cirugía cardiovascular

Sin categoría

¿Cómo vencer el miedo a la Cirugía Cardiovascular?

miedo cirugía

Es normal que los pacientes y familiares de las personas con indicación quirúrgica para el corazón sientan miedo al conocer la noticia. Es lógico, pues todos sabemos su vital función y ante la posibilidad de que este falle podemos llegar a imaginar escenarios poco alentadores.

Sin embargo, gracias a las investigaciones médicas y al surgimiento de equipos y técnicas de última generación, los riesgos de una Cirugía Cardiovascular han disminuido considerablemente.

Hoy en día, el riesgo de una Cirugía Cardiovascular puede oscilar entre el 2 y 3 porciento, y elevarse hasta un 7% cuando el paciente tiene una edad muy avanzada o presenta otras condiciones médicas que complejizan su cuadro.

Ahora, no es recomendable generalizar y por eso, es muy importante que si usted o un familiar han sido indicados para cirugía entienda muy bien el cuadro clínico, hable con el cirujano y su equipo, para despejar dudas, reducir su miedo y conocer con mayor precisión el riesgo puntual de su intervención.

Si está buscando información para reducir su miedo, tenga en cuenta las siguientes indicaciones.

  1. Encuentre un Cirujano Cardiovascular que le transmita confianza

Ante una Cirugía Cardiovascular lo más significativo es su tranquilidad y la de sus familiares. Por eso, le recomendamos encontrar un cirujano que le transmita confianza, que se tome el tiempo de oír sus preocupaciones y resolver sus inquietudes.

No se deje llevar solo por los títulos, reconocimientos y recomendaciones de otras personas. Asista personalmente a la consulta con el médico y verifique si se siente tranquilo de estar en sus manos.

Durante la consulta asista con un acompañante que le de otra perspectiva y opinión, es probable que usted se sienta sensible y no pueda ser del todo objetivo. Una tercera persona le puede ayudar a entender lo que el cirujano trata de explicarle y ser u apoyo en el manejo del miedo.

  1. Busque un equipo de profesionales de salud que le transmitan seguridad.

Es fundamental que usted comprenda que una cirugía cardiovascular no está en manos únicamente del cirujano. Por eso, en algunas clínicas usted tendrá citas con enfermeras jefe, anestesiólogos y cardiólogos, entre otros, que lo guiarán para comprender la dimensión de su intervención.

Por esto, es recomendable sentir confianza y tranquilidad con todos los profesionales de la salud que le harán seguimiento a su proceso.

Comuníquele a las enfermeras jefes su miedo y confíe en lo que le informen, su rol es prestarle una atención humana, siempre eficiente, y solo cuando lo consideren necesario lo remitirán a hablar directamente con el cirujano.

Así que, para vencer su miedo, lo invitamos a escoger un equipo de profesionales y a confiar en las indicaciones que ellos le den.

  1. Escoja una clínica que cuente con certificados internacionales y equipos de última generación

Los certificados internacionales de una clínica permiten saber con certeza que, las instalaciones y el personal de un hospital cuenta con los más altos estándares de calidad.

Por eso, siempre será una excelente opción conocer qué clínicas de su ciudad cuentan con estos certificados y solicitar consulta con el médico cirujano que trabaja en esta institución.

Conozca los beneficios de la Clínica Fundación Santa Fe

  1. Sea cuidadoso con la información que encuentra en Internet

Internet es una fuente de información y desinformación. Es debido a esto, que lo invitamos a reducir su necesidad de investigación a través de este medio. Si tiene dudas, hable con la enfermera jefe y pídale fuentes y literatura que pueda consultar. Lo más probable es que cuente con cartillas, guías, artículos y documentos diseñados especialmente para resolver su miedo.

Por último, entienda que usted ha sido remitido a una cirugía cardiovascular para brindarle una mejor calidad de vida, y que es posible que corra más riesgos si no se realiza la intervención. Sabemos que recibir la noticia no es fácil, pero si el personal médico considera que es vital que usted sea operado es porque ya han hecho el análisis pertinente y han determinado que es menor el riesgo de realizar la cirugía.

Recuerde que todo el personal médico involucrado en el proceso desea lo mejor para usted, confiar en ellos es su mejor elección

Photo by Natanael Melchor on Unsplash

 

Cirugía cardiovascular

Los mejores hospitales en Colombia para cirugías cardiovascualares

hospitales cirugia cardiovascular

Colombia se encuentra posicionada hoy en día como un destino idóneo para la realización de procedimientos médicos. Hace unos años el gobierno nacional determinó que este sector es de talla mundial por lo que ha realizado enormes esfuerzos por socializar con el mundo, las ventajas y beneficios que el país puede ofrecerle a pacientes internacionales y los mejores hospitales con los que cuenta.

Después de una investigación realizada por la revista AméricaEconomía donde se evaluaba la calidad de los servicios prestados por hospitales de países latinoamericanos, Colombia quedó muy bien posicionada, pues cuenta con 20 puestos de un ranking total de 42. Estas instituciones se encuentran en Bogotá, Cali, Medellín y Bucaramanga, ofreciendo así, múltiples alternativas y especialidades.

Los factores que se tuvieron en cuenta para evaluar 190 instituciones fueron la seguridad y dignidad del paciente, el talento humano, los procesos de gestión del conocimiento; la capacidad de optimizar los recursos para obtener los mejores resultados; y el prestigio del hospital.

Colombia se destacó entre las clínicas de otros países pues en promedio el 85,4% de los médicos tienen especialidad y 27,7% subespecialidad, mientras que en los otros hospitales el promedio de profesionales especializados es de 82,2% y con subespecialización el 22,8%, lo que sin lugar a dudas marca una diferencia en la calidad de atención que se ofrece en el país.

Frente a este panorama, las unidades de cirugía cardiovascular no son la excepción y ofrecen tecnología de punta que les permite brindar servicios con estándares internacionales para convertirse en referentes y destinos para pacientes de todo el mundo.

A continuación, haremos una breve reseña de los mejores hospitales en 3 ciudades de Colombia para la realización de un procedimiento cardiovascular.

Fundación Santa Fe

BOGOTÁ

Esta institución es el primer hospital del ranking antes mencionado, ocupando la posición número 4. Cuenta con acreditaciones nacionales y es una de las dos clínicas en Colombia con el certificado Joint Commsission International por la prestación de servicios en salud con los más altos estándares de calidad y seguridad.

El hospital, es una entidad Universitaria privada, sin ánimo de lucro que busca constantemente la excelencia gracias a un grupo de investigación que siempre está en la búsqueda de las mejores soluciones para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Su unidad de cirugía cardiovascular cuenta con procedimientos de punta como: el implante de válvula aórtica Edwards Sapiens por cateterismo, un centro de alta tecnología de recuperación cardíaca y una unidad de cuidados intensivos especializados en cirugías cardiovasculares.

Fundación Valle del Lili

CALI

Este hospital privado, sin ánimo de lucro se encuentra ubicado en la ciudad de Cali, y ocupa la posición número 7 del ranking latinoamericano.

Ha realizado más de 55 publicaciones en revistas científicas nacionales e internacionales que han logrado el reconocimiento de 9 premios de calidad.

También ha sido pionera en la transformación digital, implementando SAP, lo que la ha catalogado como un caso de éxito, pues en el sector salud es el proyecto de tecnología más importante de América Latina en los últimos años.

El servicio de la Unidad Cardiovascular cuenta especialistas y subespecialistas con reconocimiento mundial y con el apoyo de la unidad de cuidados intensivos de la fundación, puede ofrecer la mejor oferta de camas en el occidente del país.

Fundación Cardiovascular de Colombia

BUCARAMANGA

Desde 1986 se creó esta fundación con el propósito de tratar todas las enfermedades del corazón. Fue la primera institución en Colombia con la acreditación internacional Joint Commsission International, por la calidad y estándares del servicio y hoy se encuentra en la posición número 14 del ranking de hospitales de Latinoamérica

Su unidad de cirugía cardiovascular cuenta con el respaldo de la acreditación en salud en Colombia y el certificado “Hospital sin dolor”, una infraestructura moderna y un trato humanizado que la posiciona como uno de los mejores hospitales de la región latina.

Si usted es un paciente que vive fuera de Colombia y está buscando las mejores alternativas para realizarse una cirugía cardiovascular, las instituciones mencionadas son las mejores del país y cuentan con servicios integrales para pacientes internacionales.

Para una valoración con Dr Javier Maldonado, director de la unidad de cirugía cardiovascular de la Fundación Santa Fe, haga click aquí.

Cirugía cardiovascular

Cirugía cardiovascular mínimamente invasiva

heart-3042975_640

En las últimas décadas la cirugía cardiovascular ha evolucionado notablemente. Durante mucho tiempo las enfermedades donde las válvulas cardíacas estaban comprometidas solo podían ser tratadas con el reemplazo de prótesis mecánicas o biológicas, con una esternotomía media, con circulación extracorpórea, y deteniendo el corazón en diástole para poder llevar a cabo estos complejos procedimientos. Sin embargo, en los últimos años con el desarrollo de nuevas tecnologías y la profundización en el conocimiento e interpretación de las enfermedades cardiovasculares se han encontrado otras opciones terapéuticas para el tratamiento de estos casos.

Por ejemplo, en la década de los 70`s cuando se introdujo el reemplazo valvular con prótesis, la mayoría de las afecciones eran solucionadas con esta tecnología. No obstante, hoy en día el panorama es muy diferente, ya que se contempla en primera instancia la posibilidad de una intervención para reparar la válvula y solo si es absolutamente necesario se realiza el procedimiento de reemplazo.

También, los avances en la circulación extracorpórea y las nuevas opciones para no detener el corazón durante las intervenciones han cambiado notablemente el escenario de la cirugía cardiovascular.

Por supuesto, la introducción de nuevas tecnologías como cámaras, asistentes quirúrgicos como monitores y la robótica, hacen que las intervenciones tengan menores riesgos, que el paciente sufra menos traumatismos y que los médicos puedan realizar de forma más precisa, eficiente y segura su labor.

Cabe mencionar que la introducción de prótesis por vía percutánea ha sido una gran alternativa para algunos pacientes considerados de alto riesgo, donde una cirugía podría ser significativamente más riesgosa.

Gracias a estos avances, hoy la cirugía cardiovascular ha reducido notablemente los índices de mortalidad y se han disminuido las complicaciones postoperatorias que podían presentarse durante los días de hospitalización.

Ahora, es fundamental que el lector comprenda que el término mínimamente invasivo hace referencia a la disminución de la incisión que debe realizarse sobre el paciente.

Hace unos años, cuando aún no existían algunos de los avances tecnológicos que se mencionaron previamente, era necesario realizar una incisión en el esternón y abrirlo en dos. Con este procedimiento, los cirujanos podían tener visual muy clara del corazón y hacer las intervenciones necesarias.

Hoy en día, gracias a las cámaras y monitores de asistencia, los cirujanos pueden realizar cortes pequeños, sin abrir el esternón y gracias a la visual amplificada en los equipos tener una visión clara del corazón y de cada uno de los procedimientos que está realizando.

Ahora, es importante comprender que para la aplicación de estas técnicas es vital un estudio personalizado de cada paciente, ya que no todos pueden ser intervenidos mediante estas metodologías. Para algunos casos esta será la mejor alternativa, pero en otras ocasiones será necesario hacer una esternotomía en beneficio del paciente y del equipo médico.

Pacientes a los que no se les recomienda una cirugía cardiovascular mínimamente invasiva:

1. Con cirugía previa en el pulmón

2. Enfermedad ateroesclerótica, aortoilíaca, y periférica

3. Procedimientos combinados

4. Disfunción cardíaca severa.

También es importante comprender, que a pesar de no tener algunas de las condiciones antes mencionadas, estas intervenciones presentan ciertas desventajas y que, por esta razón, en ocasiones, el médico cirujano podrá recomendar otro tipo de procedimiento más beneficioso para la persona.

Además, hay que aclarar que para la realización de estas operaciones los hospitales deben contar con tecnología de punta y personal altamente calificado.

Este escenario se presenta en pocas clínicas de los países latinoamericanos y solo aquellas con inversiones significativas en investigación y capacitaciones pueden ofrecer a los pacientes intervenciones con tecnología de punta como la descrita en este artículo.

Lo que sí es cierto, es que los avances de la ciencia médica son vertiginosos y por este motivo, como en otras áreas hoy en día, cada vez tanto pacientes como personal médico tendrán mejores alternativas terapéuticas para tratarlas condiciones médicas.

Por eso, los futuros cirujanos cardiovasculares tendrán la oportunidad de realizar procedimientos mucho más complejos, con técnicas menos invasivas para el paciente, con mayor precisión y eficiencia, menor tiempo en la sala de cirugía, con disminución de riesgos, complicaciones inferiores y con una recuperación más amigable, que permita a las personas retomar con mayor rapidez sus actividades diarias.

Photo Pixabay

Cirugía cardiovascular

¿Cuál es la diferencia entre un cirujano cardiovascular y un cirujano vascular?

doctor-2568481_1280

Los términos médicos en muchas ocasiones pueden confundir a las personas ya que algunas palabras tienen relaciones fonéticas y semánticas, que dificultan su diferenciación.

Este es el caso de las especialidades de cirugía cardiovascular y cirugía vascular, que a la mirada de una persona que desconoce con exactitud lo que trata cada una, pueden terminar resultando lo mismo.

Es por esto, que en este artículo definiremos la esencia de cada una de ellas y las condiciones o enfermedades que tratan.

Si usted está investigando con qué médico solicitar una cita para sus afecciones cardíacas, este artículo puede ser de su interés ya que le evitará que vaya al cirujano equivocado y que pueda distribuir su tiempo de una manera más asertiva.

Sin más preámbulos comencemos con las definiciones respectivas.

Cirugía Cardiovascular:

Esta especialidad de la medicina se dedica a sanar las fallas y enfermedades que afectan al sistema cardiovascular y que requieren una intervención quirúrgica.

En palabras más comunes, esta especialidad se enfoca en el corazón, y en las arterías y venas que están conectados con este órgano vital.

En la práctica los cirujanos cardiovasculares, cumplen la función de diagnóstico y realización de procesos terapéuticos relacionados con dicho sistema.

En este sentido, usted debe consultar un cirujano cardiovascular si presenta alguna de estas condiciones.

1. Ha sido remitido por un médico cardiólogo.

2. Presenta dolores en el pecho incapacitantes por algunos minutos.

3. Tiene mareos o ha disminuido significativamente su rendimiento cardiaco. Por ejemplo, ahora le toma el doble de tiempo realizar el mismo ejercicio.

4. Ha tenido un evento agudo como un infarto al miocardio.

5. Ha sido diagnosticado con una falla cardíaca y requiere seguimiento constante.

Por otro lado, los procedimientos más comunes realizados bajo esta especialidad son:

§ Cirugía coronaria (bypass o puentes coronarios).

§ Cirugía valvular (sustitución y reparación valvular).

§ Cirugía de los grandes vasos (arterias aorta y pulmonar).

§ Cirugía de las arritmias.

§ Trasplante cardiaco e implante de asistencias ventriculares.

Cirugía vascular:

Por otro lado, la especialidad de cirugía vascular se ocupa de los trastornos y enfermedades que se presentan en las venas y arterias, como, por ejemplo, obstrucciones, dilataciones o fallas congénitas que impiden que se transporte de forma adecuada la sangre alrededor de todo el cuerpo. En estos casos el corazón puede estar funcionando perfectamente, pero, aun así, la sangre no circula bien.

En términos más coloquiales esta especialidad trata con cirugía las venas y arterías que están impidiendo que la sangre llegue con un flujo abundante y constante a los diferentes órganos del cuerpo.

Así, usted debe asistir a un cirujano vascular si presenta alguna de las siguientes condiciones:

1. Siente dolores en las pantorrillas, muslos y/o nalgas.

2. Si presenta dedos morados.

3. Si tiene baja presión en las extremidades.

4. Si presenta calambres muy agudos durante el ejercicio que cesan cuando está en reposo.

5. Si le han diagnosticado un aneurisma.

6. Si le han diagnosticado arterioesclerosis de la arteria carótida

7. Cuando le hayan diagnosticado una enfermedad arterial periférica.

8. Al tener venas varicosas u otras complicaciones

Como puede ver, los cirujanos cardiovasculares, también tratan algunas enfermedades que se presentan en las arterias y venas, pero únicamente aquellas que llegan y salen directamente del corazón.

Por eso, es muy importante que usted conozca muy bien, antes de solicitar una cita con un cirujano especialista, la parte del cuerpo que está presentando complicaciones.

En lo posible siga las instrucciones del médico general quien es el primero en direccionarlo en el camino correcto.

Recuerde que algunos síntomas pueden ser indicaciones de varias condiciones, por eso es posible que usted sea remitido a diferentes especialistas para tener un diagnóstico acertado.

Por favor, escríbanos sus inquietudes, será un gusto resolverlas.

Photo Pixabay

Cirugía cardiovascular

La importancia de la familia en los procesos de Cirugía Cardiovascular

2team-spirit-2447163_1280

Recibir la noticia de una cirugía cardiovascular en el núcleo familiar impacta fuertemente al paciente, a los seres queridos que conviven con él y a los conocidos que comparten una porción de su rutina diaria.

Generalmente, el centro de atención es la persona que está presentando afecciones en su corazón y las necesidades de quienes lo rodean pasan a un segundo plano, e incluso pueden ser completamente desapercibidas.

Sin embargo, el papel de los familiares es fundamental en todo el proceso, ya que es gracias a su apoyo, conocimiento y disposición que el personal médico y el paciente pueden atravesar de forma más armónica las diferentes etapas que una cirugía de esta envergadura conlleva.

Si un familiar está próximo a ser intervenido en una cirugía cardiovascular, continúe leyendo este artículo para conocer la importancia de su papel durante todo el proceso.

1. Apoyo durante la etapa previa a la Cirugía Cardiovascular

Primero es muy importante que dimensione el impacto que puede producir la noticia de saber que algo está fallando en el corazón de su ser querido, póngase en sus zapatos y entienda lo que la otra persona puede estar sintiendo.

Es claro, que usted también puede sentir incertidumbre sobre la condición de su familiar y entrar en un estado de ansiedad, por eso, es importante que acompañe a la persona a las consultas con el cirujano, para preguntarle todas sus inquietudes, conocer el riesgo de la operación, entender todas las etapas y cómo puede aportar y así, estar tranquilo y mantener la calma.

Su papel como soporte emocional es muy importante y la invitación es a que busque espacios para comprender la situación, a que realice meditaciones diarias que reduzcan la ansiedad y a que contacte ayuda profesional si cree que esto puede ayudarle a manejar mejor el proceso.

Recuerde que la mente suele crear escenarios imaginarios que muchas veces no se corresponden con la realidad, por eso, aquietar los pensamientos es fundamental para reducir la ansiedad.

Ahora, puede que, en algunos casos, cuando el paciente ya presenta edad muy avanzada y poca lucidez, usted sea quien deba recordar los horarios de los exámenes, las consultas y la toma de los medicamentos. En estos casos le recomendamos llevar una agenda y programar recordatorios en el celular.

2. Actitud durante la cirugía

El reto durante las horas de cirugía es soltar el control y confiar en que el personal médico de la clínica está realizando todas las medidas necesarias para proteger la salud del paciente.

Sabemos que estas horas pueden percibirse más lentas y que por momentos la ansiedad puede tomar el control. Para la primera situación, le recomendamos llevar un libro que lo entretenga y para la segunda realice el siguiente ejercicio:

a. Tome aire profundamente y exhale fuertemente. (Repita tres veces)

b. Centre su atención en la respiración, observe como el aire que entra llena sus cavidades y luego visualice como sale.

c. Si se distrae vuelque de nuevo la atención en la respiración.

d. Haga este ejercicio por lo menos durante 10 minutos.

3. Acompañamiento durante la recuperación

Los primeros días, mientras el paciente se encuentre hospitalizado usted contará con el apoyo del personal médico de la clínica, quien le dará información sobre los cuidados en casa. Preste mucha atención a las recomendaciones y pregunte todo lo que considere pertinente.

Ya en el hogar, permita que el paciente realice pequeñas actividades que no requieran mucho esfuerzo, escúchelo si quiere hablar de sus miedos y preocupaciones.

También es muy importante que usted y todas las personas que conviven con el paciente participen activamente en un cambio de hábitos. Haga de la alimentación balanceada y el ejercicio una rutina diaria. Además, si usted es fumador planeen en conjunto dejar el consumo de cigarrillos. Está comprobado que es más fácil adquirir nuevos hábitos si todos en la familia participan del cambio.

Durante las primeras semanas acompañe al paciente a sus terapias de recuperación y a las consultas con el cirujano. Todas las observaciones y mejoras que usted perciba pueden ayudarle al médico y a las enfermeras para brindarles una mejor asesoría.

Como puede ver, los familiares cumplen un papel vital en todo el proceso de una Cirugía Cardiovascular. Si quiere profundizar más en la importancia de su rol, lo invitamos a descargar La guía para familiares/cuidadores de pacientes con cirugía cardiovascular, donde encontrará información muy útil para sobrellevar de manera serena todo este proceso.

Cirugía cardiovascular

Tipos de cirugía cardiovascular que existen

corazónCírugia cardiovascular

La cirugía cardiovascular es la rama de la medicina que trata las enfermedades quirúrgicas del corazón y de los grandes vasos que lo conectan con el resto del cuerpo: la arteria pulmonar, la aorta ascendente y el tronco aórtico. A simple vista, parece un campo muy limitado pero la realidad es que la cirugía cardiovascular utiliza diferentes técnicas y abordajes para cada enfermedad.

Por ejemplo, la circulación extracorpórea y la evolución de técnicas mínimamente invasivas para poner implantes valvulares sin necesidad de detener el corazón son avances médicos sin precedentes que han cambiado la historia de la medicina y de los pacientes.

Los principales tipos de cirugía cardiovascular son:

  1. Cirugía coronaria, también conocida como bypass o puentes coronarios.
  2. Cirugía valvular, o reemplazo y reparación de las válvulas.
  3. Cirugía de grandes vasos
  4. Cirugía de arritmias
  5. Trasplante cardíaco

A continuación, encontrará una descripción de cada uno de los procedimientos mencionados.

Bypass coronario

Seguramente usted conoce a alguien que ha tenido que enfrentarse a una cirugía de bypass, pues esta intervención es la más común de todas.

Se realiza cuando una arteria coronaria se encuentra enferma u obstruida y, por ende, requiere de un puente que evite la obstrucción y permita la correcta circulación de la sangre.

Durante la cirugía se divide el esternón, se detiene el corazón y se conecta al paciente a una máquina de circulación extracorpórea.

Generalmente se utiliza un trozo de un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo como la pierna, el brazo o la arteria mamaria.

Cuando un paciente entra a cirugía, el médico puede descubrir que la persona necesita más de un bypass y realizar tantos como sean necesarios.

Al finalizar la intervención se habrán creado nuevas rutas que permiten la correcta oxigenación y recepción de nutrientes por parte del corazón.

Cirugía Valvular

Para comprender la cirugía valvular es importante entender cómo funciona el corazón. Este bombea sangre es una sola dirección y las válvulas se encargan de que el flujo sanguíneo no retroceda. En cada latido las distintas cavidades del corazón se llenan de sangre y con la presión adelante y detrás de las válvulas se logra que estas se abran y cierren en el momento adecuado.

Este proceso de abrir y cerrarse se realiza más de 60 veces por minuto y con el tiempo las válvulas se desgastan y pueden llegar a presentar fallas que requieren de una cirugía cardiovascular.

Las dos condiciones más comunes son:

Estenosis: la válvula no se abre lo suficiente por lo que entra solo una pequeña cantidad de sangre. Esto ocurre cuando las valvas se engrosan, se endurecen o se fusionan.

Regurgitación: la válvula no se cierra bien y por lo tanto la sangre se devuelve.

Dependiendo de la gravedad y deterioro de la válvula esta puede ser reparada o reemplazada. En el primer caso el cirujano hará una reconstrucción para que ésta funcione correctamente y en el segundo pondrá un implante biológico o mecánico para sustituir la válvula existente.

Para conocer más detalles de la cirugía valvular haz click aquí.

Cirugía de grandes vasos

Esta cirugía es la encargada de intervenir un aneurisma. Un aneurisma es una dilatación, en forma de globo, que se forma en un vaso sanguíneo o en la pared del corazón.

Hoy en día existen diferentes técnicas mínimamente invasivas con el objeto de no hacer una cirugía a corazón abierto, donde las incisiones son muy pequeñas, se accede al corazón y puede realizarse el procedimiento sin necesidad de conectar al cuerpo a una circulación extracorpórea.

Para reparar un aneurisma el cirujano cardiovascular deberá encontrar el vaso afectado o la parte del corazón deteriorada para sustituirla con un injerto que funciona como un parche y evita que dicha zona se reviente.

Cirugía de Arritmias

Las arritmias pueden controlarse con medicamentos y en casos muy avanzados será necesario realizar una intervención quirúrgica donde el cirujano implanta un dispositivo de estimulación, comúnmente llamado marcapasos.

Este procedimiento es más sencillo que los antes descritos y por lo tanto puede llevarse a cabo en un laboratorio de caterización.

Trasplante cardíaco

Un trasplante de corazón es un proceso complejo que requiere de un equipo de profesionales que acompañen los dos momentos cruciales, por un lado, la cirugía del donante, donde el cirujano cardiovascular debe determinar si el corazón se encuentra en las mejores condiciones y cuenta con los requisitos para ser aceptado por el beneficiario y un segundo procedimiento con el paciente receptor, donde efectivamente se realiza el trasplante cardíaco.

Estos son los principales tipos de cirugía cardiovascular que se realizan. Ahora, con los avances médicos estas intervenciones son cada vez menos traumáticas, lo que permite que la recuperación sea más rápida y que los pacientes puedan retomar pronto su vida.

Cirugía cardiovascular

Las cirugías coronarias y sus factores de riesgo

hearth-1674896_1280 (1)

Las cirugías coronarias representan un índice alto de procedimientos quirúrgicos en los hospitales. Por eso, durante los últimos 40 años la comunidad científica y los cirujanos cardiovasculares han realizado diferentes investigaciones y avances médicos que permiten reducir los riesgos de este tipo de intervenciones.

Los dos avances, en cirugías, más destacados son la circulación extracorpórea (CEC) y la implementación de injertos dobles de la arteria mamaria interna que sin lugar a dudas han sido fundamentales para mejorar las expectativas de éxito.

Hoy en día, a pesar de que los pacientes son mayores y presentan condiciones más complejas que las que se podían encontrar en décadas anteriores debidas a la edad, la cirugía coronaria continúa reduciendo sus riesgos y la mortandad ha disminuido a corto y mediano plazo.

 

Sin embargo, este tema de las tasas de mortandad debe tratarse con suma delicadeza, pues, aunque a lo largo de los años se han realizado diferentes estudios para medir el nivel de mortalidad, lo cierto es que muchos de ellos se han basado en el número de pacientes que han muerto, pero en realidad no han ofrecido un análisis más profundo de las condiciones geográficas y estados particulares de salud de las personas involucradas.

 

Es importante hacer énfasis en estos aspectos, para que el lector comprenda que existen una serie de variables, muchas veces imposibles de medir, que alteran la interpretación de las cifras que se pueden hallar en las principales fuentes de información que existen en Internet.

 

Nuestra primera recomendación es preguntarle al cirujano cardiovascular, sobre sus condiciones particulares y los niveles de riesgo que presentará una intervención para usted. Gracias a su historia clínica en la que se analiza edad, peso, hábitos y enfermedades previas, entre otros, este profesional será la persona más indicada para informarle cuáles son los riesgos de la operación.

 

A continuación, enunciaremos algunos de los factores que aumentan los riesgos a la hora de realizar una cirugía coronaria.

 

Cirugías coronarias en mayores de 65 años:

 

La edad es uno de los factores más importantes a la hora de analizar el riesgo quirúrgico, pues es probable que el cuerpo de los adultos mayores ya tenga presente deficiencias en otras áreas y que esto dificulte la recuperación del organismo después de la cirugía.

 

Sin embargo, el número no es lo único importante, un paciente mayor con un estilo de vida saludable tendrá menos riesgos que una persona joven que ha descuidado su organismo.

 

Cirugías coronarias en fumadores:

 

Cada vez que alguien consume un cigarrillo aumenta la frecuencia cardíaca y las principales arterías se contraen.

 

Además, otras sustancias presentes en los tabacos hacen que se acumule grasa en las arterias y cuando esto llega a niveles insostenibles la sangre no puede llegar al corazón y se produce un infarto.

 

Cirugías coronarias en hipertensos:

 

Cuando un paciente es hipertenso, sus arterias reciben una presión más alta de lo normal, lo que hace que estas se vuelvan cada vez más gruesas. Sin un tratamiento médico y cuidados básicos como actividad física moderada y alimentación saludable, esto puede desencadenar complicaciones graves como infarto al miocardio, hemorragia o trombosis cerebral.

 

Por esto, las personas que padecen de esta enfermedad deben tener controles médicos para prevenir eventos agudos como los antes descritos.

 

Cirugías coronarias en obesos:

 

La obesidad se caracteriza por un exceso de tejido adiposo en el cuerpo. Esta acumulación de grasa hace que el metabolismo sea más lento y se convierte en un agravante de otras condiciones médicas como la hipertensión y las complicaciones cardiovasculares.

 

Por eso, es muy importante que las personas con obesidad que además presentan enfermedades cardiovasculares empiecen por bajar de peso en compañía de profesionales en esta área de la salud y con esto, reducir sus riesgos.

 

Cirugías coronarias en diabéticos:

 

La acumulación de glucosa en la sangre, ocasionada por la imposibilidad del páncreas de producir insulina, daña progresivamente los vasos sanguíneos, las venas y las arterias y por este motivo padecer esta enfermedad aumenta el riesgo durante una cirugía cardiovascular.

 

A pesar de presentar alguno de los factores de riesgo antes mencionados es importante reconocer que hoy en día el índice de mortandad de las cirugías coronarias es muy bajo y que, como se mencionaba al inicio, la medicina continúa realizando grandes avances que de la mano de excelentes cirujanos cardiovasculares mejoran la calidad de vida las personas.

 

Cirugía cardiovascular

¿Cómo programar una cirugía cardiovascular?

programar una cirugía cardiovascular

Sabemos que recibir la noticia de que debe programar una cirugía cardiovascular causa ansiedad, preguntas, incertidumbres y la necesidad de tomar decisiones inmediatas que afectan sus planes y los de sus familiares a corto plazo.

Tal vez, muchas de sus inquietudes están relacionadas con las circunstancias posteriores a la operación, porque desea entender el panorama al que se enfrentará una vez haya sido intervenido.

Sin embargo, también existen algunos procedimientos previos a la operación que es importante que usted tenga en cuenta y que con ello pueda programar su agenda y dedicar el tiempo que sea necesario para tener todo planeado y en orden, en el momento de su cirugía.

Por esto, el objetivo de este artículo es darle información que le permita comprender cómo es en general el procedimiento, cuáles son los aspectos que debe tener en cuenta y qué puede esperar después de una cirugía cardiovascular.

¿Qué debe programar los días previos a la cirugía?

La historia clínica de cada paciente es diferente y esto significa que el proceso que ha vivido una persona para ser remitido al cirujano es muy distinto al de otra.

Es importante tener esto en cuenta, porque usted tendrá una primera evaluación por parte del equipo de cirugía cardiovascular, donde se analizarán los resultados de los exámenes que le han realizado y de ser necesario se le remitirá para que se realice otras pruebas.

En este sentido, es importante que usted se programe, pues estos exámenes requieren de su tiempo.

Programar cita de evaluación con el cirujano cardiovascular

Una vez usted tenga todos los exámenes solicitados tendrá una cita de consulta con el cirujano cardiovascular, quien hará un análisis de sus resultados y le indicará el procedimiento a seguir.

En el caso de que necesite cirugía es importante que usted tenga en cuenta que la autorización del procedimiento puede tomar entre 3 y 5 días; y que solo con esta autorización se puede proceder a programar una cirugía cardiovascular.

Asignar una fecha para la cirugía

Es fundamental que usted sea consciente que hay otros pacientes que requieren una intervención quirúrgica y que posiblemente hayan sido remitidos antes que usted. También que cada cirujano tiene sus propios horarios y que, por lo tanto, es necesario ajustarse a estas limitantes.

Por esto, le recomendamos que durante la consulta con el equipo de cirugía cardiovascular pregunte en qué horarios y qué días realiza operaciones el médico y con esto usted pueda programarse mejor.

¿Qué debe tener en cuenta para programar una cirugía cardiovascular?

  1. Debe ser consciente de la gravedad de su condición y programar su cirugía lo antes posible si esta ha sido la recomendación del médico.
  2. El tiempo de estancia hospitalaria es de 6 a 8 días en promedio.
  3. Durante 1 mes usted debe programar 3 sesiones semanales de recuperación cardíaca.
  4. Durante las primeras 4 semanas es normal que usted se sienta cansado y sin ánimos. Por lo tanto, es mejor no tener eventos sociales donde su asistencia sea importante.
  5. No puede manejar vehículos durante 6 semanas. Así que no programe viajes que requieran de su conducción.

Cita con el anestesiólogo

Días antes a su cirugía usted debe tener una consulta con el anestesiólogo. Así que es importante que contemple este compromiso en su cronograma.

El día anterior a la cirugía

programar una cirugía cardiovascular

Un día antes de su intervención usted deberá ir a la clínica para hacer una reserva de sangre. Esta será utilizada durante la cirugía si llega a ser necesario.

En todo caso, una cirugía cardiovascular es un evento que cambia las dinámicas cotidianas y, que requiere de su tiempo y disposición.

Antes de la intervención, lo invitamos a bajarle al ritmo de su vida, reducir el estrés, prepararse física y emocionalmente, y meditar.

Comprenda que su corazón le está haciendo un llamado de atención y que es importante programar una cirugía cardiovascular con consciencia esto signifia dedicarle tiempo a lo importante y no a lo urgente, y reconocer que debe asiganr un tiempo prudente para procedimientos previos y la posterior recuperación.

Photo by Curtis MacNewton on Unsplash
Photo by Brooke Lark on Unsplash
Cirugía cardiovascular

Alimentación después de una cirugía cardiovascular

comida-saludable

Después de una cirugía cardiovascular el cuerpo requiere descanso, así que una vez en casa, es muy importante darle a su cuerpo los alimentos necesarios que le aporten suficiente energía para recuperarse. La sanación no solo es física, también es mental y emocional, y es en estos tres escenarios donde la alimentación juega un papel fundamental.

Cada paciente es un mundo aparte, y los gustos personales y las reacciones del metabolismo son tan diferentes como seres existen. Sin embargo, para nadie es un secreto que una dieta sana y balanceada, siempre traerá enormes beneficios, y en el caso de personas que han sufrido de padecimientos cardiovasculares no solo los ayudará a recuperarse, sino que además será un mecanismo de prevención muy eficaz para no desarrollar males similares en el futuro.

En general, lo ideal es que el cardiólogo o el cirujano a cargo de su operación le entreguen una dieta que se ajuste a su condición y que lo ayude a recobrarse adecuadamente. No obstante, existen unos principios básicos que mencionaremos en este artículo, que sin duda lo harán sentir mejor y con energía.

Primero, recuerde que la recuperación de una cirugía puede llevar entre 3 y 6 semanas, y aunque usted ya se sienta como el de antes, es posible que internamente se estén llevando a cabo procesos de cicatrización que requieren de los mejores nutrientes para completarse de manera exitosa. Así que mantenga por un tiempo prolongado la dieta y si es posible conviértala en un nuevo estilo de vida.

Si se encuentra en los primeros días después de la cirugía cardiovascular es posible que sienta poco apetito. No se preocupe, esto es normal, al cabo de unos pocos días volverá a sentir ganas de comer. Si este es su caso, lo mejor es optar por porciones pequeñas varias veces al día e ir aumentando paulatinamente la cantidad. Si siente nauseas o mareos, vuelva a reducir las cantidades y vaya tanteando cómo responde su organismo.

Por ningún motivo deje de comer, en esta etapa es muy importante que el cuerpo este fuerte y saludable, y es precisamente de la comida de donde obtiene energía.

Una vez pasen los primeros días, usted comenzará a sentir ganas de comer y en este momento es muy importante que no retome malos hábitos. Por eso a continuación, enumeramos algunos conceptos básicos para tener en cuenta después de una operación del corazón.

Proteínas

Las proteínas de origen animal deben ser magras, asadas, horneadas o al vapor preferiblemente.

La mejor fuente de proteína para el organismo serán los pescados como el atún, el salmón y las sardinas, pues además de la calidad de la carne contienen ácidos grasos omega 3 que son muy buenos para el organismo.

Grasas

Es vital reducir las grasas saturadas y el colesterol, estos se encuentran en la mantequilla, la nata, los lácteos enteros y en los aceites de coco y de palma. Reemplace estos alimentos por aceite de oliva, quesos bajos en grasa y yogurt griego.

Carbohidratos

Incluya carbohidratos saludables en su dieta como arroz integral, avena, quínoa, frijoles, cebada y pasta integral. Estos le darán las calorías necesarias para que el cuerpo tenga suficientes energías para recuperarse.

Frutas y verduras

Por supuesto deberá aumentar el consumo de frutas y verduras, estas le proporcionarán la fibra necesaria y lo ayudarán a sentirte satisfecho.

Meriendas

También hay que darle alegría a la vida con un poco de dulce. En estos momentos no está en condiciones de consumir azúcar refinada, pero unos arándanos, mango y gelatina sirven como postre y le quitarán la ansiedad de dulce.

En la media mañana y en la media tarde puede consumir frutos secos como almendras, nueces y marañones.

Recuerde, la dieta correcta es la mejor aliada después de una cirugía cardiovascular, con una alimentación natural y saludable, pronto se sentirá de maravilla para continuar con las actividades diarias.

También le recomendamos estar positivo y optimista frente a su condición, con un estado de ánimo y emociones balanceadas, unos minutos de meditación diarios y mucha fe pronto se sentirá fuerte y con energía nuevamente. ¡Feliz recuperación!

Conozca todo lo que debe saber antes, durante y después de una cirugía cardiovascular.