realiza alguna actividad que disfruta, el tiempo pasa rápido, la persona se relaja y puede disfrutar de la vida. Si por algún motivo, usted no ha encontrado el tiempo para empezar a hacer eso que tanto le gusta, es buena idea que lo convierta en una prioridad. Verá que hay tiempo para todo incluso cuando usted no lo crea.

  1. Meditación

En uno de los artículos de este portal hablamos de algunas técnicas de meditación. Sin embargo, hay miles de métodos que lo pueden ayudar a meditar y relajarse, busque alguno con el que se sienta bien y convierta esta actividad en un hábito y espere ver los resultados en poco tiempo.

  1. Hágase masajes de rutina

Los masajes son una alternativa muy interesante para relajar mente y cuerpo, al igual que las meditaciones existen de diferentes clases y tipología. Busque alguno que se acomode a sus gustos y tiempo, y procure hacerse uno por mes. Con seguridad una vez se haga el primero querrá realizarlos con más frecuencia.

  1. Actividad espiritual

También es importante tener un proceso espiritual, ya que este nos brinda armonía, equilibro y respuestas a preguntas existenciales que podemos realizar. Asimismo, nos ayuda a comprender la vida desde otra perspectiva y cambiar hábitos y actitudes que no le hacen bien a nuestra vida.

  1. Comer goma de mascar

Se ha demostrado científicamente que masticar chicle ayuda a reducir la tensión muscular y disminuye los niveles de cortisol en la saliva, que son, de alguna manera, responsables de sentir estrés.

Así que, si se encuentra en una situación que le produce estrés, tómese unos minutos para masticar un chicle.

Existen otras recomendaciones para reducir el estrés como dormir bien, tomarse un baño con agua caliente, compartir con familiares y amigos, comer saludable y sonreír.

Sin embargo, en algunos casos a pesar de los esfuerzos, las personas no pueden manejar el estrés. Para estos individuos recomendamos que busquen ayuda profesional que los guíe y que les haga seguimiento durante un periodo prolongado hasta que adquiera las herramientas necesarias para realizarlo de manera individual.

Recuerde que el estrés aumenta las probabilidades de presentar una enfermedad cardiovascular, por eso es importante que tome medidas a tiempo.

Para una valoración con Dr Javier Maldonado, director de la unidad de cirugía cardiovascular de la Fundación Santa Fe, haga click aquí.

Photo by Gabriel Matula on Unsplash

Cirugía cardiovascularSin categoría

Cicatrización del esternón después de una cirugía cardiovascular

Cicatrización

Algunas de las cirugías cardiovasculares, las que son reconocidas como cirugía de corazón abierto, implican que el cirujano haga una incisión (corte) en todo el medio del esternón, que es el hueso que se encuentra en la mitad del pecho, esto es lo que le permite tener acceso directo y realizar la intervención que sea necesaria.

Al finalizar el procedimiento el cirujano vuelve a cerrar el hueso con unos ganchos especiales, que el paciente no llega a sentir y hace la sutura correspondiente en la piel.

Después de semanas de postoperatorio y cuidados básicos el hueso vuelve a unirse y el paciente puede retomar su vida cotidiana.

Ahora, para que esta cicatrización sea un éxito es importante que el paciente tenga algunas precauciones. De lo contrario podrían llegar a presentarse alguna de estas dos complicaciones:

  1. Infección en la herida o el esternón.

Esto suele suceder cuando no se seca la herida de manera correcta y esto genera un cultivo ideal para las infecciones. Para estos casos, es fundamental que la incisión tenga el menor contacto con el agua y que después del baño el paciente la seque dando golpes suaves.

¿Cómo detectar que se ha infectado la herida?

*La zona de la cicatrización puede verse roja y sentirse caliente al tanto.

*Se puede presentar pus en la incisión.

*El paciente puede tener fiebre y sentirse muy cansado.

  1. El esternón se separa en dos.

Esto puede pasar cuando el paciente hace una fuerza que hace que la incisión de abra.

Para prevenir este tipo de complicaciones, durante las primeas semanas no haga esfuerzos físicos, no levante elementos pesados o niños, si debe subir los brazos levante los dos al tiempo, desperécese con precaución, no alcance cosas detrás de usted sin darse la vuelta, levántese con cuidado y cada vez que vaya a toser abrace un cojín.

¿Cómo detectar que se ha abierto la herida?

*La persona puede sentir un click cuando respira, se mueve o tose.

*Puede tener dificultad para respirar.

*Si se presenta un dolor de un momento a otro.

¿Cuál es el procedimiento que se lleva a cabo si hay complicaciones en la cicatrización del esternón?

Si usted detecta alguno de los síntomas antes citados es fundamental que asista al médico para que su herida sea revisada.

Lo primero que hará el medico es evaluarlo de manera general, observará la herida y le hará preguntas sobre su alimentación y rutinas de sueño.

Luego, es probable que se tomen muestras de las secreciones que se observan en la herida, una muestra de la piel y muestras del tejido interno. También, en algunas ocasiones se toma una muestra del esternón para realizar una biopsia.

Además, se le harán exámenes de sangre y lo más probable es que se le administren antibióticos.

¿Qué sucede si se detecta infección en la herida?

Su proveedor de atención médica realizará una exploración del esternón, generalmente en un quirófano para realizar lo siguiente:

  • Retirará los ganchos que sostienen el esternón.
  • Retirará el tejido infectado.
  • Enjuagará la herida con solución salina.

Luego el cirujano cubrirá la herida con apósito que se cambiará con frecuencia

También es posible que se le ponga un arnés en el pecho, que ayudará a que los huesos estén estables.

Luego debe tener paciencia, pues dependiendo del nivel de complicación que se presentó pueden pasar días, semanas o meses antes de que usted esté completamente recuperado.

Otro proceso de cicatrización.  

Cuando el tejido y la piel hayan sanado por completo el cirujano puede usar un colgajo de alguno de sus músculos de los glúteos el hombro y la parte superior del tórax para cubrir y cerrar la herida.

¿Qué esperar después de este procedimiento?

Lo más seguro es que usted deba permanecer algún tiempo en el hospital para hacerle seguimiento y tenerlo en observación.

Después de un par de días será dado de alta y podrá volver a casa. Allí deberá cuidar con mucha atención la herida y asistir a controles con el cirujano. También, dependiendo del caso, se recomienda que una enfermera vaya a la casa para ayudarle con la limpieza y cuidados de la herida.

Durante todo el proceso deberá tomar antibióticos orales y reducir cualquier esfuerzo físico.

Para conocer más cuidados posoepratorios haga click aquí.

Conozca más sobre el corazón y la experiencia del Dr. Maldonado aquí

Cirugía cardiovascular

Electrocardiograma ¿qué es y para qué sirve?

electrocardiograma

La mayoría de las personas han oído alguna vez en su vida la palabra electrocardiograma y seguramente lo relacionan con un examen para ver cómo está el corazón. Sin embargo, cuando un paciente es remitido a realizarse este test desconoce qué riesgos tiene, cómo se hace y qué puede detectar en realidad.

En este artículo, trataremos en detalle qué es un electrocardiograma y para qué sirve.

En palabras comunes el electrocardiograma, también conocido como ECG, es un examen médico que se realiza para testear la actividad eléctrica del corazón. Esta actividad se refleja con unas líneas, llamadas ondas, en un papel continuo.

Es un examen sencillo, sin riesgos que no causa dolor durante o después del procedimiento.

¿Qué tipo de actividad refleja un electrocardiograma?

Un electrocardiograma muestra el ritmo de los latidos del corazón, que puede ser constante o irregular, también identifica la fuerza y sincronización de los impulsos eléctricos que ejerce cada ventrículo.

Además, puede detectar los problemas causados por un ataque cardíaco, arritmias, latidos irregulares o si se tiene insuficiencia cardíaca.

Mira este video para hacerte una idea del sistema eléctrico del corazón.

¿Cuándo se hace un electrocardiograma?

El electrocardiograma es un examen que se realiza cuando el paciente manifiesta al cardiólogo irregularidades en su ritmo cardíaco, como la bradicardia (menos de 60 latidos por minuto) o taquicardia (más de 60 latidos por minuto). También, cuando hay dolores de pecho, angina, mareos, desmayos o ahogo extremo cuando se hace ejercicio físico.

Además, es un test de rutina que se le hace a personas con marca pasos (dispositivos que controlan los latidos del corazón) y otras enfermedades cardiovasculares para hacer un seguimiento y comprobar que la actividad eléctrica está funcionando correctamente.

¿Cómo es el examen?

En general, usted no deberá cambiar nada de su actividad diaria antes de realizarse el examen.

El día del procedimiento, la persona que le realizará la prueba le hará preguntas de rutina sobre su historia clínica y los medicamentos que está consumiendo.

Luego le pedirá que se recueste en una cama y le pondrá unos electrodos sobre la piel libre de vello, estos se encargarán de medir la actividad eléctrica de su corazón. Serán 12 electrodos que se distribuyen en su pecho, brazos y piernas. Estos están conectados por unos cables a una máquina que medirá las reacciones eléctricas, que se reflejan de manera inmediata.

Durante el procedimiento se recomienda que usted está lo más quieto posible, que no hable y que respire normalmente. También, se le puede pedir que contenga la respiración.

El electrocardiograma es un proceso corto que toma alrededor de 10 minutos. Sin embargo, si usted está hospitalizado y se necesita registrar la actividad de su corazón, es normal que esté conectado a los electrodos permanentemente.

Si su caso, no es estando hospitalizado, se le retiran los electrodos del cuerpo, y usted podrá volver a sus actividades comunes y corrientes.

¿Qué es un electrocardiograma ambulatorio?

En algunos casos se supervisa la actividad eléctrica del corazón durante 24 horas con un dispositivo portátil. En estos casos la persona no está en presencia de un médico, sino que debe estar conectada al dispositivo para que el especialista realice una interpretación posteriormente.

¿Cómo se interpreta un electrocardiograma?

Es importante que usted sepa que un simple electrocardiograma no es suficiente para dar un diagnóstico acertado, de hecho, en muchas oportunidades, el examen puede reflejar actividades eléctricas normales aun cuando se conoce que el que paciente presenta alguna cardiopatía.

Por eso, un electrocardiograma debe ser siempre interpretado por el Cardiologo y/o el Cirujano Cardiovascular en compañía de otros exámenes e historia clínica que le permitan al médico dar un diagnóstico acertado.

Aprenda más sobre el corazón aquí.

Cirugía cardiovascular

Stent coronario ¿Qué es y cómo es el procedimiento?

Stent

En los últimos artículos hemos visto los tratamientos terapéuticos que se utilizan cuando hay una enfermedad coronaria. En uno de ellos explicamos en qué consiste un bypass coronario, en otro hablamos de la angioplastia, y este hablaremos sobre el Stent (Estent).

Lo primero que debe saber es que este es un procedimiento médico que se realiza cuando las arterías coronarias se encuentran obstruidas por placas que se acumulan en sus paredes. Esta materia resulta del consumo consciente o inconsciente de sustancias, como alimentos altos en grasas, azúcares, tabaco y polución entre otros.

¿Qué pasa durante el procedimiento?

Muchas angioplastias, terminan con la ubicación de un Stent dentro de la arteria. Así que veamos en qué consiste este procedimiento.

Para empezar, es importante que el paciente sepa que esta intervención terapéutica es ambulatoria y que, generalmente, se realiza en un espacio especializado, que a su vez no es una sala de cirugía.

Lo primero que hará la enfermera será poner una aguja en el brazo o en la mano del paciente, para que por medio de esta se le suministre al paciente suero y medicamentos anticoagulantes durante el proceso.

Luego, se rasura la parte del cuerpo por la que se va a introducir el catéter, que dependiendo de cada paciente puede ser la ingle o la muñeca. Seguido, se pone anestesia local y para poder introducir una aguja por la cuál se va a introducir un conductor que viaja por el sistema arterial hasta llegar al corazón.

Gracias a este conductor se puede desplazar un catéter hasta el músculo cardíaco. Una vez allí, se irriga un líquido de contraste, gracias al cual, y mediante una máquina de rayos X, permite al médico tener una visión de las arterias afectadas.

Luego, otra vez, por medio del catéter se desplaza un stent hasta llegar a la arteria que se encuentra obstruida. Cuando se ubica el stent en el lugar adecuado, este se expande, genera presión en las paredes de la arteria y permite que el flujo sanguíneo circule adecuadamente.

Mira este video que explica la angioplastia con stent

¿Qué tipos de Stent existen?

Hay varias clases. Generalmente son metálicos o de material plástico, pero también se usan unos de materias especiales cuando un caso específico lo amerita.

También hay unos llamados intraluminales, que son aquellos que se ponen en una arteria coronaria que ya tiene un stent. Este en particular va dentro del otro dispositivo para garantizar que la arteria no se vuelva a cerrar.

Por otro lado, existen stent que están recubiertos de fármacos, que se van liberando después de ser puesto en la artería.

¿El stent es una angioplastia?

Si. Toda intervención para poner un stent es una angioplastia en sí misma. Ahora, en ocasiones, solo es necesario separar las paredes con el balón, y en dichos casos no se pone un stent. Sin embargo, los casos más comunes es que la angioplastia requiera de un stent.

¿Cuándo es necesario poner un stent?

Estas son algunas de las situaciones que se presentan y que hacen necesario poner un stent.

  1. Cardiopatía coronaria.
  2. Angina de pecho
  3. Aretriopatía periférica.
  4. Aneurisma aórtico o de la carótida

¿El stent solo se usa para enfermedades del corazón?

No.

Por definición un stent es un tubo pequeño y autoexpandible que permite separar las paredes de diferentes conductos, con el fin de reabrirlo y que permaneza así en el tiempo. Por eso, pueden haber Stent para la uretra, las vías biliares y respiratorias.

¿Qué se puede sentir durante la angioplastia con stent?

Como se mencionaba al principio del artículo, este es un procedimiento ambulatorio con anestesia local. Por lo tanto, usted permanecerá despierto todo el tiempo.

Es posible que se le suministren calmantes para que usted esté relajado y tranquilo.

Sin embargo, es posible sentir cierta presión, en el lugar por donde se introduce la aguja y los catéteres.

También, algunos pacientes han manifestado sentir calor y nauseas cuando se irriga el líquido de contraste.

¿Qué pasa después del procedimiento?

Después del procedimiento, es posible que usted deba permanecer un par de horas en observación en el hospital. Durante este tiempo, se verificará la presión arterial, el pulso y que no haya hemorragias por la herida.

Luego será dado de alta, y lo que se recomienda es que esté acompañado las primeras 24 horas.

Es importante que no haga esfuerzos físicos durante este tiempo y que permita a la herida cerrar.

Una semana después de haber puesto el Stent usted podrá recuperar su vida cotidiana.

 

Descubra todo lo que debe saber antes, durante y después de una cirugía cardiovascular.

Cirugía cardiovascular

Angioplastia ¿Cómo se realiza y para qué sirve?

angioplastia

En el artículo anterior se describió el procedimiento de bypass coronario (revascularización), que se realiza cuando las arterias se encuentran obstruidas. Sin embargo, no siempre es necesario realizar una cirugía de esta magnitud. En dichos casos, el cirujano cardiovascular puede determinar si es mejor realizar una angioplastia, o una angioplastia con stent.

Al igual que el Bypass, esta intervención es utilizada para dar solución a la enfermedad coronaria que se caracteriza por la acumulación de placa en las paredes de las arterias que irrigan sangre al corazón.

¿En qué consiste una angioplastia?

Lo primero que se hace es poner una aguja en una vena del brazo o de la mano del paciente. A través de esta se suministra suero y medicamentos durante el procedimiento.

También se rasura la zona por la cuál va a ser introducido el catéter, que puede ser la ingle o la muñeca, y se pone anestesia local. Esto significa que el paciente permanece consciente durante el tratamiento.

Después el medico introduce una aguja por la cual ingresa un conductor que desplaza por el sistema arterial hasta llegar al corazón. Luego se pone un catéter blando en el conductor y se desliza, de nuevo, hasta llegar a músculo cardíaco.

En este momento, se retira el conductor y se ubica el catéter en la artería coronaria, para irrigar un líquido de contraste que permite, a través de rayos X, ver el interior de las arterias coronarias.

Con esta claridad, el médico cardiólogo lleva un catéter balón hasta el lugar donde hay una obstrucción y lo ubica en el centro. Después, este comienza a inflarse y desinflarse, de tal manera que oprime las placas y abre el conducto para que la sangre fluya normalmente.

Este procedimiento se realiza tantas veces como obstrucciones presenten las arterias del paciente y en algunos casos es necesario poner un stent. Para conocer más sobre este procedimiento haga click aquí.

Finalmente, la enfermera o el médico, presionará la herida, por la que se introdujo la aguja, por unos minutos para evitar hemorragias.

En este video puede ver gráficamente este procedimiento.

¿Qué se puede sentir durante la angioplastia?

Cuando se introduce la aguja y el catéter es posible sentir cierta presión en la zona done se ha puesto (ingle o brazo). Sin embargo, el movimiento dentro de las arterias, de estos mecanismos, es imperceptible.

Durante el procedimiento, cuando se inyecta el tinte, la persona puede sentir calores y un poco de náuseas.

¿Qué pasa después del procedimiento?

Después de la angioplastia, el paciente debe descansar. También será monitoreado constantemente por la enfermera, quien verificará presión arterial, pulso, y cicatrización de la herida.

Si la angioplastia se realizó por la ingle el tiempo de reposo es más prolongado que si fue por la muñeca. En este segundo caso, la persona será dada de alta en un par de horas, mientras que en el primero puede tomar hasta 6 horas.

Es importante que el paciente esté acompañando al menos las primeras 24 horas después del procedimiento. Los sedantes que le han sido suministrados pueden afectar el desempeño por lo que es fundamental que la persona no conduzca ni realice actividades que pueden atentar contra su vida o la de otras personas. 

Ya en casa, el paciente debe revisar constantemente la herida y verificar que esta esté seca, no esté enrogecida, o caliente. También, que no presente endurecimiento o dolor al tacto.

La recuperación total de la angioplastia puede durar una semana, no obstante esto varia de acuerdo a cada paciente.

¿Cuáles son los riesgos de esta intervención?

En términos generales la angioplastia es un procedimiento de bajo riesgo. Sin embargo, como toda intervención puede presentar complicaciones o efectos colaterales.

Algunas de las complicaciones que pueden presentarse son:

  1. Hemorragia
  2. Reacción alérgica al tinte
  3. Bloqueos de la arteria. En tal caso puede ser necesario hacer una cirugía.
  4. Rompimiento de vasos sanguíneos.

Los efectos colaterales que podría tener son los siguientes:

  1. Malestar o dolor en el pecho
  2. Hematomas en el lugar de la herida.

Sin embargo, recuerde que una angioplastia es una intervención segura y que son pocos los pacientes que presentan complicaciones. En todo caso, consulte con su médico los riesgos que este procedimiento tienen para usted, ya que cada paciente tiene un cuadro completamente diferente.

Cirugía cardiovascular

Obstrucción de las arterias y el bypass coronario

obstrucción

¿Qué es un Bypass coronario?

El Bypass coronario también se conoce como cirugía de revascularización, y es el procedimiento terapéutico mediante el cual se obtiene un pedazo de un vaso sanguíneo, puede ser de la pierna, el brazo o el pecho, para injertarlo en una arteria que presenta una obstrucción. Con esto se crea un puente (bypass) que permite a la sangre fluir de manera adecuada.

¿Por qué se obstruyen las arterias?

Todos los seres humanos, en una u otra medida, presentan obstrucción al interior de las arterías. Esto se debe a que ciertas sustancias, que entran al organismo, generan placas que de adhieren a ellas.

No obstante, existen algunos factores de riesgo que elevan las probabilidades de tener una obstrucción severa, y estos son:

  1. Hipertensión arterial
  2. Colesterol malo (LDL) alto
  3. Consumo de tabaco
  4. Diabetes Mellitus

Hay otras condiciones que pueden elevar las probabilidades de una obstrucción arterial y que por estas en el futuro sea necesario un bypass coronario, estas son:

  1. Obesidad
  2. Sedentarismo
  3. Ser hombre
  4. Herencia familiar

Finalmente, una persona extremadamente competitiva, que se siente imprescindible, agresiva y que le cuesta dominar sus emociones, puede incrementar el riesgo de una obstrucción arterial.

¿Qué puedo sentir si tengo obstrucción de las arterias coronarias?

Uno de los síntomas que puede presentar el paciente es la angina. Esto es un dolor en el pecho, incapacitante por unos minutos, que se vuelve recurrente y que aparece generalmente cuando se hace algún esfuerzo físico.

Este dolor se produce, cuando la obstrucción en la arteria impide que llegue suficiente flujo sanguíneo al corazón, y por lo mismo este deba esforzarse más, sin obtener ninguna mejora.

También, en ocasiones, cuando la obstrucción es bastante alta el paciente puede sentir dolor reflejo en los brazos, espalda, cuello mandíbula, hombros y sentir naúseas, fatiga, dificultad para respirar, ansiedad, sudoración profusa, mareo, e incluso puede llegar a desmayarse.

Este episodio, suele ser llamado por algunos médicos como un pre infarto, donde no hay necrosis del músculo cardiaco, pero sí se manifiesta que el corazón no está trabajando bien.

Ahora, cuando la obstrucción es severa, la sangre no puede circular adecuadamente, esta no llega al corazón, y en este caso sí se presenta un infarto, donde se puede, desde morir una parte del músculo cardíaco hasta morir el paciente de forma inminente.

¿Cómo se hace el bypass coronario?

El cirujano cardiovascular toma un pedazo de la arteria mamaria, de la arteria del brazo o de una vena de la pierna para crear el puente.

Si se trata de una vena (pierna) o de la arteria del brazo, une un extremo a la aorta y el otro a la arteria coronaria. Pero, si ha optado por la arteria mamaria solo necesita unir el extremo de la arteria mamaria a la arteria coronaria.

Así, cuando la sangre llegue a la obstrucción, continúa su recorrido por el puente y llega de forma suficiente al músculo cardíaco.

Durante la operación, el cirujano cardiovascular puede ver la necesidad de hacer varios bypass.

¿Cómo será la vida después de un bypass?

Después de esta y cualquier otra cirugía cardiovascular usted debe asumir nuevos hábitos de vida. Seguramente deberá tomar medicamentos y visitar al cardiólogo de manera regular.

Las primeras semanas se sentirá débil y sin energía, sin embargo, con el tiempo su cuerpo se irá recuperando y adaptando a esta nueva condición.

Es normal, ver pacientes los primeros meses muy disciplinados con su proceso, teniendo una dieta saludable, haciendo ejercicio regularmente, tomando los medicamentos y visitando a su médico. No obstante, una vez pasa el tiempo y la persona se siente muy bien, suele volver a un estilo de vida nocivo para su salud.

Es importante que recuerde y sea consciente que la cirugía cardiovascular es realizada como solución a un problema que se estaba presentando, pero que esta no combate las causas de su enfermedad.

Por eso, es vital que su esfuerzo sea constante en el tiempo, que no se permita volver a hábitos que no le hacen bien, pues de ser así, es probable que usted presente nuevas obstrucciones y sea necesario volver a hacer una intervención quirúrgica.

Cirugía cardiovascular

Peligros de informarse con el doctor Google

Doctor Google

Al momento de saber que usted sufre una dolencia, es común que busque informarse sobre sus síntomas, su enfermedad, posible tratamiento, cirugía y posterior recuperación. Esto es algo muy común y no está mal, usted tendrá la tendencia a preguntar a amigos y conocidos, que usted crea que pueden saber del tema, sobre las causas de sus problemas y soluciones viables para su caso.

Hoy en día, aparte de buscar información entre los conocidos, lo normal es indagar con el doctor Google, ser que todo lo sabe y todo lo tiene, y si bien es cierto, que seguramente encontrará la información que usted está buscando, y más; también es cierto que la calidad de la información que encuentre puede no ser del todo veraz, o quizás no sea tan fácil de entender y pueda llevar a malas interpretaciones. Algunos de los problemas que se presentan cuando hacemos búsquedas de información médica o de una enfermedad o cirugía con el doctor Google son las siguientes:

Aumento de ansiedad

Al momento en que usted decide recurrir al doctor Google para buscar sobre su cirugía cardiovascular o su enfermedad, la ansiedad va aumentar, sus miedos se van a incrementar, esto debido a que puede caer en un círculo vicioso en el que busca saber más y más. Seguramente encontrará todo tipo de comentarios, pues en internet no hay un filtro que determine quién puede o no escribir sobre un tema, esto hará que se encuentre no solo con fuentes médicas, sino también con pacientes, personas que escriben desde sus experiencias, lo que los lleva a hablar desde sus vivencias. Recuerde que cada persona es diferente, al igual que sus cirugías y procesos de recuperación. Por eso, no es bueno compararse o hacer caso a las experiencias de otras personas.

Información vaga del doctor Google

Otro de los grandes problemas es no saber buscar información, o encontrarse con información que no ha sido avalada o confirmada por equipo médico, esto es muy común en internet pues no hay un ente médico que se encargue de revisar todas las publicaciones. Es así como usted puede encontrarse con: datos o porcentajes que no son reales, con tratamientos que se comunican como milagrosos, remedios caseros para mejorar la salud, y un sinfín de otros artículos, que usted no podrá llegar a confirmar.

Ahora, si usted está altamente familiarizado con el internet e igual desea investigar por este medio sobre su enfermedad o cirugía cardiovascular, le damos algunos consejos para tener en cuenta:

  • Sea consciente que la información en Internet es vaga y que cada ser humano es un caso diferente.
  • Procuere leer artículos largos, pues seguramente estos han tenido una investigación para desarrollarlos.
  • Puede , también , investigar en páginas de hospitales, sociedades médicas o de médicos reconocidos, como: http://www.javierdariomaldonado.com/
  • Lea por lo menos 3 artículo de un mismo tema y haga un análisis holístico de lo que leyó para hacerse una idea general.
  • En este mismo sentido, pase el menor tiempo posible buscando información específica, esto permitirá informarse sin agobiarse.
  • Escriba en un papel o celular todas las preguntas que le surjan, al enfrentarse a artículos o información que destaquen y llamen más su atención; para luego en su cita médica preguntar a su doctor al respecto.

Por último, recuerde que el doctor Google no es un médico real, nunca va a remplazar un diagnostico veraz dado por un doctor especializado de carne y hueso que pueda auscultarlo, hacerle preguntas y examinarlo en vivo y en directo, todo lo anterior de una manera adecuada y correcta; si usted confía ciegamente en Internet puede caer en el peligro de auto medicarse o aun peor no atacar su problema como es debido.

Así que, lo mejor ante las dudas y miedos que tenga, lo cual es perfectamente normal y entendible, es acudir a su médico de cabecera, él sabrá explicarle de una manera que usted entienda y logré disipar sus inquietudes. Con este información directa podrá enfrentar su enfermedad o cirugía cardiovascular de una forma, informada, segura y tranquila.

Tenga por sentado que el personal médico que esté a cargo de su caso o cirugía, buscará la forma de que enfrente esta experiencia de la mejor manera y eso es algo que el doctor Google podrá hacer por usted.

Photo by Edho Pratama on Unsplash

Cirugía cardiovascular

El contacto con la naturaleza es fundamental para la recuperación

Naturaleza

Generalmente el enfoque y aproximación que se hace frente a la recuperación de los pacientes que han sufrido una cirugía cardiovascular es muy técnico. Por eso, es normal que se hable de la alimentación, del ejercicio, del cuidado de la herida y de los cambios de hábitos. Por el contrario, muy pocas veces pacientes, familiares y médicos se detienen a pensar en la importancia del contacto con la naturaleza para que el organismo se pueda recuperar más rápido.

Pero, este no era el escenario que se vivía hace un siglo; las ciudades eran más pequeñas y esto permitía desplazarse a un lugar aislado de la civilización de manera sencilla.

Así, era normal que a las personas se les recomendara un paseo por el bosque, ir a un lugar aislado por unas semanas, cambiar de altura y tomarse un baño termal.

Hoy en día, son más los médicos que vuelven a reconocer la importancia del contacto con la naturaleza para la salud, y por lo mismo, recomiendan ciertas actividades para los procesos de recuperación después de una cirugía cardiovascular.

Los principales beneficios del contacto con la naturaleza son:

  1. Elementos básicos para la salud con menos contaminación.

Para nadie es un secreto que cuando estamos lejos de la ciudad todos los elementos básicos están menos contaminados. Esto quiere decir, que el aire que respiramos y el agua que tomamos son más limpios, entre más distantes estén de las urbes.

Sin lugar a duda, una recuperación consumiendo agua limpia y respirando aire puro será benéfica para cualquier ser humano, ya que, cuando se le da lo mejor al cuerpo este tiene mejores elementos para restaurarse.

  1. La naturaleza reduce el estrés

El ritmo de la naturaleza es contagioso, lo mismo que el tiempo vertiginoso que se vive en la ciudad. Las dinámicas de cada uno de los ambientes se impregnan en las personas y por eso es normal que en las ciudades la gente viva de manera más acelerada, mientras que en los lugares rurales la gente se tome todo con más calma.

Ahora, los altos niveles de estrés es una de las causas de sufrir del corazón, por lo que es probable que la vida de un paciente con una intervención cardiovascular tienda a ser estresante.

Entonces, para este tipo de personas, tener su recuperación cerca de la naturaleza puede ser muy beneficioso, podrán alejarse de las preocupaciones diarias y disminuir notablemente el ritmo.

Para las personas extremadamente aceleradas, activas y estresadas, el contacto con la naturaleza puede ser impactante, pues no están acostumbradas a vivir así. Estos casos son los más críticos y por lo mismo son los que más esfuerzo deben hacer para cambiar su estilo de vida.

  1. Cambia el metabolismo

Una caminata por el bosque reduce la presión sanguínea, disminuye la concentración de cortisol, baja los niveles de glucosa en la sangre, se reduce la actividad cerebral prefrontal y equilibra la actividad nerviosa. En otras palabras, trae excelentes beneficios para la salud, ya que cuando estos factores están elevados de manera constante suelen tener repercusiones en la salud.

También, un tiempo acostado en el pasto, rodeado de un río y árboles puede ayudarle a disminuir la ansiedad y aquietar los pensamientos nocivos.

Ahora, si para usted no es posible viajar y alejarse de la ciudad es importante que sepa que, cualquier contacto con la naturaleza puede ayudarlo. Esto lo demuestra el estudio realizado por el científico, Roger Ulrich  quien observó el impacto que tenía la habitación en la que eran ubicados los pacientes después de una cirugía. Para esto tomo a 46 pacientes, a 23 de ellos los puso en una habitación sin ventana y a los otros 26 los ubico en un cuarto con vista a la naturaleza. Los resultados que obtuvo fueron sorprendentes. Las personas con ventana  estuvieron menos tiempo hospitalizadas, recibieron menos comentarios negativos por parte de los enfermeros y tomaron menor cantidad de analgésicos.

Esto demuestra que es bueno contemplar y tener contacto con la naturaleza después de una cirugía cardiovascular. Por eso, revise su presupuesto, háblelo con su familia y busque la opción que mejor se ajuste a sus necesidades, para disfrutar algo de la madre tierra durante su recuperación.

Photo by WestBoundary Photography chris gill on Unsplash

Cirugía cardiovascular

¿Cómo acompañar y apoyar a un familiar sometido a una cirugía cardíaca?

familia

Es común creer que el evento más importante de un familiar con una condición cardíaca es propiamente la cirugía cardiovascular. En el imaginario de las personas, en este momento se resuelve definitivamente el problema y, por lo tanto, todo aquello que sucede después se entiende como una simple recuperación de la estancia hospitalaria.

Esta noción, por supuesto, desconoce el valor del cuidado postoperatorio y los beneficios que este trae a largo plazo para el paciente.

Y es precisamente en este momento donde el apoyo de la familia, y de seres queridos que viven con el paciente, se convierte en un eslabón fundamental para la recuperación.

Por eso, a continuación, encontrará información útil que le permitirá entender la situación a la que se enfrentará con su familiar y cómo usted puede ayudar.

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

Para empezar, vale la pena ser consciente del tiempo total que puede tomar la recuperación de una cirugía cardiovascular.

En promedio, el cuerpo toma entre 6 y 8 semanas en sanar, y este es el tiempo donde el paciente demandará más atención y ayuda.

CUIDADO DE LA CICATRIZACIÓN

Es muy importante cuidar las incisiones que se han realizado sobre el familiar y garantizar que estas no se infecten. Dependiendo del tipo de cirugía, la persona podrá tener cicatrización en el pecho, una de las piernas o en el brazo.

Para eso debe estar pendiente y tener en cuenta que:

  1. La incisión siempre esté seca y limpia
  2. Verificar que la herida no esté roja y/o caliente al tacto
  3. Mirar que los puntos estén cerrados, para evitar filtraciones debajo de la piel.
  4. La limpieza de la cicatriz debe hacerse con agua y jabón (si el médico no ha recomendado un producto especial) y se debe secar con pequeños golpes, nunca frotando la herida.

La temperatura del paciente debe estar por debajo de 38°C, por eso, debe verificar todos los días su temperatura y controlar que no tenga fiebre, dado el caso, consulte con el médico.

Para más información sobre qué hacer después de una cirugía cardiovascular le recomendamos descargar aquí una guía.

TOMARSE LA RECUPERACIÓN CON CALMA

Las personas que son muy activas en su vida cotidiana, generalmente tienen dificultades para descansar después de una cirugía cardiovascular. Por eso, a pesar del dolor que pueden sentir, quieren moverse más de lo recomendado, sentirse útiles y no pedir ayuda a los familiares.

Esto puede ser contraproducente, ya que es vital que la energía se enfoque en la recuperación, que las personas no hagan movimientos que puedan abrir la herida del esternón y que, además, realicen todas las rehabilitaciones recomendadas por el Médico Cirujano.

En estos casos, su papel como familiar es fundamental para controlar al paciente. Invitarlo a descansar, aconsejarle no trabajar o estresarse, y ayudarlo con todas las actividades que requieran esfuerzo, especialmente movimientos bruscos de brazos y levantar objetos pesados.

TERAPIAS DE REHABILITACIÓN

Las terapias de rehabilitación son vitales para que los pulmones y el corazón se recuperen completamente. Imagine los músculos de las piernas de una persona que no ha caminado en muchos años, están débiles y no podrán responder igual que alguien que camina todos los días. Por eso, si esa persona quisiera volver a caminar lo primero que tendría que hacer es ir al gimnasio, fortalecer los músculos y luego si emprender a caminar.

Lo mismo ocurre con los pulmones y el corazón después de una cirugía cardiovascular, están débiles y es importante fortalecerlos para que puedan volver a su estado natural.

Por eso, insista a su familiar para asistir a las citas de rehabilitación en el hospital, si se rehúsa a ir o expresa que ya se siente perfecto. La correcta rehabilitación es fundamental para prevenir futuros episodios cardíacos.

ACOMPAÑAMIENTO EMOCIONAL

Las personas que atraviesan por una cirugía cardiovascular, pueden sentirse abatidos y derrotados. Tener que soltar el control y depositar la vida en las manos de un médico no es fácil. Así mismo, pueden sentirse culpables por el estilo de vida que han llevado y se replantean de forma trascendental su existencia.

Es debido a esto, que su apoyo emocional es muy importante. Entienda los sentimientos que puede estar experimentando y póngase en sus zapatos, si es posible. Invite a la persona a hablar y comunicar sus pensamientos y miedos, escúchelo atentamente y hágale saber que no está solo.

Recuerde, esta situación ha llegado a su vida para enseñarle algo, aprovéchela para aprender a cuidarse y para fortalecer la relación con su ser amado.

También le recomendamos leer la guía para familiares/cuidadores de pacientes con cirugía cardiovascular, haciendo click aquí (próximamente), donde podrá encontrar más información y recomendaciones.

Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular ¿Es siempre la mejor opción?

cirugia cardiovascular

Generalmente encontramos información sobre las razones por las que es necesario realizarse una cirugía cardiovascular. Sin embargo, no siempre la cirugía es la mejor opción. En cuyo caso el paciente deberá cambiar su estilo de vida, realizarse controles regularmente y tomar los medicamente que le sean prescritos.

Es probable que usted o un familiar lleven algunos meses en recorridos médicos para encontrar la causa de algunos síntomas que está sintiendo. Lo más común es que haya pasado por varias especialidades y que después de muchos exámenes el cardiólogo le haya informado que algo no se encuentra bien en su corazón y que, por lo tanto, será remitido al cirujano cardiovascular.

Llevará usted algunos días imaginando lo que significa esta cirugía y su mente estará creando escenarios preocupantes que se alejan de la realidad.

Finalmente, llega el día de su cita con el cirujano cardiovascular y después de una evaluación exhaustiva se ha determinado que no es necesario someter a su corazón y cuerpo al estrés de una cirugía cardiovascular y que, por tanto, se tomarán otras medidas para controlar y prevenir el avance de su condición.

En ocasiones usted recibirá esta noticia y se sentirá inseguro, pues cree que si no hay cirugía cardiovascular no se está resolviendo su problema y que por ende corre peligro.

Pero si este es su caso, es importante que recuerde que una cirugía es un evento invasivo y que si el cirujano y el personal médico han determinado que no requiere de algún procedimiento quirúrgico es porque existe una alternativa segura y mucho más benéfica para usted.

No olvide que el cirujano siempre velará por su bienestar y que esta es su motivación a la hora de indicarle el tratamiento a seguir. Por eso, es importante que confíe en él y siga las recomendaciones preventivas.

  1. Cambiar hábitos de vida para prevenir una cirugía cardiovascular

Algunas de las fallas del corazón pueden controlarse y prevenirse con un buen estilo de vida. Una correcta alimentación baja en sal, actividad física diaria, reducción de estrés y hábitos correctos de sueño, pueden disminuir significativamente el riesgo de presentar un evento agudo relacionado con su condición.

  1. Controles regulares

Ahora, si usted presenta una condición cardiovascular es importante que asista a controles regulares con su cardiólogo para que este haga un seguimiento y evalúe si hay avances que ameriten una cirugía.

No deje de asistir a estos controles porque se está sintiendo mejor, el cuerpo es de costumbres y suele adaptarse a los síntomas y condiciones, y enviar el mensaje errado de que se ha mejorado. Por esto, a pesar de que usted se sienta bien, permita que sea el cardiólogo quien le indique que puede reducir los controles médicos y continúe yendo hasta tanto no se le indique lo contrario.

  1. Tomar los medicamentos con responsabilidad

Es importante que tome con mucha responsabilidad los medicamentos que se le han recetado. Estos precisamente son los que mantendrán controlado su sistema para regular su condición.

Ponga mucha atención a las contraindicaciones y por ninguna razón ignore estas recomendaciones ya que, el mal manejo de los medicamente puede acarrearle otras complicaciones.

  1. Este atento a cualquier cambio y consulte con su médico de ser necesario

En algunas ocasiones, las condiciones cardiacas avanzan de manera muy lenta y continuada, por lo que pasa y el tiempo y usted no es consciente de los efectos que está tiendo su cuerpo. Por eso, es muy importante poner mucha atención a sus síntomas y verificar regularmente su rendimiento cardíaco.

Esté muy pendiente de dolores en su pecho, mareos u ahogos, ya que estos pueden indicar que su condición ha avanzado.

También, defina algunas metas de acondicionamiento físico y evalúe si está presentando mayor dificultad para realizarlas. Por ejemplo, mida cuántas escaleras logra subir sin agotarse, o cuánto kilómetros trota en media hora. Si presenta cambios drásticos en un par de meses pida cita con su cardiólogo para tener un control.

Como puede ver, no todas las condiciones cardiovasculares requieren cirugía cardiovascular. De hecho, algunas, siguiendo las recomendaciones de los médicos pueden controlarse por muchos años. Si este es su caso, comience a prestarle mayor atención a su cuerpo y sea cuidadoso con él. Es probable que gracias a esto no necesite nunca una cirugía cardiovascular.