Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular

¿Las válvulas del corazón se pueden corregir con la cirugía Cardiovascular?

las valvulas del corazón

En este artículo solo se tratará la reparación de las válvulas del corazón, para conocer sobre el procedimiento de reemplazo de válvulas haga click aquí

Causas de enfermedades de las válvulas del corazón

En el pasado una de las principales causas para que se presentaran fallas en las válvulas del corazón era la fiebre reumática, donde una bacteria atacaba los tejidos sanos, principalmente los del corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro. Sin embargo, gracias a los antibióticos hoy en día es poco probable que se presenten brotes de fiebre reumática y las principales causas para que se pueda presentar valvulopatías son:

  1. La degeneración mixomatosa: es un debilitamiento del tejido de la válvula, generalmente de la válvula mitral. Suele presentarse en pacientes de la tercera edad que han sufrido constantes cambios energéticos en el sistema.
  2. La degeneración cálcica: es una acumulación de calcio en las válvulas aórtica y mitral que genera que estas se engrosen y, por lo tanto, comiencen a presentar fallas.
  3. Condiciones congénitas: donde se presenta una válvula aórtica con forma irregular o una válvula mitral más estrecha de lo normal. En estos casos las personas nacieron con estos defectos y en la adultez presentan complicaciones.
  4. Endocarditis infecciosa: es una infección en el endocardio que también puede afectar las válvulas del corazón. Generalmente se presenta en pacientes que han tenido antecedentes de enfermedades del corazón.
  5. Haber tenido un ataque cardíaco.

Síntomas de enfermedad en las válvulas del corazón

Los síntomas de las valvulopatías varían entre pacientes, tipo de condición y qué tan avanzada se presenta la falla. De hecho, algunos pacientes son asintomáticos lo que, en ocasiones, dificulta realizar un diagnóstico a tiempo.

En algunos casos las personas pueden empezar a tener insuficiencia cardíaca, es decir que el corazón no puede bombear suficiente flujo sanguíneo que permita que todo el cuerpo reciba el oxígeno y los nutrientes que necesita. Con ello, se presenta cansancio, dolor en el pecho y ahogo. También pueden aparecer arritmias, donde los latidos del corazón son irregulares, o coágulos sanguíneos.

¿Las válvulas que presentan fallas se pueden corregir?

Cuando las válvulas presentan fallas menores es posible realizar procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, que han sido muy eficaces en el tratamiento de algunas valvulopatías.

A continuación, enumeramos los procedimientos más comunes que permiten corregir las válvulas.

  1. Valvuloplastia: este procedimiento permite abrir una válvula que se encuentra endurecida. Para corregir esta falla se introduce un catéter muy pequeño, angosto y hueco por un vaso sanguíneo de la ingle o la aorta hasta llegar a la válvula. Una vez allí se infla un balón que se encuentra en la punta del tubo hasta que se abren las valvas de la válvula. Una vez abiertas, se desinfla el balón y se retira el catéter.
  2. Reparación plástica: durante esta operación el cirujano corta el tejido anormal de la válvula, una vez sutura esta queda funcionando adecuadamente.
  3. Comisurotomia: a lo largo de esta cirugía se cortan los bordes de las valvas que se han fusionado, para que la válvula vuelva a permitir que el flujo sanguíneo circule perfectamente.
  4. Descalcificación: durante esta cirugía se eliminan las acumulaciones de calcio en las valvas.
  5. Reparación del soporte estructural: este procedimiento se realiza cuando las excrecencias no tienen la longitud adecuada y por lo tanto la válvula no puede cerrarse bien. En la cirugía estas son cortadas si son muy largas o sustituidas si son más cortas.

¿Todas las cirugías de válvulas son mínimamente invasivas?

Hoy en día, con los avances médicos cada vez son menos las cirugías de válvulas que se hacen a corazón abierto. Las últimas tecnologías permiten procedimientos mínimamente invasivos, que realizan incisiones pequeñas para acceder al corazón. Gracias a ellas, los pacientes experimentan menos dolor, el postoperatorio en el hospital es más rápido y la recuperación en casa más cómoda.

Sin embargo, cuando los pacientes presentan alguna de las siguientes condiciones no es posible realizar una cirugía mínimamente invasiva.

  1. Cuando el daño de la válvula es grave, la reparación es delicada y puede llegar a necesitar reemplazo valvular.
  2. Cuando más de dos válvulas se encuentran comprometidas.
  3. Que el paciente presente aterosclerosis u obesidad.

Como puedes ver, las válvulas del corazón se pueden corregir con cirugía cardiovascular y gracias a estos procedimientos el paciente podrá tener un estilo de vida normal y sin futuras complicaciones.

Cirugía cardiovascular

Planear el futuro ¿Cómo hacerlo después la cirugía cardiovascular?

planear el futuro

Recibir la noticia de que es necesario realizarse una cirugía cardiovascular, es un evento que impacta profundamente a las personas y las invita a transformar muchos aspectos de su realidad y comenzar a planear el futuro.

No obstante, cuando pasa el tiempo y el paciente vuelve a sentirse bien, es común que retome el estilo de vida que lo llevó a encontrarse en una situación vulnerable.

Por eso, es fundamental que haga un proceso de reflexión e introspección muy profundo, justo en el momento que su mente se encuentra deseando cambios, para que las decisiones que tome no se queden solo en ideas y palabras, sino que, por el contrario, tengan repercusiones a largo plazo.

Para eso, hemos desarrollado este artículo, que le brindará una guía básica, para comenzar a planear el futuro después de la cirugía cardiovascular.

  • Establecer objetivos

Para que cualquier proyecto sea exitoso es importante definir unos objetivos y el proyecto de vida no es la excepción.

Así, lo primero que debe hacer es una lista de todas las cosas que desea cumplir.

Este plan pretende que, usted pueda organizarse mejor y tener claro qué quiere para usted y su familia, por eso, la invitación es a que sea realista con estos objetivos y que ponga en esta lista solo lo que está seguro de que puede cumplir.

Ejemplos de objetivos:

  1. Grados universitarios para todos mis hijos.
  2. Jubilarme a los 50 años.
  3. Lograr la vicepresidencia en la empresa donde trabajo.
  4. Ascender de cargo en los próximos 2 años.
  5. Tener otro hijo.
  • Definir las actividades que debe realizar para cumplir sus objetivos.

Una vez usted ha definido los objetivos de su vida, es el momento de hacer un listado de las actividades que debe realizar para cumplir cada una de las metas.

Estas actividades pueden realizarse diariamente, mensualmente o anualmente. Sin embargo, la recomendación es hacerlo de forma muy detallada, para que usted tenga pequeños esfuerzos y triunfos que lo estén motivando a cada momento.

Ejemplo de actividades por objetivo.

Objetivo: Lograr la vicepresidencia en la empresa donde trabajo.

Actividades:

Mejorar mi estado de salud

  1. Comer una fruta diaria
  2. hacer ejercicio una vez a la semana
  3. Comer postre solo los domingos

Hacer un curso de liderazgo

  1. Buscar cursos en Internet
  2. Escribir a los tres cursos más interesantes
  3. Inscribirme a un curso de liderazgo
  4. Asistir al curso

Ser el mejor vendedor del año

  1. Revisar el correo electrónico 2 veces al día.
  2. Apagar el celular en reuniones importantes
  3. Vender 3 carros mensuales
  4. Asistir a un curso de herramientas para ventas virtuales
  • Permitirse soñar

Si usted recibió la noticia de que debe hacerse una cirugía cardiovascular, comience a soñar con lo que va a poder hacer una vez se encuentre completamente recuperado.

Imagine cuál es ese sueño que siempre ha querido realizar y que ha pospuesto por pereza, tiempo o simplemente porque no lo cree posible.

No se enfoque en los efectos de la cirugía o de la recuperación, más bien permítase planear algunos meses más allá, esto le ayudará a mantener su mente en un lugar positivo y a tomar acciones para lograr sus sueños.

Por eso, es importante que, para estos sueños grandes, también haga un plan de acción, donde usted se ponga pequeñas metas para cumplirlo.

Un ejemplo sería ahorrar equis cantidad de dinero solo para materializar este sueño.

  • Discuta con su familia cómo van a planear el futuro

Es probable que los hábitos familiares no sean los mejores para la salud, y que, aunque usted sea en este momento la persona diagnosticada con una enfermedad cardiovascular, varios de los integrantes de su núcleo estén asumiendo altos riesgos en temas de salud.

Por eso, es vital que se sienten en familia a discutir el estilo de vida que están llevando y el pronóstico que esto significa si continúan por ese camino.

La idea de esto es que, juntos definan un plan de acción y los nuevos hábitos que van a implementar. Seguramente, cuando haya un compromiso familiar será más fácil para todos cambiar drásticamente.

Por ejemplo, salir a caminar juntos por la mañana, comer más verduras a la hora de la comida o dejar de fumar, pueden ser algunos hábitos que son más fáciles cambiar si se tiene el apoyo de otros.

Ahora, lo importante no es solo planear el futuro después de una cirugía cardiovascular, es importante comenzar a implementarlo cuanto antes. No se quede en promesas, pues el tiempo pasa y cuando menos lo piense usted habrá vuelto a su antigua rutina.

Photo by rawpixel.com on Unsplash

Cirugía cardiovascular

Las emociones y las enfermedades cardiovasculares

emociones

La gente suele creer que las enfermedades del corazón solo están relacionadas con la parte física de la persona y por eso, siempre enfocan su atención en la falta de ejercicio, una dieta desbalanceada, el tabaquismo y el exceso de bebidas alcohólicas. Si bien, estos hábitos en realidad incrementan los riesgos de presentar problemas cardiovasculares, las emociones, los pensamientos y la actitud que se tiene frente a la vida, también juegan un papel fundamental en la salud, ya que si no se encuentran equilibrados pueden contribuir en acelerar enfermedades, no permitirle cambiar su estilo de vida o tener una recuperación lenta, después de una cirugía cardiovascular.

Emociones que incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares

El estrés

El estrés hoy en día parece ser la causante de muchas enfermedades, no solo del corazón. Cuando una persona vive con presiones constantes, bien sea en su hogar o en el trabajo, esto comienza afectarle su parte física. Por ejemplo, una persona que se somete a altos niveles de estrés podrá sufrir de presión arterial alta y otros problemas circulatorios.

Además, la manera como las personas responden de manera emocional ante la presión, también afecta el organismo. Así, si ante el estrés la respuesta es la ira, la irritabilidad y la falta de sueño, se incrementan los riesgos de tener problemas en el corazón.

Cuando las emociones y los pensamientos desbordan a las personas, estos terminan manifestándose en el cuerpo físico, alterando el equilibrio y probablemente acelerando enfermedades.

La depresión

La depresión, es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por sentimientos de tristeza, culpabilidad y una incapacidad de disfrutar de la vida cotidiana. Estudios demuestran que las personas diagnosticadas con depresión son más propensas a desarrollar enfermedades coronarias o sufrir ataques al corazón, ya que pueden presentar hipertensión.

Además, la depresión causa cambios fisiopatológicos directos en la coagulación de la sangre, en la función plaquetaria y afecta el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de la inflamación de las arterias.

De nuevo, la forma como la persona se siente, se refleja en su cuerpo físico aumentando los riesgos de una enfermedad cardiovascular.

Emociones cuando se tiene una condición cardiovascular

Pérdida del control

Uno de los principales sentimientos que experimenta una persona que es diagnosticada con una condición cardiovascular, es la sensación de perder el control de su vida.

Esto se debe a que el individuo está acostumbrado a una rutina y las recomendaciones del médico, generalmente, invitan a adquirir nuevas costumbres que van en contravía de los deseos del paciente.

Así, alguien que siempre se ha sentido que controla su vida, se ve enfrentado a no poder comer lo que quiere, a dejar vicios, a tomarse una pausa en el trabajo y a incluir ejercicio físico en su día a día, entre otras cosas.

Ahora, si además la persona presentó un episodio agudo como un paro cardíaco, este sentimiento será mucho más fuerte, ya que seguramente se enfrentará a su fragilidad y a la idea de la muerte.

Emociones después de una cirugía cardiovascular

La depresión

Es normal que los pacientes que han tenido una intervención cardiovascular presenten algunos síntomas de depresión unos días después de la cirugía. Sin embargo, es importante darle atención inmediata, ya que la desatención de esta condición puede ralentizar el proceso de recuperación del paciente y convertirse en un círculo vicioso, donde la persona se deprime más al no ver mejoría.

Aunque hay explicaciones biológicas por las cuales se presenta la depresión después de una operación, generalmente son los pensamientos negativos y fatales los que afectan más al paciente y no le permiten ser positivo frente a su recuperación y su vida.

Ante una depresión de más de 2 semanas consulte con su médico o busque ayuda profesional de psicólogos y psiquiatras.

¿Qué puede hacer para equilibrar sus emociones?

  1. Identifique cuáles son las fuentes de estrés y tome medidas para cambiar la forma como usted enfrenta el mundo.
  2. Sea consciente que su condición es un llamado de atención que lo invita a cuidarse, a cambiar hábitos y a ver a la vida de manera positiva.
  3. Acepte que usted no tiene el control y que otras personas pueden ayudarlo.
  4. Practique la meditación para reducir sus niveles de ansiedad.

Recuerde, el corazón no nos ataca. Este representa simbólicamente el amor y la alegría con la que vivimos, por eso cuando presentamos enfermedades que lo afectan debemos revisar nuestras emociones, para evitar que éste metafóricamente se enfríe, se angustie, se entristezca y se tensione tanto que sienta que no puede moverse. Por el contrario, tómese el tiempo para valorar los regalos de la naturaleza, agradezca cada minuto de su vida, busque ser feliz y compartir mucho amor. Con estas pequeñas acciones le estará dando salud a su corazón.

Cirugía cardiovascular

Nuevo estilo de vida después de cirugía cardiovascular

estilo de vida

Después de una cirugía cardiovascular es muy importante mantener un estilo de vida saludable y seguir las recomendaciones que el cirujano le indicó para que su recuperación sea satisfactoria y pronto pueda ver los beneficios de la operación.

Recuerde que durante la cirugía su cuerpo tuvo que responder a muchos cambios y nuevas situaciones, por lo que le tomará algunas semanas recuperarse completamente.

Estas son las situaciones en donde usted debe prestar más atención las primeras semanas.

  1. Nuevos hábitos saludables
  2. Cicatrización del esternón
  3. Aumentar el volumen de los pulmones
  4. Recuperación cardíaca

En este artículo encontrará las principales recomendaciones para cada una de las situaciones antes descritas. Lea con atención y comparta esta información con familiares y allegados que lo estén acompañando en sus cuidados postoperatorios.

Estilo de vida- Nuevos hábitos saludables

Es muy probable que antes de la cirugía cardiovascular usted tuviera un estilo de vida poco saludable y que esta intervención haya sido un llamado de atención de su cuerpo para que comienza una nueva vida.

Mantener un estilo de vida saludable no debe entenderse como grandes sacrificios, sino por el contrario es empezar a comprender los beneficios que usted y su cuerpo tendrán cuando incluya en su vida nuevos hábitos.

Lo primero que debe hacer es dejar el cigarrillo si usted es un fumador regular. Este, tal vez, puede ser el hábito más difícil de cambiar, por eso, es bueno buscar ayuda profesional para que lo acompañe en este proceso.

Como segunda medida es importante comenzar a tener una dieta saludable y no saltarse ninguna de las comidas. Los primeros días tendrá poco apetito, pero a medida que se va recuperando es posible que su mente comience a presentar ansiedad por alimentos grasosos y dulces que no le hacen bien.

Empiece por dejar los fritos y consuma los mismos alimentos hervidos o cocinados. Incluya más pescados en su dieta y reemplace los postres por frutas dulces.

Para conocer en detalle la dieta que debe seguir haga click aquí

Ahora, también es importante empezar a tener mejores hábitos de sueño y reducir el estrés. Entonces, a partir de este momento es recomendable que usted cumpla con una jornada laboral de máximo 9 horas, que se permita descansar mientras se encuentra en casa y que tenga mínimo 7 horas de sueño diarias.

Cicatrización del esternón

Si usted tuvo una operación de corazón abierto el cirujano cardiovascular hizo una incisión en su esternón para tener acceso al corazón. Después de la intervención volvió a cerrarlo poniendo unos alambres, que usted no sentirá, con el objetivo de que estos permitan que éste vuelva a cerrarse.

Si este es su caso, los cuidados postoperatorios son muy importantes, pues es vital que este cierre adecuadamente.

Por eso, usted debe cuidar todos los movimientos que haga procurando no hacer fuerza.

  1. Si va a toser abrace un cojín sobre el pecho.
  2. No se apoye en los brazos para levantarse
  3. Evite levantar solo un brazo por encima de la cabeza
  4. No coja objetos a sus espaldas sin voltearse completamente.

Aumentar el volumen de los pulmones

Después de la cirugía cardiovascular sus pulmones perdieron volumen. Es por esta razón que durante su estancia en el hospital tuvo terapias asistidas por profesionales, quienes le enseñaron ejercicios respiratorios que le ayudarán a aumentar el volumen de sus pulmones.

Al salir de la clínica tanto fisioterapeutas como su cirujano le debieron indicar que debe continuar con estos ejercicios en casa. Es fundamental que usted los realice, por lo menos, una vez cada hora las primeras semanas y conforme avanzan los días disminuir la intensidad hasta que el doctor le indique que puede detenerse.

Para conocer algunos de los ejercicios que se recomiendan haga click aquí. (Próximamente)

Recuperación cardíaca

Por último, usted debe hacer ejercicio para que su corazón se recupere. Las primeras semanas el ejercicio debe ser despacio, controlado y con compañía.

Empiece por pequeñas caminatas en la casa y labores domésticas. Es muy importante que usted esté en movimiento; se ha demostrado que las personas que están activas durante los cuidados postoperatorios tienen recuperaciones más satisfactorias.

A medida que pasan los días y usted se sienta mejor, aumente las caminatas diarias hasta llegar a 30 minutos sin sentir cansancio o ahogo. Una vez usted logre esta meta, haga de esta rutina de ejercicios un estilo de vida.

Si se siente motivado y le gustaría implementar más ejercicio en su día a día, consúltelo primero con su médico para que le de algunas recomendaciones generales. También, explíqueles a los entrenadores su condición cardíaca para que ellos sepan qué nivel de exigencia es el mejor para usted.

Si usted cuida con atención los cuatro aspectos que hemos descrito en este artículo tendrá una excelente recuperación y un nuevo estilo de vida para prevenir futuros eventos cardíacos.

Cirugía cardiovascular

Los mejores hospitales en Colombia para cirugías cardiovascualares

hospitales cirugia cardiovascular

Colombia se encuentra posicionada hoy en día como un destino idóneo para la realización de procedimientos médicos. Hace unos años el gobierno nacional determinó que este sector es de talla mundial por lo que ha realizado enormes esfuerzos por socializar con el mundo, las ventajas y beneficios que el país puede ofrecerle a pacientes internacionales y los mejores hospitales con los que cuenta.

Después de una investigación realizada por la revista AméricaEconomía donde se evaluaba la calidad de los servicios prestados por hospitales de países latinoamericanos, Colombia quedó muy bien posicionada, pues cuenta con 20 puestos de un ranking total de 42. Estas instituciones se encuentran en Bogotá, Cali, Medellín y Bucaramanga, ofreciendo así, múltiples alternativas y especialidades.

Los factores que se tuvieron en cuenta para evaluar 190 instituciones fueron la seguridad y dignidad del paciente, el talento humano, los procesos de gestión del conocimiento; la capacidad de optimizar los recursos para obtener los mejores resultados; y el prestigio del hospital.

Colombia se destacó entre las clínicas de otros países pues en promedio el 85,4% de los médicos tienen especialidad y 27,7% subespecialidad, mientras que en los otros hospitales el promedio de profesionales especializados es de 82,2% y con subespecialización el 22,8%, lo que sin lugar a dudas marca una diferencia en la calidad de atención que se ofrece en el país.

Frente a este panorama, las unidades de cirugía cardiovascular no son la excepción y ofrecen tecnología de punta que les permite brindar servicios con estándares internacionales para convertirse en referentes y destinos para pacientes de todo el mundo.

A continuación, haremos una breve reseña de los mejores hospitales en 3 ciudades de Colombia para la realización de un procedimiento cardiovascular.

Fundación Santa Fe

BOGOTÁ

Esta institución es el primer hospital del ranking antes mencionado, ocupando la posición número 4. Cuenta con acreditaciones nacionales y es una de las dos clínicas en Colombia con el certificado Joint Commsission International por la prestación de servicios en salud con los más altos estándares de calidad y seguridad.

El hospital, es una entidad Universitaria privada, sin ánimo de lucro que busca constantemente la excelencia gracias a un grupo de investigación que siempre está en la búsqueda de las mejores soluciones para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Su unidad de cirugía cardiovascular cuenta con procedimientos de punta como: el implante de válvula aórtica Edwards Sapiens por cateterismo, un centro de alta tecnología de recuperación cardíaca y una unidad de cuidados intensivos especializados en cirugías cardiovasculares.

Fundación Valle del Lili

CALI

Este hospital privado, sin ánimo de lucro se encuentra ubicado en la ciudad de Cali, y ocupa la posición número 7 del ranking latinoamericano.

Ha realizado más de 55 publicaciones en revistas científicas nacionales e internacionales que han logrado el reconocimiento de 9 premios de calidad.

También ha sido pionera en la transformación digital, implementando SAP, lo que la ha catalogado como un caso de éxito, pues en el sector salud es el proyecto de tecnología más importante de América Latina en los últimos años.

El servicio de la Unidad Cardiovascular cuenta especialistas y subespecialistas con reconocimiento mundial y con el apoyo de la unidad de cuidados intensivos de la fundación, puede ofrecer la mejor oferta de camas en el occidente del país.

Fundación Cardiovascular de Colombia

BUCARAMANGA

Desde 1986 se creó esta fundación con el propósito de tratar todas las enfermedades del corazón. Fue la primera institución en Colombia con la acreditación internacional Joint Commsission International, por la calidad y estándares del servicio y hoy se encuentra en la posición número 14 del ranking de hospitales de Latinoamérica

Su unidad de cirugía cardiovascular cuenta con el respaldo de la acreditación en salud en Colombia y el certificado “Hospital sin dolor”, una infraestructura moderna y un trato humanizado que la posiciona como uno de los mejores hospitales de la región latina.

Si usted es un paciente que vive fuera de Colombia y está buscando las mejores alternativas para realizarse una cirugía cardiovascular, las instituciones mencionadas son las mejores del país y cuentan con servicios integrales para pacientes internacionales.

Para una valoración con Dr Javier Maldonado, director de la unidad de cirugía cardiovascular de la Fundación Santa Fe, haga click aquí.

Cirugía cardiovascular

¿En qué consiste el reemplazo de las válvulas cardíacas?

válvulas cardíacas

Si está leyendo este artículo es posible que usted o un familiar deba realizarse una cirugía de cambio de válvulas cardíacas. A continuación, encontrará información básica para comprender a grandes rasgos en qué consiste este tipo de cirugía cardiovascular.

Es importante entender que un defecto en alguna válvula cardíaca de su sistema cardiovascular, puede ser la razón por la cual puede sentir dolor torácico (angina), dificultad para respirar, episodios de desmayos (sincope) o insuficiencia cardíaca.

Si este es el caso lo recomendable es analizar la situación con su cardiólogo, quien evaluará su condición, y probablemente lo remita con un cirujano cardiovascular, quien es el experto indicado para realizar un procedimiento de reemplazo o reparo de la válvula que presenta problemas, ya que su mal funcionamiento está afectando que la sangre fluya correctamente.

En perfectas condiciones, las válvulas se abren lo suficiente para que la sangre pueda pasar desde el corazón hacia las arterias, para posteriormente cerrase e impedir que regrese al corazón.

Ahora, para entender mejor cómo funciona este proceso, es importante conocer que en el corazón hay 4 válvulas que se encargan del flujo correcto de la sangre.

  1. Válvula aórtica
  2. Válvula mitral
  3. Válvula tricuspídea
  4. Válvula pulmonar

Si usted o un familiar  fueron diagnosticados con algún tipo de falla en una de estas cuatro válvulas, y han sido remitidos para cirugía, en este artículo le explicamos brevemente en qué consiste el proceso.

El día del procedimiento usted recibirá anestesia general, por lo que no sentirá ningún dolor.

Si se trata de una cirugía de corazón abierto el cirujano hará una incisión quirúrgica suficientemente grande en el esternón para llegar al corazón y a la aorta. Durante este procedimiento su corazón será detenido momentáneamente mientras un sistema de circulación extra corporal se encargará de bombear la sangre al cuerpo. Para su tranquilidad, es importante que sepa que este es un procedimiento de rutina que hoy en día representa un mínimo riesgo para su vida.

Por el contrario, si su cirugía es mínimamente invasiva, el especialista hará incisiones pequeñas en la aureola del pezón o debajo del seno en las mujeres y con una sonda se abrirá paso hasta el corazón.

En el caso de requerir reparación de válvulas, el cirujano puede cortar, dar forma o reconstruir los colgajos afectados.

Pero si la válvula está demasiado dañada, como suele ocurrir con la aorta, ésta deberá ser reemplazada por completo.

Este procedimiento usualmente utiliza alguno de estos dos tipos de válvulas:

Mecánicas: con materiales artificiales como metal o cerámica.

Biológicas: Hechas con tejido humano o animal.

Las primeras duran más, pero probablemente sea necesario tomar anticoagulantes durante el resto de sus días, mientras que las biológicas, requerirán una segunda intervención aproximadamente a los 12 años, con la ventaja de que no generan dependencia a algún fármaco.

En algunos casos el cirujano puede realizar el procedimiento de ROSS, en el cual usa la válvula pulmonar del paciente para reemplazar la válvula aórtica dañada y así poder reemplazar la válvula pulmonar por una nueva. Esto evitará tomar anticoagulantes, pero probablemente requiera otra intervención en el futuro.

Los tiempos y escenarios de cada intervención son diferentes y dependen de las complejidades de cada paciente, pero en general un reemplazo de válvulas cardiacas puede durar entre 5 y 6 horas. Sin embargo, sin importar el tiempo de cirugía, estos procedimientos tienen una mortalidad de menos del 2.5%, una cifra muy alentadora que muestra el éxito de este tipo de intervenciones en la actualidad.

Así que, si se está preparando para una cirugía de cambio de válvulas cardiacas, recuerde que se enfrenta a un procedimiento rutinario que se ha consolidado como una de las cirugías más seguras o de menor riesgo en el campo de la cirugía cardiovascular.

Cirugía cardiovascular

¿Cómo manejar la ansiedad ante una cirugía cardiovascular?

ansiedad

Ante la inminencia de una intervención quirúrgica, generalmente las personas presentan en alguna medida ansiedad y estrés. Cuando estas reacciones se manifiestan de forma moderada puede ser positivo, ya que estas invitan a las personas a tomar acciones frente a su condición. No obstante, si estas emociones sobrepasan los límites normales, se podrían desencadenar efectos negativos que afectan notablemente la recuperación del paciente.

Existen varios estudios que demuestran que a mayor grado ansiedad es más largo el postoperatorio y es más común que se presenten complicaciones. También, que las personas tengan un umbral del dolor más bajo y que, por lo tanto, perciban mayor dolor.

Ahora, las condiciones propias de una cirugía también pueden incrementar la ansiedad de los pacientes, ya que se encuentran en un lugar frío, lleno de máquinas y con muchos profesionales de la salud que desconocen.

Por eso, es importante la preparación psicológica de familiares y pacientes, el manejo de la ansiedad los días antes de la intervención y la asistencia a las citas prequirúrgicas, para controlar las emociones y entender el procedimiento,  ya que se ha comprobado que los pacientes más seguros y optimistas fueron los que necesitaron menos días para darles de alta y los que más rápido retomaron sus actividades cotidianas.

PREPARACIÓN PSICOLÓGICA :

Es común que las personas, cuando presentan una condición de salud, olviden que son seres integrales y que lo que ocurre a nivel físico los afecta tanto psicológicamente, como emocional y espiritualmente.

Por eso, es importante que busquen asesoría espiritual en estos momentos, ya que esto les permite adquirir confianza y por lo tanto, se disminuirá la ansiedad.

También, es recomendable que tanto familiares como paciente, asistan a sesiones de terapia psicológica, de tal forma que adquieran herramientas que les permitan sobrellevar los cambios, los miedos y la incertidumbre que produce una cirugía.

Así mismo, podrán explorar las razones por las que posiblemente el cuerpo ha llegado a manifestar una enfermedad y desde el apoyo profesional encontrar soluciones para mejorar los aspectos de la vida cotidiana que han podido desencadenar dicha condición como estrés, ira o tristeza, entre otros.

MANEJO DE LA ANSIEDAD

Es normal que los pacientes, y sus allegados, comiencen a sentir mayor ansiedad cuando se aproxima la fecha de la cirugía cardiovascular. De hecho, es muy común que la persona que va a ser intervenida no duerma bien la noche anterior y que se sienta abrumada las horas antes.

Si se ha optado por no asistir a terapia psicológica, se recomienda realizar al menos unos minutos de meditación cada día, expresar los miedos y las angustias a familiares o allegados y, hacer actividades que aquieten y distraigan la mente, para evitar pensamientos negativos que desencadenen altos niveles de ansiedad.

CITAS PREQUIRÚRGICAS

Las citas con enfermería antes de la cirugía son vitales para reducir los niveles de ansiedad y proveer por el bienestar del paciente y familiares.

Durante estas consultas es ideal que se le exprese a la persona encargada todas las preguntas, dudas y miedos, ya que está podrá disipar inquietudes y dar la información pertinente que permita conocer el proceso, sus riesgos reales y aclarar miedos infundados.

Además, es vital que el paciente entable una relación cercana con esta persona, que confíe plenamente en su criterio, ya que esto le permitirá sentirse tranquilo y acompañado, y con eso se disminuyen los niveles de ansiedad. También, que un familiar la conozca, pues será con ella con quien tendrán la mayor comunicación durante todo el proceso hospitalario.

CONCLUSIÓN

Es fundamental que los pacientes sean conscientes de la importancia de mantener la ansiedad en niveles benéficos, ya que presentar índices altos puede alterar su percepción del dolor, aumentar la hospitalización, provocar nauseas, alterar la frecuencia cardíaca y demorar el regreso a actividades cotidianas.

Por el contrario, si se mantiene tranquilo, positivo, y con niveles de ansiedad normales, es probable que su cuerpo responda mejor a toda la cirugía, que su recuperación postoperatoria sea más rápida y que se sienta mejor que antes de la cirugía.

Si usted es familiar de un paciente que pronto va a ser operado, adquiera también herramientas para el manejo de la ansiedad, esto no solo será un beneficio para usted, sino que, además, le quitará una carga a su ser querido.

Photo by Daan Stevens on Unsplash

Cirugía cardiovascular

5 películas que hay que ver durante la recuperación de una cirugía cardiovascular

Recuperación_2

Después de una cirugía cardiovascular es normal que los pacientes se sientan desanimados los primeros días al volver a casa. Sin embargo, una buena actitud y una visión positiva son características fundamentales para que la recuperación sea más efectiva.

Por este motivo, hemos creado esta lista de 5 películas que tienen la capacidad de transformar la forma como vemos la vida y darnos la motivación para asumir los retos y desafíos que se nos han puesto en el camino.

Si usted ya vio estás obras en el pasado, vuelva a darles una oportunidad durante su recuperación, hoy en día usted tiene una visión diferente de su existencia y estás cintas de seguro le permitirán replantearse muchas de sus actitudes y tomar la fuerza para cambiar algunos hábitos, estilos de vida y maneras de pensar.

1. En busca de la felicidad

Esta historia nos muestra como la perseverancia nos lleva a cumplir nuestros sueños y a ser la mejor versión de nosotros mismos.

A pesar de las dificultades Chris Gardner, un padre soltero y en bancarrota, logra convertirse en uno de los mejores corredores de bolsa de Nueva York. Para esto debe realizar varios sacrificios, aceptar una pasantía no remunerada, quedarse en la oficina en la hora del almuerzo para optimizar sus llamadas telefónicas, desprenderse de 5 dólares para dárselos a su jefe millonario y correr por las calles de esta metrópoli con su hijo de la mano para llegar a tiempo a un hospedaje subsidiado.

Sin importar los obstáculos el protagonista, durante la pasantía, logra resultados asombrosos y su vida logra un giro de 180º.

2. Ratatouille

Esta película nos cuenta la vida de una rata apasionada por cocinar, que debe renunciar a su familia para lograr su sueño de ser un gran chef.

Todo está en su contra, su biología está diseñada para no apreciar la comida, sus parientes son capaces de comer cualquier cosa y además, lo obvio; es una rata, por lo tanto jamás podrá ser vista en un restaurante por cuestiones de salubridad.

Por otro lado, nos muestra la vida de Alfredo Linguini un joven inseguro que no confía en sí mismo y por esto torpe en la cocina y en el amor.

Los dos personajes se encuentran para crear una dupla explosiva y convertirse en los mejores chefs de Paris.

Una película muy divertida que le traerá alegría a toda recuperación.

3. Forrest Gump

En esta selección de películas no podía faltar Forres Gump, la historia de un joven con una leve discapacidad mental que puede ver la realidad de un país y de su vida siempre con una perspectiva positiva. Una invitación a darle una nueva mirada a nuestra recuperación.

Aquí algunas de sus frases más memorables.

“Puede que yo no sea muy listo, pero sí sé lo que es el amor”

“-Forrest ¿Ya encontraste a Jesús? – No sabía que tenía que buscarlo”

“Es curioso lo que un joven recuerda. Porque yo no recuerdo haber nacido, no recuerdo lo que me regalaron para mi primera Navidad y no recuerdo a dónde fui para mi primer pic-nic. Pero sí recuerdo la primera vez que escuché la voz más dulce de todo el mundo”.

4. Gattaca

Esta historia se desarrolla en un futuro donde los padres podían hacer que sus hijos fueran genéticamente perfectos. Una pareja, cuando hasta ahora comenzaban a implementar esta nueva tecnología, deciden tener un hijo de manera natural. Luego de unos años, tienen un segundo bebé implementando las nuevas tendencias y ambos crecen con las implicaciones que esto trae: El menor siempre el mejor.

El sueño del protagonista, el hijo mayor, es viajar al espacio pero esto solo lo pueden hacer los más perfectos de los perfectos así que, él debe ingeniárselas para lograr cumplir su sueño, desafiando al sistema y trabajándose mucho a sí mismo.

Esta película es maravillosa para mostrarnos que nada ni nadie es perfecto y que en nuestras manos esta nuestra recuperación.

5. Erin Brokovich

Por último, en este top de películas para una recuperación exitosa,  tenemos esta historia de una madre soltera, inadecuada para un mundo de abogados, que logra ganar una de las demandas colectivas más grandes de Estados Unidos.

Esta mujer logra su cometido gracias a una sola palabra: compromiso. Con su decisión de ayudar a los menos favorecidos, conociendo sus historias personales y entablando con las víctimas una relación humana, logra la confianza de muchos para que sea ella quien luche por sus derechos.

Una película llena de humor y con un personaje muy auténtico que no puedes dejar de ver.

Esta es nuestra selección de películas para todas las personas que han atravesado por una cirugía cardiovascular.

Cuéntenos en los comentarios qué película le recomendaría usted a nuestros lectores.

Photo by rawpixel.com on Unsplash

Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular mínimamente invasiva

heart-3042975_640

En las últimas décadas la cirugía cardiovascular ha evolucionado notablemente. Durante mucho tiempo las enfermedades donde las válvulas cardíacas estaban comprometidas solo podían ser tratadas con el reemplazo de prótesis mecánicas o biológicas, con una esternotomía media, con circulación extracorpórea, y deteniendo el corazón en diástole para poder llevar a cabo estos complejos procedimientos. Sin embargo, en los últimos años con el desarrollo de nuevas tecnologías y la profundización en el conocimiento e interpretación de las enfermedades cardiovasculares se han encontrado otras opciones terapéuticas para el tratamiento de estos casos.

Por ejemplo, en la década de los 70`s cuando se introdujo el reemplazo valvular con prótesis, la mayoría de las afecciones eran solucionadas con esta tecnología. No obstante, hoy en día el panorama es muy diferente, ya que se contempla en primera instancia la posibilidad de una intervención para reparar la válvula y solo si es absolutamente necesario se realiza el procedimiento de reemplazo.

También, los avances en la circulación extracorpórea y las nuevas opciones para no detener el corazón durante las intervenciones han cambiado notablemente el escenario de la cirugía cardiovascular.

Por supuesto, la introducción de nuevas tecnologías como cámaras, asistentes quirúrgicos como monitores y la robótica, hacen que las intervenciones tengan menores riesgos, que el paciente sufra menos traumatismos y que los médicos puedan realizar de forma más precisa, eficiente y segura su labor.

Cabe mencionar que la introducción de prótesis por vía percutánea ha sido una gran alternativa para algunos pacientes considerados de alto riesgo, donde una cirugía podría ser significativamente más riesgosa.

Gracias a estos avances, hoy la cirugía cardiovascular ha reducido notablemente los índices de mortalidad y se han disminuido las complicaciones postoperatorias que podían presentarse durante los días de hospitalización.

Ahora, es fundamental que el lector comprenda que el término mínimamente invasivo hace referencia a la disminución de la incisión que debe realizarse sobre el paciente.

Hace unos años, cuando aún no existían algunos de los avances tecnológicos que se mencionaron previamente, era necesario realizar una incisión en el esternón y abrirlo en dos. Con este procedimiento, los cirujanos podían tener visual muy clara del corazón y hacer las intervenciones necesarias.

Hoy en día, gracias a las cámaras y monitores de asistencia, los cirujanos pueden realizar cortes pequeños, sin abrir el esternón y gracias a la visual amplificada en los equipos tener una visión clara del corazón y de cada uno de los procedimientos que está realizando.

Ahora, es importante comprender que para la aplicación de estas técnicas es vital un estudio personalizado de cada paciente, ya que no todos pueden ser intervenidos mediante estas metodologías. Para algunos casos esta será la mejor alternativa, pero en otras ocasiones será necesario hacer una esternotomía en beneficio del paciente y del equipo médico.

Pacientes a los que no se les recomienda una cirugía cardiovascular mínimamente invasiva:

1. Con cirugía previa en el pulmón

2. Enfermedad ateroesclerótica, aortoilíaca, y periférica

3. Procedimientos combinados

4. Disfunción cardíaca severa.

También es importante comprender, que a pesar de no tener algunas de las condiciones antes mencionadas, estas intervenciones presentan ciertas desventajas y que, por esta razón, en ocasiones, el médico cirujano podrá recomendar otro tipo de procedimiento más beneficioso para la persona.

Además, hay que aclarar que para la realización de estas operaciones los hospitales deben contar con tecnología de punta y personal altamente calificado.

Este escenario se presenta en pocas clínicas de los países latinoamericanos y solo aquellas con inversiones significativas en investigación y capacitaciones pueden ofrecer a los pacientes intervenciones con tecnología de punta como la descrita en este artículo.

Lo que sí es cierto, es que los avances de la ciencia médica son vertiginosos y por este motivo, como en otras áreas hoy en día, cada vez tanto pacientes como personal médico tendrán mejores alternativas terapéuticas para tratarlas condiciones médicas.

Por eso, los futuros cirujanos cardiovasculares tendrán la oportunidad de realizar procedimientos mucho más complejos, con técnicas menos invasivas para el paciente, con mayor precisión y eficiencia, menor tiempo en la sala de cirugía, con disminución de riesgos, complicaciones inferiores y con una recuperación más amigable, que permita a las personas retomar con mayor rapidez sus actividades diarias.

Photo Pixabay

Cirugía cardiovascular

¿Cuál es la diferencia entre un cirujano cardiovascular y un cirujano vascular?

doctor-2568481_1280

Los términos médicos en muchas ocasiones pueden confundir a las personas ya que algunas palabras tienen relaciones fonéticas y semánticas, que dificultan su diferenciación.

Este es el caso de las especialidades de cirugía cardiovascular y cirugía vascular, que a la mirada de una persona que desconoce con exactitud lo que trata cada una, pueden terminar resultando lo mismo.

Es por esto, que en este artículo definiremos la esencia de cada una de ellas y las condiciones o enfermedades que tratan.

Si usted está investigando con qué médico solicitar una cita para sus afecciones cardíacas, este artículo puede ser de su interés ya que le evitará que vaya al cirujano equivocado y que pueda distribuir su tiempo de una manera más asertiva.

Sin más preámbulos comencemos con las definiciones respectivas.

Cirugía Cardiovascular:

Esta especialidad de la medicina se dedica a sanar las fallas y enfermedades que afectan al sistema cardiovascular y que requieren una intervención quirúrgica.

En palabras más comunes, esta especialidad se enfoca en el corazón, y en las arterías y venas que están conectados con este órgano vital.

En la práctica los cirujanos cardiovasculares, cumplen la función de diagnóstico y realización de procesos terapéuticos relacionados con dicho sistema.

En este sentido, usted debe consultar un cirujano cardiovascular si presenta alguna de estas condiciones.

1. Ha sido remitido por un médico cardiólogo.

2. Presenta dolores en el pecho incapacitantes por algunos minutos.

3. Tiene mareos o ha disminuido significativamente su rendimiento cardiaco. Por ejemplo, ahora le toma el doble de tiempo realizar el mismo ejercicio.

4. Ha tenido un evento agudo como un infarto al miocardio.

5. Ha sido diagnosticado con una falla cardíaca y requiere seguimiento constante.

Por otro lado, los procedimientos más comunes realizados bajo esta especialidad son:

§ Cirugía coronaria (bypass o puentes coronarios).

§ Cirugía valvular (sustitución y reparación valvular).

§ Cirugía de los grandes vasos (arterias aorta y pulmonar).

§ Cirugía de las arritmias.

§ Trasplante cardiaco e implante de asistencias ventriculares.

Cirugía vascular:

Por otro lado, la especialidad de cirugía vascular se ocupa de los trastornos y enfermedades que se presentan en las venas y arterias, como, por ejemplo, obstrucciones, dilataciones o fallas congénitas que impiden que se transporte de forma adecuada la sangre alrededor de todo el cuerpo. En estos casos el corazón puede estar funcionando perfectamente, pero, aun así, la sangre no circula bien.

En términos más coloquiales esta especialidad trata con cirugía las venas y arterías que están impidiendo que la sangre llegue con un flujo abundante y constante a los diferentes órganos del cuerpo.

Así, usted debe asistir a un cirujano vascular si presenta alguna de las siguientes condiciones:

1. Siente dolores en las pantorrillas, muslos y/o nalgas.

2. Si presenta dedos morados.

3. Si tiene baja presión en las extremidades.

4. Si presenta calambres muy agudos durante el ejercicio que cesan cuando está en reposo.

5. Si le han diagnosticado un aneurisma.

6. Si le han diagnosticado arterioesclerosis de la arteria carótida

7. Cuando le hayan diagnosticado una enfermedad arterial periférica.

8. Al tener venas varicosas u otras complicaciones

Como puede ver, los cirujanos cardiovasculares, también tratan algunas enfermedades que se presentan en las arterias y venas, pero únicamente aquellas que llegan y salen directamente del corazón.

Por eso, es muy importante que usted conozca muy bien, antes de solicitar una cita con un cirujano especialista, la parte del cuerpo que está presentando complicaciones.

En lo posible siga las instrucciones del médico general quien es el primero en direccionarlo en el camino correcto.

Recuerde que algunos síntomas pueden ser indicaciones de varias condiciones, por eso es posible que usted sea remitido a diferentes especialistas para tener un diagnóstico acertado.

Por favor, escríbanos sus inquietudes, será un gusto resolverlas.

Photo Pixabay