By-pass

Cirugía cardiovascular

Tipos de cirugía cardiovascular que existen

corazónCírugia cardiovascular

La cirugía cardiovascular es la rama de la medicina que trata las enfermedades quirúrgicas del corazón y de los grandes vasos que lo conectan con el resto del cuerpo: la arteria pulmonar, la aorta ascendente y el tronco aórtico. A simple vista, parece un campo muy limitado pero la realidad es que la cirugía cardiovascular utiliza diferentes técnicas y abordajes para cada enfermedad.

Por ejemplo, la circulación extracorpórea y la evolución de técnicas mínimamente invasivas para poner implantes valvulares sin necesidad de detener el corazón son avances médicos sin precedentes que han cambiado la historia de la medicina y de los pacientes.

Los principales tipos de cirugía cardiovascular son:

  1. Cirugía coronaria, también conocida como bypass o puentes coronarios.
  2. Cirugía valvular, o reemplazo y reparación de las válvulas.
  3. Cirugía de grandes vasos
  4. Cirugía de arritmias
  5. Trasplante cardíaco

A continuación, encontrará una descripción de cada uno de los procedimientos mencionados.

Bypass coronario

Seguramente usted conoce a alguien que ha tenido que enfrentarse a una cirugía de bypass, pues esta intervención es la más común de todas.

Se realiza cuando una arteria coronaria se encuentra enferma u obstruida y, por ende, requiere de un puente que evite la obstrucción y permita la correcta circulación de la sangre.

Durante la cirugía se divide el esternón, se detiene el corazón y se conecta al paciente a una máquina de circulación extracorpórea.

Generalmente se utiliza un trozo de un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo como la pierna, el brazo o la arteria mamaria.

Cuando un paciente entra a cirugía, el médico puede descubrir que la persona necesita más de un bypass y realizar tantos como sean necesarios.

Al finalizar la intervención se habrán creado nuevas rutas que permiten la correcta oxigenación y recepción de nutrientes por parte del corazón.

Cirugía Valvular

Para comprender la cirugía valvular es importante entender cómo funciona el corazón. Este bombea sangre es una sola dirección y las válvulas se encargan de que el flujo sanguíneo no retroceda. En cada latido las distintas cavidades del corazón se llenan de sangre y con la presión adelante y detrás de las válvulas se logra que estas se abran y cierren en el momento adecuado.

Este proceso de abrir y cerrarse se realiza más de 60 veces por minuto y con el tiempo las válvulas se desgastan y pueden llegar a presentar fallas que requieren de una cirugía cardiovascular.

Las dos condiciones más comunes son:

Estenosis: la válvula no se abre lo suficiente por lo que entra solo una pequeña cantidad de sangre. Esto ocurre cuando las valvas se engrosan, se endurecen o se fusionan.

Regurgitación: la válvula no se cierra bien y por lo tanto la sangre se devuelve.

Dependiendo de la gravedad y deterioro de la válvula esta puede ser reparada o reemplazada. En el primer caso el cirujano hará una reconstrucción para que ésta funcione correctamente y en el segundo pondrá un implante biológico o mecánico para sustituir la válvula existente.

Para conocer más detalles de la cirugía valvular haz click aquí.

Cirugía de grandes vasos

Esta cirugía es la encargada de intervenir un aneurisma. Un aneurisma es una dilatación, en forma de globo, que se forma en un vaso sanguíneo o en la pared del corazón.

Hoy en día existen diferentes técnicas mínimamente invasivas con el objeto de no hacer una cirugía a corazón abierto, donde las incisiones son muy pequeñas, se accede al corazón y puede realizarse el procedimiento sin necesidad de conectar al cuerpo a una circulación extracorpórea.

Para reparar un aneurisma el cirujano cardiovascular deberá encontrar el vaso afectado o la parte del corazón deteriorada para sustituirla con un injerto que funciona como un parche y evita que dicha zona se reviente.

Cirugía de Arritmias

Las arritmias pueden controlarse con medicamentos y en casos muy avanzados será necesario realizar una intervención quirúrgica donde el cirujano implanta un dispositivo de estimulación, comúnmente llamado marcapasos.

Este procedimiento es más sencillo que los antes descritos y por lo tanto puede llevarse a cabo en un laboratorio de caterización.

Trasplante cardíaco

Un trasplante de corazón es un proceso complejo que requiere de un equipo de profesionales que acompañen los dos momentos cruciales, por un lado, la cirugía del donante, donde el cirujano cardiovascular debe determinar si el corazón se encuentra en las mejores condiciones y cuenta con los requisitos para ser aceptado por el beneficiario y un segundo procedimiento con el paciente receptor, donde efectivamente se realiza el trasplante cardíaco.

Estos son los principales tipos de cirugía cardiovascular que se realizan. Ahora, con los avances médicos estas intervenciones son cada vez menos traumáticas, lo que permite que la recuperación sea más rápida y que los pacientes puedan retomar pronto su vida.

Cirugía cardiovascular

Preguntas frecuentes sobre la cirugía cardiovascular

cirugia-cardiovascular

¿Cómo se presentaría usualmente una complicación en una arteria coronaria?

El caso más común es el de una persona que a lo largo de los años ha ido acumulando grasa (colesterol) en las arterias coronarias, creando obstrucciones que no permiten que la sangre fluya adecuadamente. En esta situación, pueden haber ingresado a la clínica con fuertes dolores en el pecho (angina), dificultad para respirar, mareos y desmayos, para lo cual en muchos casos se realiza un By-pass, o en otras palabras, un puente coronario para que la sangre llegue al corazón con un flujo adecuado.

Por otro lado, en caso de un infarto, se puede provocar un desgarramiento del revestimiento arterial creando un coágulo que se acumula hasta impedir que llegue la sangre al miocardio. En estos casos, también se puede requerir un puente que permita la correcta oxigenación y llegada de nutrientes al músculo cardiaco.

¿Cómo es el proceso para estudiar la necesidad de una cirugía cardiovascular?

Generalmente cuando un paciente requiere una cirugía cardiovascular es porque ha vivido un episodio agudo que hace inminente la intervención. Esto significa que el cuerpo y corazón han llegado a un límite y la persona se siente incapacitada para continuar con sus labores diarias.

En estos casos la cirugía se presenta como la única alternativa para solucionar las afecciones, pues no existen medicamentos que permitan tratar las enfermedades del corazón cuando éstas requieren un procedimiento quirúrgico. Es además frecuente que el tratamiento por intervencionismo con angioplastia o stent no sea recomendable.

En el caso de que el cardiólogo detecte alguna irregularidad en el sistema cardiovascular, solicitará una serie de exámenes que le permitirán iniciar la evaluación en profundidad del estado de salud del paciente. Entre los exámenes más frecuentes están:

Nivel de colesterol y sus diferenciales

Nivel de glucosa

Nivel de proteína C-reactiva

Dependiendo de los resultados hará pruebas adicionales para detectar con mayor precisión las fallas que se están presentando. En esta etapa, los exámenes más comunes son:

Electrocardiograma

Prueba de esfuerzo

Ecocardiograma

Angiografías (coronagrafía o cateterismo cardiaco)

Perfusión miocárdica

Si el cardiólogo, después de analizar los hallazgos, detecta fallas en las arterias coronarias, u otros problemas para los cuales considere pertinente la valoración de un cirujano experto, remitirá al paciente a un cirujano cardiovascular quien evaluará los resultados y tomará la decisión final sobre la necesidad de una operación. Es muy frecuente que su prepagada o EPS solicite también que sus resultados sean presentados en una Junta de Decisiones.

Sin embargo, muchos de los pacientes que requieren cirugía han presentado un episodio agudo y ya se encuentran hospitalizados.

Todas las cirugías cardiovasculares tienen como prioridad mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de presentar eventos agudos e incluso infartos en el futuro. Así, que si usted o un familiar ha sido remitido a cirugía tenga la certeza que es la mejor decisión, traerá enormes beneficios e impactará positivamente la salud del paciente.

Descargue la guía. Todo lo que debe saber antes durante y después de una cirugía cardiovascular.

¿Cómo se puede prevenir la necesidad de una cirugía cardiovascular coronaria?

Para prevenir las enfermedades cardiovasculares es muy importante que los pacientes que presentan factores de riesgo tengan controles médicos regulares, en los cuales el cardiólogo podrá detectar de manera temprana los avances de cualquier enfermedad para poder controlarla sin necesidad de cirugía.

En este orden de ideas, los adultos mayores, los fumadores, la personas con niveles de colesterol alto, presión arterial alta, los sedentarios, los obesos, los diabéticos y quienes tengan en su historia familiar antecedentes de enfermedades del corazón deben realizarse exámenes por lo menos una vez al año para descartar fallas en el órgano, pues muchas veces las afecciones cardiovasculares son silenciosas y esto dificulta realizar un diagnóstico a tiempo que evite la cirugía.

Conozca más sobre el corazón y la experiencia del Dr. Maldonado aquí